• Noticias

    Proyectos y objetivos para Año Nuevo

    Año nuevo, vida renovada. El nuevo año es propicio para evaluar, mejorar y emprender los proyectos de realización de la vida, de la misión en esta tierra.
    El cariño y la solidaridad que se acrecienta en Navidad y Año Nuevo deben perdurar siempre. El fervor con el nacimiento del Señor en nuestra vida, la paz y la fraternidad de la época levantan nuestra autoestima y el gozo en cada persona. Eso no debe apagarse ni esperar un nuevo año para revivirlo. Ha de ser como una semilla que nace y sigue creciendo.
    Las expectativas y objetivos dependen mucho de cada uno.  Si algo es digno de emprenderse, si conviene al Reino de Dios, no hace falta esperar. Revístete de entusiasmo y de la gracia de Dios y ¡adelante!
    Proporciona gran felicidad el poder realizar lo que se considera importante en la vida. A quienes no hacen planes ni se plantean metas, la vida se les evapora sin la felicidad de lograr objetivos de crecimiento como seres humanos. Las metas y los propósitos no son camisas de fuerza. Se pueden ajustar y corregir desviaciones pertinentes. Cada día, cada momento, cada realidad enmarcada en las metas adquiere mayor sentido.

    Al proyectar  el  año nuevo y formular objetivos se recomienda hacerlo pensando como si fuera el último año de la vida.
    • Algunas pautas favorecen en la evaluación del presente para hacer proyecciones futuristas:
      ¿Te consideras mejor persona que el año pasado?
    • ¿Sientes necesidad de superar aspectos de tu vida y la relación con los demás?
    • ¿Debes fortalecer la solidaridad, la fraternidad y la entrega del amor cristiano con más altruismo?
    • ¿Cuáles valores te propones reforzar o conquistar para el crecimiento tuyo, de la familia y del entorno?
    • ¿Cuáles áreas de tu vida necesitas entregar con decisión firme al Señor?
    Todo ha de realizarse conscientes de que el amor de Dios nos guía y nunca cambia; nos da consejo y buen juicio. Su luz brilla siempre.
    Si se trata del aspecto financiero, las proyecciones elaboradas a partir de la información base se tratan en términos de aleatoriedad modelizando las distintas probabilidades que en algunos casos son contrastadas mediante ajustes estadísticos. Esto se aplica al sistema de protección social que permitirá determinar, entre otros objetivos,  el equilibrio financiero entre ingresos y gastos en un determinado horizonte temporal. Y usando la inteligencia cada uno, según las necesidades como vivían los primeros cristianos, podrá aspirar y alcanzar la proporción del presupuesto nacional  que  es de 430 mil millones que la República ha puesto en bandeja este año para la nación.
    Al concluir esta entrega, conviene elevar plegarias al Todopoderoso por quienes sufren hambre física, emocional, espiritual, para que acudan a la fuente de la vida y hallen solidaridad en los demás. También por quienes hacen sufrir a otros para que beban en la fuente del amor y descubran que amando se aman a ellos mismos y para que el Señor nos ilumine y nos regale la sabia decisión de actuar con justicia, amor altruista, con caridad y el buen servicio a los demás.
    Para que nuestros proyectos y objetivos encuentren un camino expedito en su realización, pidamos al Señor que los responsables del manejo de los bienes nacionales procuren el bienestar común y el equilibrio en la distribución del erario y se acojan a la palabra inspirada: “Pongánse la armadura de Dios, para poder resistir las maniobras del diablo”. Actualidad /  Lic. Pedro B.  Grullón T.

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...