• Noticias

    jueves, 13 de mayo de 2021

    La pregunta del millón


    Casa de Luz / Juan Rafael Pacheco, casadeluzjn812@gmail.com






    La pregunta del millón


     

    En tiempos atrás, se hizo muy popular en la televisión norteamericana un show que ponía al concursante a contestar una pregunta y, si acertaba la respuesta, se ganaba un millón de dólares.

     

    ¡La pregunta del millón! Esa es la pregunta que todos tarde o temprano tenemos que hacernos: "¿Qué debo hacer con mi vida?" Y ojalá lo hagamos más temprano que tarde.

     

    Esa misma pregunta se la hizo un joven rico hace dos mil años. Jesús se la contestó con toda claridad: “…si quieres entrar en la vida, cumple los mandamientos… no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no levantarás falso testimonio, honra a tu padre y a tu madre, ama a tu prójimo como a ti mismo.”

     

    Le dijo entonces el joven: ‘Todo eso lo he cumplido desde mi niñez, ¿qué más me falta?’… ‘Si quieres ser perfecto, ve a vender todo lo que tienes, dales el dinero a los pobres, y tendrás un tesoro en el cielo; luego ven y sígueme’. Al oír estas palabras, el joven se fue entristecido, porque era muy rico.” (Cf Mt 19,16-22)

    .

    La respuesta de Jesús tiene muchas vertientes. ¿A cuáles bienes se referirá el Señor cuando nos pide “vender todo”?  A todos nos interesa analizar bien este asunto. En juego está la vida eterna.

     

    San Juan de la Cruz nos dice que “cuanto más te separes de las cosas de la tierra, más te acercarás a las del cielo y más encontrarás las riquezas de Dios... Apártate del mal, haz el bien, busca la paz. El que se queja o murmura no es nada perfecto, ni tan sólo buen cristiano. Es humilde el que se esconde en su propia nada y sabe abandonarse a Dios. Es pacífico el que sabe soportar al prójimo y soportarse a sí mismo. Si quieres ser perfecto, vende tu voluntad y dala a los pobres de espíritu, después vuélvete hacia Cristo para obtener de él la suavidad y la humildad, y síguele hasta el Calvario y el sepulcro.” ¡Tremenda receta!

     

    El padre Clemente González, uno de mis comentaristas favoritos en Catholic.net, retoma el tema y nos dice:

     

    “¿Qué debo hacer con mi vida? ¿Huir de ella o aprovecharla? El joven del evangelio sentía una inquietud en el fondo de su alma. Había decidido romper con el pecado. Seguramente tendría amigos refugiados en el egoísmo, los placeres, la violencia, la indiferencia ante el sufrimiento de los demás. Pero él no era así. Quería llegar a la vida eterna, y por eso se acercó a Jesús para preguntarle qué debía hacer.

     

    ¿Alguna vez te has hecho esa pregunta? ¿Y cuál ha sido la respuesta? ¿Ha sido una respuesta de amor? Porque este joven, aunque estaba bien dispuesto, no supo estar a la altura y se fue triste. ¡Qué contradicción! Poseía muchos bienes, y en lugar de estar alegre, se marchó con un rostro marcado por la tristeza y el desengaño. En el fondo, no estaba dispuesto a decir sí a Jesús y optó por seguirse a sí mismo.

     

    Seguir a Jesús exige esfuerzo, desprenderse de lo que uno más ama. Significa sacrificio, pero también alegría y realización humana. No hay que tener miedo a lo que nos exija la vivencia auténtica de nuestro cristianismo, porque no estamos solos. ¿Acaso Cristo nos va a abandonar? ¿No nos acompaña con sus sacramentos? ¿No nos va a consolar cada vez que le hablemos en la oración? Seguir a Cristo es el camino para aprovechar bien la vida.”

     

    Bendiciones y paz. ADH 794



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares