• Noticias

    miércoles, 23 de diciembre de 2020

    El Pesebre en nuestras vidas

    Navidad | Sandy Yanilda Fermín



    El Pesebre en nuestras vidas

    Navidad en nuestra vida

    Me gustaría que pensemos unos segundos qué nos gustaba en Navidad cuando éramos niños. Qué señal nos decía que ya pronto se acercaba la Navidad. ¿Eras alegre en Navidad? ¿Esperabas a alguien que llegara o que trajera regalos? ¿Tenías comida? ¿Tenías ropa? ¿Llegaste a tener un árbol de navidad? Luego que pensemos y nos respondamos estas preguntas, hay unas más: ¿Estaba Jesús en tu vida en navidad? ¿Lo veías tierno y humano en su pesebre?

    ¡Para mí una señal que la navidad se acercaba, era cuando llegaba noviembre y esa brisita fresca te tocaba la mejilla...! con un sabor a Alegría.

    No tuvimos un árbol de navidad, pero estuvimos rodeados de muchos árboles fuertes como fueron nuestros abuelos, mis padres y mis tíos. ¿Cómo era tu árbol?  Mi hermana menor, se encargaba cada navidad de buscar un árbol seco, lo adornaba de algodón blanco y acordes a sus ahorros. Ese árbol, hoy día nos trae un profundo recuerdo, cargado de sencillez, pero con una profunda alegría y amor que nos hace recordar siempre nuestro hogar.

    El Pesebre santo y Jesús

    El pesebre, ha sido una tradición inspirada por San Francisco de Asís, en la Navidad del año 1223. Quiso representar el nacimiento de Jesús a través de un belén, pero con personas. Hay una canción que dice: “a ese pesebre entrégale tu vida”. Recibe al pequeño que te habla hoy, nacerá de nuevo la alegría, cambiará con gozo toda tu aflicción.

    Así como José y María se afligieron por no encontrar una posada y no encontrar a nadie que les abriera las puertas y recibirlos, ese era parte del plan de Dios, que ellos todavía no entendieron… Jesús nace de una manera sencilla y humilde, en un pesebre, para participar y acompañar de manera activa a la humanidad. Si ese pesebre no hubiera aparecido, ¿qué hubiera sido de nuestras vidas, de nuestra fe y nuestra esperanza? ¿Cómo hubiera sido? ¿Si estuvieras en el pesebre donde nació Jesús, qué harías? En vez de nosotros llevar al pesebre ¿Qué les ofrecería? ¿Verías la estrella guiándote?

    ¿Cuáles pesebres hay en esta época en tu lugar donde te desenvuelves? ¿Está vacío? O hay alguien que te espera para regalarte una sonrisa y una mirada de felicidad y de fe. El pesebre santo nos regale, armonía, alegría, tranquilidad, paz. Nos dé el ánimo para continuar en este tiempo de pandemia que vive la humanidad.

    Ahora que se acerca la Navidad, habremos personas con un cúmulo de cosas guardadas y no la sacamos del closet, vamos a limpiarlos y sobre todo limpiemos nuestro corazón para que el niño Dios pueda entrar al pesebre de nuestro mundo interior.

    ¿Qué buscamos en el pesebre?

    Avivar nuestra esperanza. Cercanía del niño Dios. En este tiempo que esperamos que se calme la tempestad de este virus, imploramos desde el pesebre santo, piedad por la humanidad; queremos junto al pesebre que nos dé la paz y la tranquilidad que tanto necesitamos. Como dice la palabra en Juan 16, 33 aunque lleguen las aflicciones tenemos que confiar en él. Esa es otra virtud que esperamos del pesebre, Confianza que todo cambiará que todo renacerá.

    En esta navidad, entreguemos al pesebre santo:

    Las vidas de muchas personas que ya no están con nosotros. El tiempo desperdiciado. Los proyectos no concluidos. La economía de muchos en el suelo. La falta de comida y hasta una ropa calientita.

    No esperemos a que la estrella aparezca para que nos guíe. Busquémosla para que nos ilumine el camino para encontrar el pesebre santo de Jesús.

     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Evangelización

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Lectura Orante

    Entradas populares