• Noticias

    jueves, 15 de julio de 2021

    Instrucción privada a los discípulos

    Lectura Orante | Marcos Plante, MSC

     
    Instrucción privada a los discípulos



     

    Léase atentamente el texto de Marcos 7, 17-23, subrayando las palabras de Jesús:

     

    “Cuando dejó a la gente y entró en casa, sus discípulos le preguntaron por el sentido de la comparación (Nada de lo que entra en el ser humano puede mancharlo. Lo que sale de su interior es lo que mancha al ser humano), Jesús les dijo: ¿De modo que tampoco ustedes entienden? ¿No comprenden que nada de lo que entra en el ser humano puede mancharlo, puesto que no entra en su corazón, sino en el vientre, y va a parar a la letrina? Y añadió: -Lo que sale del hombre, eso es lo que mancha al hombre. Porque es del corazón de los seres humanos, de donde salen los malos pensamientos, fornicaciones, robos, adulterios, codicias, perversidades, fraude, libertinaje, envidias, injuria, soberbia y necedad. Todas estas maldades salen de su interior y manchan al ser humano.”

     

    1º Paso: Interpretación: En privado, en casa, Jesús explica a los discípulos que la auténtica moralidad no pende de alimentos que se comen o no, sino de las prácticas malas o buenas que salen del corazón. Luego él enumera una lista de las maldades que manchan y arruinan la convivencia humana. Así la fuente de toda vida moral positiva o negativa se origina en el corazón humano o sea en su consciencia.

     

    2º Paso: Meditación: Con esta lista de las prácticas malas, Jesús me invita a mirar mi corazón como fuente de una vida sana o malsana. Pues todo lo que sale del corazón y daña la convivencia con los demás debe extirparse del corazón. Ante todo, lo que salva a la humanidad es una consciencia sana que busca la felicidad de los demás. En definitiva, no se trata de eliminar los alimentos que, si se comen con moderación, no hacen ningún daño, más bien dan vida al cuerpo. Lo importante es un corazón sano. (Entre todos se medita sobre la consciencia, fuente de vida sana o malsana).

     

    3º Paso: Oración: El malvado escucha la voz del pecado en el fondo de su corazón. No teme a Dios, ni siquiera en su presencia, porque se tiene en tan alta estima que es incapaz de apreciar su culpa y detestarla. Señor, prolonga tu amor con los que te conocen, y tu fidelidad con los limpios de corazón. Sal 36, 2-3.11. Señor, haz que de la fuente de mi corazón o conciencia salga sólo la lealtad y el amor al prójimo. (Se ora cada uno a su turno).

     

    4º Paso: Contemplación: Esta vez, estoy sólo con los discípulos oyendo a Jesús explicar las reglas de la vida moral. Según Jesús, la consciencia o el interior del ser humano es la fuente de toda actividad buena o mala. Me toca elegir el bien. ¡Sea esto mi lema! (Frente a Jesús examino mi conciencia, oyendo su enseñanza).

     

    5º Paso: Compromiso en la vida: Elijo estar siempre atento al bienestar de la humanidad que me rodea. ADH 871

     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    La Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares