• Noticias

    Balance ecológico 2018

    Ecología Integral | Jovanny Kranwinkel 


    Balance ecológico 2018 

    Terminamos el año 2018 y nos cuestionamos si este año hemos vivido mejorando nuestro accionar sobre los impactos ambientales que hacemos cada uno y como sociedad.

    En nuestro país la situación con el mal manejo de los desechos sólidos ha ido deteriorando cada vez mas la situación. Varias veces hemos sido testigos de no solo el cúmulo de basura en nuestras calles, sino que las costas dominicanas se han llenado de basura que bajan de los principales ríos, mostrando un feo espectáculo de nuestro descontrol y falta de educación ciudadana además del problema de la salud ambiental.

    Es una situación que hay que trabajar personalmente, socialmente y políticamente. La producción de desechos descontroladamente comienza desde el zafacón en la casa, nuestra manera de botar la basura en la calle y del manejo inadecuado de todo el sistema de recogida por parte del Estado Dominicano.

    Dominicana limpia
    Una luz en el Camino pudiera ser la correcta aplicación de la estrategia “Dominicana Limpia” que el Estado Dominicano está implementando, pero hay que activar el marco legal a través de la nueva ley de desechos sólidos que fue aprobada este año, de manera urgente como medida para mitigar el terrible espectáculo que se vio a nivel mundial con las costas de Santo Domingo repletas de basura y desechos.
    Ojalá y se pueda tener un marco legal no solo regulatorio, sino que promueva con exención de impuestos al sector privado que quiera hacer empresas de reúso y reciclaje. Es vital el tema de la inversión en educación para que los ciudadanos no sigamos manejando igual nuestros desechos.

    Acumulación en cifras
    Solo para tener una idea de la magnitud de la situación: “El vertedero de Duquesa recibe en torno a las 4000 toneladas diarias, de las que cerca de la mitad corresponden al Distrito Nacional (49.6 % del total recibido en 2016 según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas)”. Informe del Boletín del Observatorio de Políticas Sociales y Desarrollo, sobre Residuos Sólidos Urbanos en República Dominicana. A los 3 años se proyecta la clausura de todos los vertederos a cielo abierto y en lo inmediato las quemas de residuos, vertederos improvisados, mezcla de residuos peligrosos, Etc.
    Hay que intentar mejorar en la ley algunos puntos no tan favorables, pero al menos tendríamos un marco legal regulador que falta en este momento y donde la conciencia ciudadana sea parte importante en el manejo distinto de la situación. Los cristianos estamos llamados a no vivir con una cultura que genere daño en los demás.

    Cumbre Climática Cop24
    Por otro lado, terminaremos el año participando como país en la próxima Cumbre Climática en Katowice, Polonia la Cop24. Dentro de la delegación oficial en la comisión de Cambio Climático del país, se encuentra una integrante de nuestra Comisión Nacional de Pastoral de Ecología, la Dra. Solhanlle Bonilla quien nos compartirá en los próximos artículos, los acuerdos a que se llegue de parte de nuestro país.
    En el informe de la posición-país de la Comisión Dominicana leemos parte del compromiso que se intentará consensuar en Polonia. El Vaticano enviará una delegación también para ver como Iglesia, lo que podemos hacer.

    Consenso en Polonia
    Aquí algunos de los textos de dicho informe:
    “Con la rápida entrada en vigor del Acuerdo de París, la adopción del “libro de reglas” y/o ‘Programa de Trabajo del Acuerdo de París’ es el elemento central que los países deben de adoptar en Katowice para que entre en operatividad completa los compromisos del régimen climático. Se considera de suma importancia la operatividad inmediata del Mecanismo de Varsovia, que aseguren la acción mejorada, con apoyo financiero nuevo y fiable para la evaluación de perdidas y daños. Este debe promocionar la cooperación y enlace para la acción mejorar el desarrollo de las capacidades y conocimiento sobre los eventos ocurridos.”

    Esperamos que esta comisión logre implementar en la práctica los acuerdos a que allí se lleguen. Recordando que el Papa Francisco escribió su encíclica Laudato Si, precisamente para los acuerdos que se tendrían en la Cumbre Climática de París, en el 2015. Por eso quedó plasmado en la encíclica algunas de las preocupaciones sobre la importancia a llegar a acuerdos que realmente generen cambios en la sociedad como expresa el punto 169: “En lo relacionado con el cambio climático, los avances son lamentablemente muy escasos. La reducción de gases de efecto invernadero requiere honestidad, valentía y responsabilidad, sobre todo de los países más poderosos y más contaminantes. La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el desarrollo sostenible denominada Rio+20 (Río de Janeiro 2012) emitió una extensa e ineficaz Declaración final. Las negociaciones internacionales no pueden avanzar significativamente por las posiciones de los países que privilegian sus intereses nacionales sobre el bien común global.

    Conciencia y Responsabilidad
    He aquí nuestra principal preocupación como Iglesia y por la que debemos también orar para que se den los acuerdos: “Quienes sufrirán las consecuencias que nosotros intentamos disimular recordarán esta falta de conciencia y de responsabilidad. Mientras se elaboraba esta Encíclica, el debate ha adquirido una particular intensidad. Los creyentes no podemos dejar de pedirle a Dios por el avance positivo en las discusiones actuales, de manera que las generaciones futuras no sufran las consecuencias de imprudentes retardos”.
    Oremos por nuestra delegación y porque esta cumbre sea eficaz, el planeta lo necesita. ADH 829
    _____________________________________________________________________________
    Quien suscribe es el Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Pastoral de Ecología y Medio Ambiente de la Conferencia del Episcopado Dominicano.


    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...