• Noticias

    sábado, 10 de abril de 2021

    ¡Huesos secos Vs. Vida!


    Reflexión | Sandy Yanilda Fermín





    ¡Huesos secos Vs. Vida!

     

    ¿En algún momento has sentido ser un hueso seco? ¿Te has visto en un desierto convertido en huesos secos? ¿Te preguntaste si podrías salir de ese valle sin vida?

     

    Hace mucho tiempo leí en el libro de Ezequiel (37, 1-14), este pasaje que ahora puedo enfocar mejor desde la Resurrección. Me encantó este mensaje de los huesos secos, debido a lo siguiente:

     

    Si en algún momento nos empuja la vida a ser huesos secos, tener una vida estéril y quedarnos sin esperanzas, es nuestra decisión no aceptarlo y llenarnos de alegría al recibir un espíritu Santo que nos mantendrá en armonía.

     

    Si en algún momento, nos sentimos en la muerte y sobre cenizas, derrotados y abatidos, Dios nos sacará del valle de tinieblas en el que podamos estar para darnos vida.

     

    Aunque nos sintamos unos huesos secos, sin vida en la fe y sin deseos de realizar algo nuevo, Dios nos levanta y nos impulsa a no quedarnos estáticos sino a buscar la vida, correr detrás de ella.

     

    Aunque sintamos ser unos huesos secos, para no estar en contemplación con la naturaleza ni en sintonía con nosotros mismos, Dios nos restaura y nos renueva.

     

    Si en algún momento sientes tu vida convertida en huesos secos, una vida reseca sin paz... Reflexiona sobre la tristeza que tuvieron los discípulos al sentirse solos y, como luego, al ver un Jesús resucitado volvieron a la vida, volvieron a ser felices y lo más importante a difundir su historia a toda la tierra.

     

    En este tiempo de pandemia muchas personas han pasado de ser unos huesos secos, a ser mejores personas a nivel a personal, en comunidad, en el trabajo y hasta visualizarse en un futuro de cambio.

     

    Jesús vivió en carne propia ser un hueso seco y más aún, tener unos huesos triturados. Qué bonito fue, ofrecer su dolor por nosotros y para nosotros y así darnos su ejemplo para seguirlo.

     

    Hay una canción que resume esta reflexión para motivarnos a mirar a Jesús, él siempre nos invita y nos espera con los brazos abiertos: “Cuando flaquea mi Fe y siento desfallecer, cuando no pueda seguir y falten fuerzas en mí… Es Jesús el pan de vidami alegría y mi sustento”.

     

    Dios nos regaló la vida. ¡Demos gracias por siempre guiarnos y cuidarnos!

     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Fe y Vida

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Lectura Orante

    Entradas populares