• Noticias

    República Dominicana, Nuestra Casa Común

    Ecología Integral | Jovanny Kranwinkel


    República Dominicana, Nuestra Casa Común  

    “Febrero, mes en que recordamos la fundación de nuestra nación y que afloran en nosotros los valores patrios que nos recuerdan que es nuestro deber ciudadano mantenerla íntegra, aprovechamos para recordar el mensaje especial que escribimos en la Conferencia del Episcopado Dominicano sobre la realidad ambiental de nuestro país a la luz de la Encíclica del Papa Laudato Si y que invitamos a que pueda ser leída para saber la realidad que estamos viviendo”.
    El Mensaje se titula “República Dominicana, Nuestra Casa Común”, compartiré algunos de los párrafos que resumen un poco de lo que se trata en ella y que puedan los que le interese leerlo completo:

    “Para nosotros ha significado más que una grata satisfacción conocer la gran acogida que ha tenido la encíclica ‘Laudato Si’ del papa Francisco, publicada el 24 de mayo del 2015. Desde su publicación, son muchos los debates que se han organizado en torno a este documento pontificio”.
    “Así lo expresa nuestra Conferencia del Episcopado en la carta pastoral de 1987, titulada «Carta pastoral sobre la relación del hombre con la naturaleza», siendo una de las primeras conferencias episcopales latinoamericanas que dedicara al tema de la ecología una carta pastoral. En ella advertíamos: «Al ser humano, pues, se le exige ante la naturaleza, sabiduría, rectitud de espíritu, justicia y santidad y se le prohíbe, consiguientemente, el descuido, la ignorancia, la irracionalidad, la avaricia, la explotación, la agresividad, la perversidad y la impiedad» y sugeríamos medidas y acciones específicas, así como la creación de entes reguladores, que nos hubieran ahorrado diversas situaciones actuales”.

    “La problemática ambiental no preocupa exclusivamente a quienes habitamos el territorio dominicano: se trata de un auténtico desafío civilizatorio que afecta a toda la humanidad. Emerge como un grito que trasciende la conciencia moderna, la cual se creyó capaz de reglar todos los aspectos de la vida siguiendo los proyectos futuristas de la potente actividad tecno-científica. Bajo este desafío, el papa Francisco nos invita a cuidar el planeta que es nuestra casa «común». En este mensaje nos proponemos contextualizar las enseñanzas del magisterio del papa Francisco sobre la ecología para nuestro contexto particular”.

    Signos preocupantes y signos esperanzadores del daño a nuestro hábitat
    -        Falta de una política territorial integral.
    -        Caos en la propiedad y tenencia de la tierra.
    -        Explotación no sostenible de los ecosistemas.
    -        Minería.
    -        Opacidad de la política ambiental.
    -        Toxicidad.
    -        Manejo inadecuado de áreas protegidas y explotación de especies amenazadas.
    -        Mal manejo de la basura y contaminación.
    -        Producción contaminante de energía.
    -        Cambio climático y gestión de riesgos.

    Signos esperanzadores
    -        Emergencia de formas agrícolas amigables con el medio ambiente.
    -        Conversión en los hábitos de consumo.
    -        Laudato si’, la crisis de un modelo civilizatorio y la realidad dominicana
    -        La ecología humana ha de ser lo primero

    “Cuidar la casa común dominicana
    El cambio ético que demanda el momento histórico dominicano habrá de expresarse en diversos aspectos y en diferentes dimensiones. Para concluir estas reflexiones, queremos señalar algunas de ellas. Una pregunta nos puede guiar: ¿Cómo cuidar la casa común dominicana?

    -        Actitudes personales. No habrá un cambio en las relaciones sociales dominicanas si no se cambian muchas actitudes personales. Entre ellas cabe destacar el fenómeno del consumo. Tenemos que ser responsables con lo que consumimos.
    -        Prácticas organizacionales y empresariales. Deben seguirse profundizando las actividades empresariales que respetan al medioambiente.
    -        Políticas públicas urgentes. El tema medioambiental exige una política pública urgente. Esto se expresa de manera decisiva en la legislación dominicana y en su aplicación.
    -        Una especial atención al tema del agua. Puede decirse que el agua es uno de los derechos en el que hemos de tomar mayor conciencia en República Dominicana.
    -        La tanda extendida como una oportunidad para la educación medioambiental. La tanda extendida es una gran oportunidad para crear la identidad ecológica dominicana.
    -        Urge instituir una comisión mixta bilateral. Somos una nación que comparte una misma isla con otra nación hermana, en la cual disfrutamos de bienes comunes que no conocen de fronteras políticas, como lo son el aire, los ríos, las lluvias y la biodiversidad, pero también la diversidad cultural y la espiritualidad”.

    “Conclusión
    Exhortamos a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a unirnos en la esperanza de una República Dominicana con un ambiente más sano y en mejores condiciones para las generaciones presentes y futuras. Hagamos el esfuerzo necesario para conservar y proteger nuestros recursos naturales, de modo que podamos vivir conservando nuestra casa común, con toda la belleza, pureza y perfección con que Dios la creó, como lo expresa la Carta Pastoral del 1987 cuando dice: «La Tierra con sus bienes es patrimonio de la humanidad. Es herencia que recibimos, que debemos administrar y distribuir con justicia y equidad y que debemos transferir a los que nos sucedan, no deterioradas, sino, por el contrario, mejoradas»”.
    Este mensaje fue publicado el 5 de junio de 2017 en el día mundial del Medio Ambiente y nos anima a no ser ajenos a esta realidad que vivimos sabiendo que podemos solucionar algunos de los grandes males con acciones personales sencillas y aumentar nuestra conciencia ecológica en amor a nuestra tierra y casa común. Pueden encontrar un resumen del mensaje en la página web:

    Quien suscribe es el Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Pastoral de Ecología y Medio Ambiente de la Conferencia del Episcopado Dominicano.


    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...