• Noticias

    domingo, 20 de junio de 2021

    San José en la Biblia


    Biblia | P. William Arias




    San José en la Biblia

     

    El Papa Francisco ha querido que, en este año tengamos muy presente la figura de San José, el cual tiene varios títulos en la Iglesia, tales como: esposo de la Virgen, custodio del redentor, obrero y otros, pero en la Biblia encontramos uno, que podría decir es abarcador de los demás, y ese es el título de justo.

     

    El evangelio de Mateo es el que más nos habla acerca de José, Lucas un tantito y no más. Ambos lo ubican al principio, en los conocidos evangelios de la Infancia, y luego no lo vuelven a presentar más. Mateo lo ubica como descendiente de David (1,1-17), que estaba desposado con una joven llamada María que resultó estar embarazada antes de estar juntos (1,18), que tuvo una visita en sueños de un ángel, que le anuncio la naturaleza del embarazo de su prometida (1,20-23), que huyo con el niño Jesús a Egipto para protegerlo de Herodes (1,13-15), al regreso del exilio se establece en Nazaret con el niño y su madre (1,23). Lucas señala su nombre (1,27), lo ubica subiendo a Belén para empadronarse en un censo con María (2,4-5), y luego habla de él como el padre admirado por lo que se decía de Jesús (2,35), y finalmente en plural, asociado a la madre María en sus visitas al templo (2,41).


    Que no nos olvidemos de los más pequeños socialmente, los pobres, los Jesús de hoy, como José que no descuidó ni abandonó al pequeño Jesús


    Lo que más resalta en todo esto es lo expresado con anterioridad de que a José se le da el título de justo en Mateo 1,19. Esta era una figura muy apreciada y comentada en el Antiguo Testamento. Al primero que se le da ese título es a Noe (Gn 6,9), y se añade que era perfecto entre su gente, también a Dios se le reconoce como justo (Ex 9,27); David en principio es reconocido también con este apelativo (1Sam 24,17), pero donde se desglosa más toda una teología del hombre como justo ese en los libros sapienciales y en los Salmos, se le presenta como el creyente por excelencia; se busca dar una respuesta a cuál es la suerte del justo en este mundo, qué le toca, qué le corresponde mientras este entre los hombres, llegando a la conclusión en el libro de la Sabiduría, que la recompensa final del justo no está en este mundo, no se le eximirá de los sufrimientos de los hombres, sino que su recompense final está en las manos de Dios (Sab 3,1-12).

     

    Pero para el israelita de los tiempos de José el justo era el hombre fiel a la ley, el que cumplía fielmente los preceptos de Dios expuestos en la torá, la ley; cuando moría no bajaba al Sheol, el lugar de los muertos, sino que directamente llegaba al lado de Dios. Tal parece que un judío así era José, y por eso lo destaca Mateo, ya que escribe para una comunidad judía que bien conoce de estos asuntos. Jesús tras su muerte es catalogado como justo y por eso está al lado de Dios, lo mismo puede decirse de José en clave judía.

     

    En este año josefino, me parece que el Papa quiere que seamos tan justos como José, sobre todo en lo concerniente a nuestras familias, que demos y hagamos lo que tenemos que hacer en ella, que coloquemos en el centro de nuestras vidas la voluntad de Dios y no la nuestra, lo que él quiere con nuestra gente querida y que como José actuemos en consecuencia. Así como él supo cuidar a Jesús, que también cada uno de nosotros tenga cuidado con las cosas del Señor y con lo que el quiere y desea, que no nos olvidemos de los más pequeños socialmente, los pobres, los Jesús de hoy, como José que no descuidó ni abandonó al pequeño Jesús. ADH 857.


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    La Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares