• Noticias

    Paz, protegiendo la Creación

    Ecología Integral / Jovanny Kranwinkel


    Paz, protegiendo la Creación  

    Comienza un nuevo año, un nuevo ciclo de nuestra vida, el tiempo avanza y es propicio analizar y poner sobre la mesa cómo trataremos de vivir en este año que comienza. Es buen momento para analizar nuestro comportamiento en relación a la forma en que vivimos y su impacto en la Casa Común.
    Ya lo había advertido el Papa Benedicto XVI en su mensaje de la Jornada Mundial por la Paz del año 2010: “Si quieres promover la Paz, protege la Creación”. Este mensaje mostró la gran preocupación que como Iglesia y debemos tener: “En efecto, aunque es cierto que, a causa de la crueldad del hombre con el hombre, hay muchas amenazas a la paz y al auténtico desarrollo humano integral —guerras, conflictos internacionales y regionales, atentados terroristas y violaciones de los derechos humanos—, no son menos preocupantes los peligros causados por el descuido, e incluso por el abuso que se hace de la tierra y de los bienes naturales que Dios nos ha dado.”
    Cada uno debe verse en esta preocupación en las propias acciones de cada día. Nuestro comportamiento en relación a los recursos naturales y su contaminación pudiera estar colaborando con el deterioro actual que estamos observando.
    Este mensaje plasmó la preocupación de San Juan Pablo II en torno a que En nuestros días aumenta cada vez más la convicción —escribía— de que la paz mundial está amenazada, también [...] por la falta del debido respeto a la naturaleza», añadiendo que la conciencia ecológica «no debe ser obstaculizada, sino más bien favorecida, de manera que se desarrolle y madure encontrando una adecuada expresión en programas e iniciativas concretas» acciones fueran sometidas a un discernimiento en torno al impacto de ellas sobre la creación: “
    La gran cuestionante es si estamos educando y fortaleciendo esa conciencia ecológica que nos permita frenar los impactos negativos de nuestras acciones y fomente soluciones tanto personales como colectivas que realmente generen cambios.

    La Cumbre Climática de Katowice

    Acaba de suceder la más reciente Cumbre Climática en Katowice, Polonia en diciembre de 2018 donde los países del mundo siguen intentando trazar políticas y acuerdos para reducir los impactos ambientales que están generando posiblemente grandes cambios climáticos y alterando la temperatura general del planeta.
    Una de las participantes en Katowice como parte de la delegación oficial de nuestro país, fue la Dra. Solhannge Bonilla quien es parte de nuestra Comisión Nacional de Pastoral de Ecología y nos ha dado los primeros detalles de lo acordado allí y que según lo que ella misma pudo observar muchas de esas acciones deben ser realizada por un tema de conciencia por nosotros los cristianos.
    Según su parecer los avances alcanzados en esta Cumbre Climática han puesto de manifiesto la capacidad de la comunidad internacional para alcanzar pactos y alianzas.
    Entre los logros más destacados se encuentran:
    -        El acuerdo para el establecimiento de una parte importante del Libro de Reglas, el marco técnico para poner en marcha el Acuerdo de París. Se ha fijado, asimismo, que durante 2019 se trabajará en los mecanismos de cooperación, el instrumento creado para ayudar a los países a cumplir los objetivos climáticos a través de la transferencia de emisiones.
    -        El acuerdo sobre las normas para la realización del diagnóstico global que se realizará en 2023.
    -        El lanzamiento del proceso para la aprobación de un nuevo objetivo de financiación climática global en 2025.
    -        La aprobación de medidas para mejorar la información y las actuaciones de adaptación al cambio climático.
    -        La creación de un Comité de Cumplimiento del Acuerdo de París.
    -        La aprobación de tres importantes declaraciones sobre transición justa, movilidad eléctrica y bosques.
    Más adelante seguiremos dando más detalles de cómo nuestro país debe ser más enfático en aplicar estas políticas, dado que siendo una isla-nación estamos en los países más vulnerables a los impactos del cambio climático y el calentamiento global si la temperatura sigue subiendo y se incrementan los niveles del mar y la fuerza de los huracanes, entre otros impactos catastróficos.

    Crisis ecológica

    Muy válida todavía y cada vez más, la preocupación que el Papa Emérito Benedicto XVI expresó en comunión con su antecesor: “Sin entrar en la cuestión de soluciones técnicas específicas, la Iglesia, «experta en humanidad», se preocupa de llamar la atención con energía sobre la relación entre el Creador, el ser humano y la creación. En 1990, Juan Pablo II habló de «crisis ecológica» y, destacando que ésta tiene un carácter predominantemente ético, hizo notar «la urgente necesidad moral de una nueva solidaridad»
    Habría que decir que no hemos logrado frenar esa crisis que advertía desde los 90 San Juan Pablo II, todo lo contrario, la cultura humana ha seguido impactando y generando grandes daños al planeta, basado en un consumismo atroz que no toma en cuenta los impactos que genera la producción desmesurada.
    Está el gran reto humano de juntos analizar constantemente la situación para generar los cambios necesarios y así lo expresa este gran mensaje que no ha perdido vigencia: “Lo exige el estado de salud ecológica del planeta; lo requiere también, y sobre todo, la crisis cultural y moral del hombre, cuyos síntomas son patentes desde hace tiempo en todas las partes del mundo. La humanidad necesita una profunda renovación cultural; necesita redescubrir esos valores que constituyen el fundamento sólido sobre el cual construir un futuro mejor para todos.”
    Sigamos intentando enderezar lo torcido y escabroso y vivir una cultura de paz, protegiendo la creación. ADH 830
    __________________________________________
    Quien suscribe es el Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Pastoral de Ecología y Medio Ambiente de la Conferencia del Episcopado Dominicano.

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...