• Noticias

    jueves, 24 de junio de 2021

    Las palabras que consuelan


    Generaciones | Alexis Cifuentes/ADH




    Las palabras que consuelan

     

    Con motivo de la próxima Jornada Mundial de los Abuelos y de las Personas Mayores, el papa Francisco ha enviado el Mensaje para la ocasión, en el cual el mismo, como anciano, se identifica y se muestra en la misma condición de sus destinatarios: los abuelos y mayores.

     

    Siguiendo a Jesús en el evangelio de Mateo, (cf. Mt 28,20), les comunica su promesa a quienes le siguen: Jesús está con nosotros, no nos abandona, seguimos la ruta de la vida, del amor, cuando permanecemos con él: “Yo estoy contigo todos los días” (cf. Mt 28,20) es la promesa que el Señor hizo a sus discípulos antes de subir al cielo y que ha de resonar en los abuelos y mayores.

     

    Esas palabras consoladoras y confirmadoras de nuestra andadura por la vida, las dirige el papa en su condición de ancianos, igual que ellos.  “Yo estoy contigo todos los días” son también las palabras que como Obispo de Roma y como “anciano igual que tú me gustaría dirigirte con motivo de esta primera Jornada”.

     

    La promesa de Jesús, dice de su presencia implícita en la vida de quienes buscan el amor, la justicia y la paz; y de forma explícita también en quienes dedican su vida a hacer visible esos valores del Evangelio en el mundo.

     

    Dirigiéndose el Mensaje especial a ese tramo de la vida, donde para muchos, todo se reduce al ocaso que anuncia la oscuridad, el Papa abre una luz desde la fe y la esperanza cristiana y les recuerda a sus destinatarios, que “ Toda la Iglesia está junto a ti —digamos mejor, está junto a nosotros—, ¡se preocupa por ti, te quiere y no quiere dejarte solo!

     

    De modo muy realista pero mirando más allá, el autor se hace consciente que la celebración llega en momentos difíciles, de la pandemia que afecta a toda la humanidad.

    Soy muy consciente de que este mensaje te llega en un momento difícil: la pandemia, a nosotros mayores nos ha reservado un trato especial, un trato más duro. La fe no esconde la dureza de la vida en ilusiones. Es cierto, “Muchos de nosotros se han enfermado, y tantos se han ido o han visto apagarse la vida de sus cónyuges o de sus seres queridos. Muchos, aislados, han sufrido la soledad durante largo tiempo”.

     

    Pero, no hay que olvidar que al Dios Padre esto le atañe, porque él no es indiferente a nuestras situaciones humanas: “El Señor conoce cada uno de nuestros sufrimientos de este tiempo. Está al lado de los que tienen la dolorosa experiencia de ser dejados a un lado. Nuestra soledad —agravada por la pandemia— no le es indiferente”.

     

    Joaquín, el abuelo de Jesús

    Una tradición narra que también san Joaquín, el abuelo de Jesús, fue apartado de su comunidad porque no tenía hijos. Su vida —como la de su esposa Ana— fue considerada inútil. Pero el Señor le envió un ángel para consolarlo. Mientras él, entristecido, permanecía fuera de las puertas de la ciudad, se le apareció un enviado del Señor que le dijo: “¡Joaquín, Joaquín! El Señor ha escuchado tu oración insistente”.[1] Giotto, en uno de sus famosos frescos,[2] parece ambientar la escena en la noche, en una de esas muchas noches de insomnio, llenas de recuerdos, preocupaciones y deseos a las que muchos de nosotros estamos acostumbrados.

     

    Desde esa narración, enfatiza la presencia del Señor, que en medio de la pandemia, “sigue enviando ángeles para consolar nuestra soledad y repetirnos: ‘Yo estoy contigo todos los días’”. Esto te lo dice a ti, me lo dice a mí, a todos, observa el papa Francisco.

     

    Por lo que ha expresado se atreve a proponer celebrar por primera vez la Jornada, porque ahí está su sentido: “he querido celebrar por primera vez precisamente este año, después de un largo aislamiento y una reanudación todavía lenta de la vida social. ¡Que cada abuelo, cada anciano, cada abuela, cada persona mayor —sobre todo los que están más solos— reciba la visita de un ángel!


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    La Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares