• Noticias

    P. Juan Lacaille, 50 años de sacerdocio

    Perfiles | RP. Vicente Sánchez Burgos, ivd


    Bodas de Oro sacerdotales del padre Juan Lacaille  
    El exorcista de las diócesis de La Altagracia y San Pedro de Macorís, reverendo padre Jean Armand Lacaille Turgeon, estuvo celebrando sus 50 años de vida sacerdotal durante el mes de junio con diversas celebraciones en ambas diócesis en las cuales ha ejercido su ministerio sacerdotal durante cuarenta años. Estos festejos se iniciaron el 12 de junio en la Parroquia San Antonio de Padua, en Miches, provincia El Seibo, y han continuado el 21 del mismo mes en la Parroquia Nuestra Señora de Las Mercedes, en Hato Mayor del Rey. En estas solemnes celebraciones, el padre Juan, como es conocido, ha recibido muestras de cariño y gratitud de parte de los feligreses, así como de obispos, sacerdotes, y religiosas  que le han conocido y compartido con él durante medio siglo.
    El padre Jean Armand Lacaille Turgeon nació en la ciudad de Montreal, Canadá,  el 26 de marzo 1943. Inició sus estudios académicos a los seis años de edad, en el Seminario Menor Diocesano de Trois – Rivières y en el Seminario Mayor de la Diócesis de Sherbrook  realizó los estudios de  Filosofía. Luego optó por ingresar al Seminario Mayor del Instituto Secular Voluntas Dei  en la provincia vecina de Nueva Brunswich, compartiendo los cuatros años de Teología con jóvenes de diferentes Nacionalidades.
    Recibió su ordenación presbiteral  el 8 de Junio del 1968 en la Basílica de Nuestra Señora del Cabo, en Trois-Rivières, Canadá,  junto a doce compañeros, en la Vigilia de Pentecostés, y se incardinò en el instituto secular Voluntas Dei.
    En 1976, luego de nueve años de servicio pastoral en Canadá, llega a la República Dominicana para integrarse a la misión que, desde 1971, sus compañeros sacerdotes del Instituto Secular Voluntas Dei realizaban en la Diócesis de la Altagracia por solicitud de monseñor Juan Félix Pepén Solimán.
    Pocos meses más tarde,  Monseñor Hugo Eduardo Polanco Brito lo nombró  vicario de la Parroquia San Antonio de Padua, en Miches. Luego lo nombró párroco de la Parroquia Nuestra Señora de Las Mercedes, en Hato Mayor del Rey. Allí introdujo la Renovación Carismática en el Espíritu. Al poco tiempo  realizó el primer seminario de vida en el Espíritu Santo, para luego formar los servidores y nuevos grupos de oración. También puso mucho interés en la formación bíblica de sus feligreses. Realizaba retiros en todas las comunidades de su Parroquia y en otros pueblos cercanos como Sabana De La Mar, El Valle, Miches, Higüey y La Romana, en coordinación con otros sacerdotes, entre ellos, el padre Emiliano Tardif.
    En el año 1990 fue enviado a la Parroquia Nuestra Señora del Pilar, en Sabana de la Mar. Y en el  1997 volvió a  Hato Mayor  del Rey. Luego retornó a colaborar en la Diócesis de Higüey.
    Durante sus 50 años de vida sacerdotal, de los cuales cuarenta los ha vivido en nuestro país, el padre Jean Lacaille se ha caracterizado por ser una persona humilde, sencilla, servicial, entregada, hombre de fe, trabajador incansable, alegre, inteligente, con una gran capacidad de escucha, Don de consejo y profunda vida de oración.
    El padre Jean Lacaille es miembro del Instituto Secular Voluntas Dei. Se trata de  un Instituto Secular Sacerdotal de Derecho Pontificio, fundado en 1958 en Trois-Riviéres, Canadá, por el Padre Louis-Marie Parent, OMI. Este instituto está presente en la República Dominicana desde 1971. Actualmente, sus miembros prestan servicios pastorales en seis (6) diócesis de nuestro país (Santo Domingo, Santiago, La Altagracia, San Pedro de Macorís, Barahona y Baní) en las cuales atiende pastoralmente unas 17 Parroquias. Cabe mencionar que, además de los sacerdotes, dicho Instituto Secular tiene miembros laicos asociados (parejas y solteros) que viven su espiritualidad específica y se integran al trabajo pastoral en sus respectivas Parroquias. ADH 826

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...