• Noticias

    Tenemos Papa: Francisco

    El nombre del Papa es solo Francisco. El Papa Francisco: "Recemos siempre los unos por los otros. Por todo el mundo. Porque sea una gran hermandad".
    Jorge Mario Bergoglio pide a los fieles que sean ellos los que bendigan al nuevo Obispo de Roma.

    (Jesús Bastante, enviado especial al Vaticano).- El Papa negro, vestido de blanco, sin atributos. Un papa jesuita. Un auténtico sorpresón. Jorge Mario Bergoglio, ya para siempre Francisco I, es el nuevo Papa. El cardenal de Buenos Aires, principal "rival" de Benedicto XVI en el anterior Cónclave, fue el elegido. Y comenzó su pontificado no bendiciendo al mundo, sino pidiendo al mundo "que pida la bendición para su obispo".

    VER: Renuncia de Benedicto XVI y el Cónclave

    Un gesto histórico, inédito. Una revolución. "Buenas tardes, ¿cómo están?", arrancó el nuevo Papa. Y dejó de llover en Roma. "Mis hermanos cardenales han venido a buscar un obispo de Roma casi al final del mundo. Agradezco la confianza y el amor de la comunidad de Roma a su obispo. Gracias".

    "En primer lugar -apuntó Francisco - les pido una oración para el papa emérito Benedicto XVI, que el Señor lo bendiga y la virgen le proteja". Un rotundo aplauso recorrió toda la plaza. Lágrimas de emoción, de sorpresa, de agradecimiento. Un Papa con la imagen de Juan XXIII, con una cruz de madera en el pecho.

    "Comenzamos este camino, obispos y pueblo, un camino de la Iglesia de Roma, que es la que preside en la caridad a toda la Iglesia. Recemos siempre los unos por los otros. Por todo el mundo. Porque sea una gran hermandad. Que este camino de Iglesia que hoy comenzamos y en el que me ayudará mi cardenal vicario, aquí presente, sea fructuoso para la evangelización".

    "Les pido un favor. En lugar de que el obispo bendiga al pueblo, quiero que la plegaria del pueblo pida la bendición para su obispo", y el pueblo rompió a llorar y a aplaudir.

    Tras el rezo y la bendición, Bergoglio, ya para siempre Francisco volvió a pedir a los fieles "rezen por mí y nos vemos pronto. Mañana iré a rezar a la Virgen para que custodie a toda Roma. Buenas noches y buen reposo".

    II. Informaciones Oficina de Prensa del padre Lombardi.

    Ciudad del Vaticano,  (Zenit.orgH. Sergio Mora | 275 hitos

    El sábado encuentra a los comunicadores, el domingo hay ángelus, el martes es la misa de inicio de pontificado, y el miércoles encuentro ecuménico. Este es el programa para los próximos días. Y su nombre de papa “es Francisco y no Francisco I”.
    Son informaciones que dio hoy el director de la Oficina de Prensa, padre Federico Lombardi, en la conferencia de prensa en el Mediacenter, acompañado del portavoz para los hispanohablantes, monseñor José María Gil Tamayo; y el portavoz en inglés, padre Thomas Rosica.
    Durante la presentación de hoy, los comunicadores presentes en el Mediacenter, agradecieron al padre Lombardi y le aplaudieron por el trabajo que hizo para facilitar la labor de los medios.
    “Quedamos impresionados de su actitud y gestos que todos vimos. Iniciando por el hecho que se haya presentado como obispo de Roma, con ese cariño tan peculiar que conquistó masivamente la plaza de San Pedro. Con esa aparición que los ha llenado de gran esperanza”. Y añadió: “Yo no me lo esperaba, fueron sorpresas muy positivas”.
    “Después de haber sido elegido papa recibió en la Capilla Sixtina, el saludo de los cardenales. Francisco recibió el homenaje de pie y delante del altar y no sentado”.
    Como vieron, “saludó desde la Logia de San Pedro, con la sotana muy sencilla sin la 'mozzetta', y con la cruz que era la misma de obispo. Y las cosas que hizo y dijo no hay necesidad de decirlo”. La cruz del papa Francisco es de plata oxidada, un metal relativamente común en América Latina.
    “Haber querido al vicario de Roma a su lado, fue un aspecto nuevo respecto al pasado”, dijo y añadió que “el hecho de pedir la oración del pueblo sobre él fue otra característica. La bendición de Dios a través de la oración del pueblo”.
    Al volver de la basílica a la residencia de Santa Marta, estaba preparado el auto oficial SCV 001 y en cambio quiso volver con los otros cardenales en el autobús, como había ido de cardenal. Después de la cena, que se desarrolló en un ambiente festivo, dijo unas pocas palabras de agradecimiento y añadió: “¡Que Dios les perdone por lo que han hecho!”.
    “Más tarde --prosiguió Lombardi- llamó por teléfono al papa emérito Benedicto XVI, por lo que no debemos esperar que vaya enseguida a Castel Gandolfo, lo hará pero no de manera inminente”, dijo.
    Sobre el día de hoy, indicó que a las 8 fue a Santa María la Mayor, para homenajear a la Virgen, acompañado por el arcipreste Abril y Castelló, cardenal turolense, y fue acogido por el capítulo de la Capilla, los confesores, y quienes trabajan allí.