• Noticias

    miércoles, 2 de junio de 2021

    La oración en el discipulado


    Vida cristiana | Redacción Amigo del Hogar





    La oración y el discipulado

     

    Los Evangelios nos muestran cuanto era fundamental la oración en la relación de Jesús con sus discípulos, reflexiona el Papa en sus catequesis sobre la oración. Ya se aprecia en la elección de los que luego se convertirían en los apóstoles. Lucas sitúa la elección en un contexto preciso de oración y dice así: «Sucedió que por aquellos días se fue Él al monte a orar, y se pasó la noche en la oración de Dios. Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, y eligió doce de entre ellos, a los que llamó también apóstoles» (6,12-13).

     

    Siguiendo su reflexión el papa Francisco nos hace caer en la cuenta de cuán importante y fundamental es la oración en la vida del cristiano. En 5 claves de lectura podemos confirmar el significado de la oración discipular.

     

    1.     Jesús los elige después de una noche de oración. Parece que no haya otro criterio en esta elección si no es la oración, el diálogo de Jesús con el Padre. Aunque luego veamos a los discípulos fallarle al Señor, esta elección demuestras que los nombres de ellos están inscritos en el plan de Dios.

     

    2.   La oración en favor de sus amigos es una continuidad en la vida de Jesús. Él se preocupa por ellos, los lleva en su corazón, así como los recibió del Padre, incluso en sus errores y caídas. No los eligió porque eran buenos. Es la vocación gratuita, que en nuestra acogida nos va haciendo “según Cristo”.

     

    3.   Jesús fue maestro y amigo, siempre dispuesto a esperar pacientemente la conversión del discípulo. El punto culminante de esta paciente espera es la “tela” de amor que Jesús teje en torno a Pedro “cuando hayas vuelto, confirma a tus hermanos” (Lc 22,31-32). Es impresionante saber que, en el tiempo del desfallecimiento, el amor de Jesús no cesa.

     

    4.   Jesús nunca nos abandona. “Pero Padre, si estoy en pecado mortal, ¿el amor de Jesús sigue ahí? — Sí, ¿y Jesús sigue rezando por mí? — Sí — Pero si he hecho cosas muy malas y muchos pecados, ¿sigue amándome Jesús? — Sí”. El amor y la oración de Jesús por cada uno de nosotros no cesa, es más, se hace más intenso y somos el centro de su oración, sigue diciendo el Papa.

     

    5.    La oración de Jesús en la verificación de sus discípulos. Su oración puntualmente en un momento crucial de su camino, el de la verificación de la fe de los discípulos. Mientras oraba a solas con ellos, les hace una pregunta fundamental: “Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?” Pedro le contestó en nombre de todos: “El Cristo de Dios”. Las grandes decisiones en la misión de Jesús están siempre precedidas de la oración intensa y prolongada. Siempre en esos momentos hay una oración.

     

    En esta perspectiva, que despierta instintivamente la repulsión, tanto en los discípulos como en nosotros que leemos el Evangelio, la oración es la única fuente de luz y fuerza. Es necesario rezar más intensamente, cada vez que el camino se empina.

     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares