• Noticias

    La libertad como esencia de la Identidad

    Humanismo Integral | Ignacio Miranda 


    La libertad como esencia de la Identidad  

    El 27 de este mes de febrero, arribamos a la 174ª conmemoración de nuestra Independencia Nacional, que es la expresión más alta del valor de la libertad de un pueblo, porque establece la identidad personal y comunitaria.
    Conmemoración del Día de nuestra independencia, pero no celebración, porque padecemos diversos tipos de opresiones.
    Cada persona puede hacer su lista de antivalores que nos oprimen y preguntarse cuáles combate y cuáles practica. Entre los que vienen ahora a mi mente, destaco: violencia, desunión, individualismo, prejuicio, superficialidad, deshonestidad, infidelidad, mentira, aguaje, despotismo, autoritarismo; reelección presidencial, corrupción administrativa, endeudamiento, imprudencia, despilfarro, falta de institucionalidad; inequidad, injusticia, juegos de azar, consumismo.
    Estos y muchos otros tipos de opresiones son causados, esencialmente, por la incapacidad de conductores nuestros que, en componenda con sectores de poder internos y externos manipulan nuestra libertad en función de intereses particulares y contra el bien común.
    ¿Qué podemos celebrar? El anhelo de libertad a la que consagraron sus vidas Juan Pablo Duarte y sus fieles discípulos. Nos toca a los dominicanos de hoy rescatar y dar plenitud a ese sueño.
    Creo, firmemente, y es una reiteración, en la recomendación de Monseñor, Juan Félix Pepén, un cristiano, dominicano, sabio y santo, contenida en su último libro, “La Nación que Duarte quiso:
    “La nación que Duarte quiso, unida, solidaria, vigilante, sólida en sus instituciones, y ejemplar en la conducta cívico-moral de sus ciudadanos está a medio construir. Esa es la verdad, no nos engañemos. Basta observar la forma y el modo en que tantos de ayer y hoy parecen haber olvidado lo que somos pretendiendo vivir como si fueran los únicos dueños de esta tierra y de su destino humano e histórico. Urge, pues una sacudida interior, una motivación profunda que nos haga entender de una vez que estamos ante un dilema: Somos o no somos. Es decir, somos ciudadanos empeñados en un proyecto común que haga respetable nuestra nación o desapareceremos como tal”.   
    El valor de la libertad legado por nuestros independentistas contiene una razón tan profunda y trascendente que es, al mismo tiempo, social y religiosa.
    La Trinitaria, como comunidad, como escuela de formación integral, y el Juramento Trinitario, como norma de comportamiento, constituyen la fuente primaria de nuestra identidad nacional, de la que todos podemos alimentarnos social y espiritualmente. Basta con meditar el saludo con el que se identificaban los trinitarios: “Dios, Patria y Libertad”.
    Este saludo nos define como un pueblo comprometido con el humanismo cristiano. Y tenemos una raíz aún más profunda en este humanismo trascendente al integrar a nuestros símbolos patrios un texto del evangelista en Jn 8, 31-32: “Si se mantienen fieles a mi palabra, serán realmente discípulos míos, conocerán la verdad y la verdad los hará libres”.
    Nuestro país cuenta con eficientes medios de comunicación y excelentes comunicadores.  Pero carecemos del compromiso con el valor de la libertad, conociéndolo, encarnándolo, difundiéndolo y practicándolo. 
    Creo que las noticias y los hechos históricos siempre son útiles si se usan sabiamente para ratificar aciertos y enmendar errores. Presento algunas noticias recientes, particularmente contradictorias con la Historia que deberíamos celebrar:
    “Informe Revela DGII Sobrepasa Meta de Recaudación por Primera vez desde 2008. ¡Nuevo “Golpe en Alza Precios Combustibles! “Responsabilizan Padres por la Baja Asistencia que Marca el Inicio de Cada Ciclo Escolar”. “La Recaudación de la DGA Aumentó 12.3%”. “Gran Reto del 2018 es lograr Crecimiento Económico”. “Una propuesta para Congreso sea Unicameral”! “Buhoneros y Talleres Obstruyen Principales Vías Santo Domingo”. “Gasolina es 86% más cara en RD que en EU”. En La Ciénaga Piden Conocer Proyecto” (plan urbano Domingo Savio inicia en febrero). “Asistencia Promedio 50% en el Primer Día de Clases”. “La Reelección Saca la Nariz; Senador PLD Propone Quitar Fórmula de “Nunca Jamás”.

    ALGUNAS PREGUNTAS, para suscitar la reflexión de nuestros lectores sobre los acontecimientos que nos rodean a todos. Las introduzco con algunos breves comentarios personales:
    1) ¿A qué se debe el alto precio de los combustibles? 2) ¿Por qué si ha habido un incremento tan elevado en las recaudaciones, el país se sigue endeudando? 3) ¿De qué nos sirve al país el crecimiento económico si continúa la pobreza y el endeudamiento? 4) Por qué no se conoce la propuesta de un Congreso Unicameral? 5) ¿Quiénes son los culpables de los ocupantes de las vías? 6) ¿Por qué la población de la Ciénaga desconoce el plan a favor de ellos? 7) Por qué después de cada vacaciones se disminuye la asistencia a la reapertura de clase? 
    1) La economía exige equidad entre costo y precio. En el caso de los combustibles se trata de una especulación.
    2) Es una contradicción que el Gobierno imponga cargas tributarias al pueblo para financiar sus gastos irracionales, incluyendo manipulación a los incautos y favoritismo a los partidarios.
    3) Para nada útil. Expreso, con bastante aproximación, publicaciones estadísticas publicadas sobre nuestra situación socio-económica: Producto interno Bruto (PIB), US$73,772 millones, equivalentes a aproximadamente a RD$3 billones y medios, Deuda pública: aproximadamente RD$1,734,880,000,000 (cifras que la mayoría de los dominicanos ni siquiera podemos leer); población total: alrededor de 11 millones; ingreso per cápita, más de RD$321,000 anuales y más de 28,700 mensuales. La clave del desarrollo es la participación receptora y decisoria de todos y cada uno de los miembros de la sociedad según su aporte al producto nacional. Dejo esta tarea como rompe-cabeza.
    4) La democracia real  se fundamenta en la libertad a partir  del humanismo integral.
    5) Los funcionarios que carecen de autoridad, la cual consiste en que cada persona que ocupa una función debe encarnarla para servir al bien común que para eso le paga el pueblo.
    6) Lamentablemente nuestra democracia es sólo de nombre.
    7) Por falta de institucionalidad.

    EN RESUMEN: MI CREDO DEL VALOR DE LA LIBERTAD
    Creo que la cultura dominicana se fundamenta en el humanismo cristiano.
    Creo que Jesucristo es la Buena Noticia de Dios Padre que se encarnó en la Virgen María y puso su morada permanente entre nosotros por medio del Espíritu Santo.
    Creo que toda persona cristiana debe pensar, sentir, hablar y actuar a la manera de Jesucristo.
    Creo que la libertad se alimenta de todos los valores de la convivencia social, a partir de las normas señaladas en el Capítulo de la I Carta de San Juan: “Amar a Dios es cumplir sus Mandamientos”.
    Creo que los dominicanos nacemos con el compromiso de ser personas libres y liberadores que, en la medida de nuestra capacidad, debemos combatir todo tipo de opresión y encarnando, como estilo de vida, el valor de la libertad, animado, especialmente por la equidad, que se enraíza en la justicia y produce el fruto de la paz con sentido de excelencia y sostenibilidad. ADH 820

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...