• Noticias

    Espiritualidad de la Resurrección

    Biblia | P. William Arias. La Espiritualidad de la Resurreccion.  

    La palabra Espiritualidad en nuestro contexto cristiano católico equivale a seguimiento de Cristo, no a actitudes piadosas o espiritualistas que desdicen de nuestra fe, es el hilvanar nuestro caminar por el mundo bajo el signo y la guía de Cristo el Hijo de Dios que por amor vino al mundo y con su vida, muerte y resurrección nos salvó.

    A lo largo de la Historia son mucho los que han trabajado y dado lineamientos de vida para vivir una Espiritualidad entorno a un aspecto de la vida de Cristo como la pobreza, la oración, etc. Y también sobre el momento supremo de la Cruz; son muy conocidas las propuestas de Espiritualidad cristianas dadas por San Ignacio de Loyola, San Francisco de Asis, Santa Teresa de Ávila, San Juan de La Cruz, Carlos de Foucauld y otros, pero líneas de Espiritualidad basadas en la Resurrección no son muy conocida, de ahí que basándome en el Evangelio de Lucas 24, 13-34, el evangelio de los discípulos de Emaus, quiero exponer algunas líneas de lo que me parece puede ser una Espiritualidad basada en la Resurrección de Cristo.

    El Evangelio nos sitúa ante Jesús que se le aparece a dos discípulos mientras iban de regreso a su pueblo Emaús, cansados y desanimados por lo sucedido en Jerusalén tras la crucifixión del maestro, ellos no saben que es Jesús y él les explica lo sucedido a la luz de las Sagradas Escrituras, la Biblia, cuando llegan a la aldea invitan a Jesús a pasar, le invitan a compartir la mesa, a comer, y al Jesús orar y partir el pan ahí le reconocen, él desaparece y ellos regresan a Jerusalén a dar testimonio de él a los demás discípulos.

    Pues bien, de este evangelio se desprenden una series de lineamientos espirituales para nosotros si queremos vivir la fe en Jesús resucitado, por que a veces nosotros y muchos más vamos por la vida desanimados y cansados como los discípulos, con ideas que nos hemos hechos y que no son reales sobre Jesús y para saber quien es él, debemos recurrir a la Biblia, leerla y conocer quien es Jesús el Hijo de Dios, pero muchas veces esto no basta, pues aún así como los discípulos no le reconocemos, no sabemos quien es él, hay que dar un paso más, y este es compartir con él lo que tenemos, en el compartir con los demás, en el servicio, la oración y en la Eucaristía, por eso cuando se dan cuenta que es Jesús, este desaparece, por que Jesús ya no está en medio de nosotros, está resucitado con el Padre Dios, se ha quedado con nosotros en la Eucaristía, he aquí los dos lugares donde nos encontramos con el resucitado: El hermano y la Eucaristía, pero falta algo más, esta experiencia del resucitado hay que vivirla en comunidad.

    De todo estos deducimos que una Espiritualidad de la Resurrección se basa primero en un reconocimiento de nuestra realidad, de lo que somos, de nuestra situación, de ubicarnos en donde estamos, qué buscamos, cuáles son nuestras expectativas; segundo iluminarlas con la Sagradas Escrituras, la Biblia, luego apertura y servicio a los demás, salir de nuestro círculo y compartir nuestro pan, lo que tenemos, nuestros talentos, con tantos que necesitan de nosotros y luego la oración, sobre todo la oración de acción de gracias, por la oportunidad que él nos da de conocerle en la Palabra y en el Hermano, y por salir de nosotros hacia el otro que necesita de mí, y por último la Eucaristía que es el lugar en donde nos encontramos con el Resucitado, él desaparece por que ya se ha quedado allí, y todo en comunidad, pues la Espiritualidad de la Resurrección se vive no de manera individual, sino en una comunidad: La Iglesia.

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...