• Noticias

    jueves, 18 de marzo de 2021

    Estudio OMS revela riesgos para neonatos

     

    Actualidad Mundial | Maricruz Howley/ADH

     




    OMS revela riesgos a que son expuestos los recién nacidos al separarlos de sus madres en la pandemia de COVID-19

    “Más de 125,000 vidas pueden ser salvadas al madre e hijo permanecer juntos”

     

    En el estudio realizado por la OMS y sus asociados que ha sido publicado en The Lancet EclinicalMedicine, se ha demostrado que la pandemia ha disminuido de forma grave la atención a los neonatos con problemas de salud al nacer o de bajo peso y ha registrado muertes y sufrimientos innecesarios.

     

    Este estudio enfatiza la vital importancia de mantener al recién nacido en contacto directo con sus padres, en este caso la madre por el “método canguro”, en especial los bebés prematuros o con bajo peso. Debido al COVID-19 en muchos países se ha estado separando a los bebés de sus madres al nacer si hay sospecha o se confirma COVID-19, lo cual aumenta el riesgo de complicaciones de por vida o la muerte. En los países más pobres es, donde más se dan estos casos al tener un mayor número de partos prematuros y muerte infantiles.

     

    Hace incapié en la importancia del “método canguro” con el que se podrían salvar hasta 125,000 vidas de recién nacidos, pues el contacto directo con la madre piel con piel y la lactancia que sólo ella puede ofrecerle son vitales y ha sido comprobada la reducción de muertes en al menos 40% en bebés de bajo peso o prematuros, bebés con infecciones graves en 65% y con hipotermia en más de 70%.

     

    El Director del Departamento de Salud de la Madre, el Recién Nacido, el Niño y el Adolescente y de Envejecimiento de la OMS, doctor Anshu Banerjee dice como ha sido afectada la calidad en la atención a los recién nacidos por las interrupciones en los servicios médicos por el COVID-19 y donde los recién nacidos más vulnerables han sido afectados y pide actuar para mejorar y proteger la calidad de atención a madres y bebés con el uso del “método canguro” para no perder todos los progresos que han tomado décadas en la disminución de las muertes infantiles e insiste y recomienda mantener a madre e hijo juntos, aún al confirmar COVID-19 asesorando de forma efectiva a la madre para la aplicación de medidas adecuadas y preventivas contra infecciones.

     

    De su lado la Directora de Salud del Ministerio de Salud de Malawi, Queen Dube junto a otra autora del informe, nos llaman a prestar más atención a que el personal de salud y los gobiernos del mundo entiendan que madres y bebés deben permanecer juntos luego del parto en especial al tener bajo peso o ser prematuros y la mejor opción es el “método canguro”. En el informe se ha demostrado que no aplicar el “método canguro” es más riesgoso y es muy baja la probabilidad de un recién nacido enfermar por COVID-19.

     

    Los datos ofrecidos en el estudio son preocupantes pues en una revisión de forma sistémica de 20 directrices clínicas publicadas en 17 países durante el COVID-19 una tercera parte de las directrices recomendaba separar a la madre del bebé ante signos o confirmación de COVID y en la encuesta mundial que se realizó a miles de profesionales de la salud neonatal publicadas en el British Medical Journal (BMJ) Global Health, dos tercios del personal de salud de 62 países participantes informaron no permitir que madres con sospecha o confirmación de COVID tengan contacto piel con piel, casi una cuarta parte suspende la lactancia materna, incluso sino está infectada.

     

    Asimismo, el informe indica que en los recién nacidos con COVID-19 no se presentan síntomas o son leves y el riesgo de muerte es muy bajo y el riesgo de que se infectaran provocaría menos de 2,000 muertes, en contraste con las infecciones durante el embarazo que pueden aumentar el riesgo de parto prematuro por eso la importancia del cuidado adecuado de madres y bebés durante la pandemia.

    Cada año nacen 15 millones de niños prematuros según se estima antes de las 37 semanas de gestación y 21 millones de neonatos presentan bajo peso al nacer con menos de 2,5 Kg, es decir, que estos bebés tienen gran riesgo de sufrir discapacidades, retrasos en su desarrollo, infecciones y complicaciones debidas a ser prematuros que son la mayor causa de muerte de recién nacidos y menores de cinco años.

     

    Por esta razón el “método de la madre canguro” es una de las mejores intervenciones para el aumento de las probabilidades de supervivencia de recién nacidos prematuros o bajo peso en especial en países pobres y debe ser usada y protegida.

      

     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Educando

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Lectura Orante

    Entradas populares