• Noticias

    jueves, 15 de julio de 2021

    La Buena Nueva de la Resurrección


    Evangelización | Subsidios Rebilac




    El anuncio de la Buena Nueva de la Resurrección

     

    El anuncio de la Resurrección está en el centro de la Buena Nueva del Reino y es la expresión más completa de la victoria de Dios sobre el poder del mal, que destruye y mata la vida. Veamos de cerca como fue anunciada la Resurrección en el día de Pentecostés (Hech 2,1-41) y en la curación del rengo (Hech 3,1-26). Lo que nos interesa es mostrar el esquema básico del anuncio. Es el mismo que ya hemos encontrado en Isaías.

     

    1.   Un hecho que causa admiración y pide una explicación

    En el día de Pentecostés aparece un viento extraño, unas lenguas. El pueblo se queda perplejo y busca una explicación (Hech 2,1-12). Un segundo caso ocurre con un rengo muy conocido en la ciudad que aparece curado por la acción de Pedro.  El pueblo se queda admirado y busca una explicación (Hech 3,1-10). En estos dos casos, el pueblo ya dio una explicación: “Los doce están borrachos” (Hech 2,13). Pedro debe tener algún poder (Hech 3,12).

     

    2.   Usar la razón para deshacer la mala interpretación del hecho

    En el día de Pentecostés, Pedro usa su sentido común y dice: “No estamos borrachos, como ustedes piensan, pues son apenas las 9 de la mañana” (Hech 2,15). En el otro caso dijo “¿Por qué nos miran así? ¿Creen ustedes que le hicimos andar por nuestro propio poder?” (Hech 3,12). El testimonio personal deshace la interpretación incorrecta. ¿Cuál es la verdadera interpretación?

     

    3.   La interpretación verdadera a partir del hecho de la Resurrección

    Aquí comienza el anuncio propiamente dicho. El hecho sólo se explica a partir de la fe de que Dios sacó a Jesús de la muerte. “Exaltado a la derecha del Padre, Jesús recibió del Padre el Espíritu prometido y lo derramó. Esto es lo que ustedes están viendo y oyendo” (Hech 2,33). “Dios lo resucitó de entre los muertos. Gracias a la fe en el nombre de Jesús, ese nombre ha fortalecido a este hombre que ustedes ven y reconocen. La fe en Jesús hizo que se curara este hombre que está en presencia de ustedes” (Hech 3,15.16).

     

    4.   La nueva interpretación es confirmada por las Escrituras

    Se parte de las Escrituras para situar el hecho dentro del plan más amplio de Dios (Hech 2,16-21 y 3,13) y para mostrar que la misma Resurrección de Jesús ya estaba anunciada en el Antiguo Testamento (Hech 2,25-28.34-35 y 3,22-25).  El mismo Jesús recibe títulos y funciones que vienen del Antiguo Testamento: “Cristo”, “Jesús”, “Profeta”, “Siervo” (Hech 2,36; 3,22.26). Los dos hechos, iluminados por la fe en la Resurrección de Jesús, son como el mar en el cual desemboca el río de la historia del Antiguo Testamento. Por eso dice el Credo: “Resucitó conforme a las escrituras”.

     

    5.     La nueva interpretación es confirmada por el testimonio de los apóstoles

    “Somos testigos de esto” (Hech 2,32 y 3,15). Esta frase siempre se repite. El testimonio personal es parte del anuncio de la Resurrección. El testimonio de los apóstoles es el fundamento de la fe de la comunidad. La actitud confirma la veracidad de la Palabra.

     

    6.     La nueva interpretación hace que el hecho sea transparente

    El hecho, así interpretado, adquiere una nueva dimensión. Sacado de la neutralidad se convierte en una interpelación de Dios a la conciencia de los que mataron a Jesús. Esta interpretación nace de los hechos. Es como si los hechos dijeran: “Ustedes mataron a Jesús. Dios no aprobó sus acciones, pues resucitó a Jesús, dándole todo poder, cosa que ahora se está manifestando aquí” (ver Hech 2,23-24; 3,13-15).

     

    7.      La Buena Nueva exige un cambio de vida

    La palabra de los apóstoles hizo transparente la realidad, reveló dentro de ella la llamada de Dios y la transformó en Buena Nueva para el pueblo. De este modo la Buena Nueva aparece ahora como una llamada a un cambio, metanoia (Hech 2,38-40; 3,19-21.26). La interpelación ya no viene de los apóstoles, sino de la propia realidad iluminada por ellos. El anuncio de la Buena Nueva de la Resurrección no es la transmisión de una doctrina, ni la imposición de una moral, sino que consiste en señalar los hechos en los cuales está actuando la fuerza de la Resurrección de Jesús, e interpretarlos de tal manera que salga afuera esta dimensión y se transforme en interpelación a la conciencia de los oyentes.

     

    Nos queda la siguiente pregunta muy seria: ¿Cuáles son hoy, en los diferentes continentes, dentro y fuera de la Iglesia, los hechos en los cuales actúa la Resurrección de Jesús y que debemos interpretar como llamadas de Dios a la conciencia de la humanidad?


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    La Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares