• Noticias

    miércoles, 14 de abril de 2021

    Los logros de nuestros hijos…


    La Familia | Arelis Encarnación/ADH





    Los logros de nuestros hijos…

     

    Cuando Dios nos da la oportunidad de convertirnos en padres, además de verlos crecer, acompañarlos en su crecimiento y ayudarle a formarse, vamos subiendo los peldaños de su propia escalera.

     

    En el proceso de crecimiento sin importar el sexo observamos sus inquietudes, sus sueños puros, su idea tan simple de querer hacer de este mundo un espacio sencillamente habitable y con las cosas que son importante para vivir.

     

    Muchos de niños soñaron con ser presidente de su país, siguiendo lo aprendido en la historia de donde hemos nacido, un ejemplo como algún personaje que lucho y consiguió la libertad de su pueblo; en nuestro caso Juan Pablo Duarte ha sido referente para crear la nación en la que vivimos. Sus ideales han dado a luz grandes políticos, historiadores; Nuestras mujeres acompañaron a estos gestores de libertad siempre sumando.

     

    Niña o niño tienen sus sueños en su corazón. Sueñan con ser Astronautas para ir a la luna y descubrir que hay dentro de ella, ¿será el rostro de María y Jesús, como a veces se dibuja? Otros soñaron con ser sacerdotes o monjas; con vocación de servicio por los más necesitados, para salvar al mundo de la maldad, para dar a conocer el evangelio por todo el mundo.

     

    Hay unos niños que solo quieren ser papá y mamá, con una familia numerosa, dedicados a criarlos, hacer de ellos buenos cristiano y grandes ciudadanos, es una tarea ardua; pero en su cabecita todo es perfecto.

     

    Están aquellos niños y niñas que desean varias profesiones, ser veterinarios y youtubers, está muy de moda entre los más cibernéticos; aman los animales, nacieron con una tablet casi en sus manos y además papá y mamá manejan al dedillo todo lo que tiene que ver con las redes sociales, no tanto así la computadora con todo su potencial.

     

    Ellos creen, ellos crean; para ellos la vida es sencilla y no ven dificultad alguna. Cuando teníamos su edad a los adultos de hoy nos pasaba lo mismo, hemos perdido en el camino esa capacidad, ¿será la inocencia que se perdió o se escondió en el camino? Es entonces muy cierto lo que se lee en las escrituras “Debemos ser como niños para entrar en el Reyno de los cielos”. Y agrego NO es la edad sino el sentimiento en inocencia… Y digo esto porque da mucha ternura escuchar a niños pequeños responder preguntas de adultos.

     

    Si tienes pequeños en casas haz este experimento, y veras como te divertirás, pero se respetuoso ya que ellos se lo toman muy en serio y de ahí puede depender que esos chicos lleguen a ser hombres de grandes valores.

     

    A pesar de los antivalores imperantes, como muchas de las canciones con letras vergonzantes donde no dejan nada a la imaginación en las relaciones de parejas, y hacen uso del lenguaje de manera incorrecta y adema los niveles de decibeles con los cuales escuchan estos temas suman un problema de salud para el medio ambiente; a pesar de todo ello hay jóvenes con valores que no apoyan la cultura de la falta de respeto.

    Estos jóvenes, nuestros hijos, los que la vida nos dio, enseñan a sus padres a entender la nueva sociedad, ellos nos ayudan grandemente y están logrando darle la vuelta a la realidad con una gran facilidad, por ello los logros de nuestros hijos son los nuestros. ¡Gracias por existir! ENHORABUENA. 


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    La Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares