• Noticias

    Cuidemos el Medioambiente

    En Familia | Mariely Maxwell: Cuidemos el Medioambiente y a las Personas que nos Rodean 
    El 5 de junio es el día Internacional del Medioambiente, por eso había pensado en escribir sobre los incendios forestales, la sequía, la contaminación que llega hasta la Bahía de Samaná por los ácidos que la Barrick Gold utiliza en Cotuí. Tenía muchos datos e ideas para incentivarlos a que cuidemos de nuestro entorno.
    Sin embargo, me comentaron algo que me ha hecho cambiar de opinión. Si bien es cierto que nuestro planeta necesita que lo cuidemos, es imperioso que abramos los ojos ante los demás seres humanos que nos rodean. En mi pueblo había un señor que decía: "la maldad de la humanidad acabará con la caridad" y eso es una realidad el día de hoy.
    Una amiga me comentó que salió a montar bicicleta con su hijo mayor y su esposo. Fueron al Mirador sur y en apenas un kilómetro tuvo que detenerse porque se sentía muy sofocada y extrañamente mareada. Se sentó en un banco. Cerca había una ambulancia dando soporte en un maratón. Su esposo fue en buscar ayuda, dejándola sola con su hijo de 14 años.
    Hubo un momento en el que pensó que se desmayaría, como me contó, sus manos se acalambraron y se le nubló la vista. Le pidió a su hijo que llamara a alguien o al 911, las personas pasaban a su lado, y nadie se paró a preguntarle qué sucedía.
    Luego de un rato, que para ella fue una eternidad, llegó el esposo con la ambulancia. Le tomaron la presión, estaba 90/60, sumamente bajita. Gracias a Dios todo se controló.
    Cuando iba camino a la casa preguntó a su esposo por qué había tardado tanto. Él le respondió: "los de la ambulancia no querían moverse, porque me dijeron que estaban para dar soporte a la carrera, conversé con las jóvenes de la carrera y me dijeron que no podían ayudar, ya me devolvía cuando vi que la carrera era de una iglesia celebrando la Pascua , entonces les pregunté ¿Qué clase de cristianos son ustedes? Esta frase las hizo reaccionar".
    Agradezco a Dios que la ambulancia estuviera a pocos metros de donde estaba la persona afectada y que las jóvenes entendieran la emergencia. Sin embargo, esa situación me ha hecho ver que vivimos aislados, cada quién ocupado en su propia vida. Somos incapaces de ver el sufrimiento o la enfermedad ajena, porque sólo estamos mirándonos a nosotros. Sin ver más allá de nuestras necesidades, en muchas ocasiones sólo físicas.

    Cuidar la vida
    Quizás por eso nos es tan difícil ver cómo van desapareciendo nuestros bosques, ver cómo van contaminándose nuestros ríos. ¿Cómo podemos ver el daño que hacemos, y que permitimos que se le haga a nuestra naturaleza, si no podemos ver a la persona que tenemos al lado o al frente? ¿Cómo podemos luchar para preservar la vegetación de los Haitises si no miramos al niño descalzo que nos pide un pedazo de pan?
    Luchar por Loma Miranda, por Los Haitises, por Bahía de Las Águilas, por los parques nacionales y por nuestros bosques, es luchar para dar un mejor futuro a nuestros hijos.
    El agua que ahora usamos sin medida, es más valiosa que todo el oro que la Barrick envía diariamente a Canadá. El agua se contamina, a pesar de que la empresa minera asegura que ha mejorado el PH de los ríos y afluentes que pasan por la zona minera, cabe destacar que durante el proceso del vertido y del doré se utilizan químicos que van a parar al medioambiente. Controlados o no los ácidos son vertidos y contaminan. Sin mencionar la remoción de la capa vegetal.

    Día del Medioambiente
    Como dije al principio, el 5 de junio es el día internacional del Medioambiente, es bueno pensar en aportar nuestro granito de arena. Quizás reciclando, reduciendo y rehusando logremos hacer pequeños cambios que marquen la diferencia. Sembrar un árbol, hacer abono orgánico y clasificar la basura, pueden ser un buen inicio.
    Los cambios en las políticas de conservación dependen de nuestros gobernantes, pero si todos anteponemos el beneficio de la nación a los beneficios personales, quizás el futuro pueda tener un mejor pronóstico.
    En conclusión, abramos los ojos, las personas que nos rodean nos necesitan tanto como la naturaleza. Recordando que hay más alegría en dar que en recibir podemos marcar la diferencia. ADH 789.

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...