• Noticias

    lunes, 26 de abril de 2021

    Cristianos y familias bajo ataques


    Actualidad | Alcedo A. Ramírez





    Cristianos y familias bajo ataques permanentes

     

    En esta cuaresma y pascua para la conversión a que estamos abocados todos los católicos, a pesar de las situaciones difíciles y pandémicas, los ataques desde los sectores anti religiosos y propulsores del aborto y otras liberalizaciones no menos problemáticas e ilegales no han dejado de existir, con el firme propósito de desconocer las leyes vigentes, incluida la Constitución de la República, y pasar por encima a la cultura popular de nuestro pueblo, que siempre ha sido amante de Dios, de sus mandamientos y de sus costumbres claramente cristianas.

     

    Tradicionalmente los ataques contra los cristianos y sus familias se efectuaban de manera solapada y dirigidos contra personas y núcleos familiares que tenían la capacidad de reaccionar y defenderse, pero hoy día los objetivos son seres indefensos e incapaces de tomar defensa alguna, mucho menos cuando la agresión proviene de quienes estarían supuestas a defenderles, es decir de sus propias madres progenitoras. Resulta difícil y casi imposible poder imaginar una situación más trágica, dramática y abusadora, que involucra la muerte de un ser que simplemente no se deja vivir.

     

    Pero no vamos a seguir presentando los horrores de estos actos despiadados, sino más bien ofreciendo a nuestros lectores el camino mejor, del amor, la conversión, la reconciliación y la vivencia del Reino de Dios en permanente conversión cristiana, solidaridad fraterna y justicia social y personal para todos los dominicanos de buena voluntad. Los hijos de Dios y hermanos de Jesucristo no podemos hacer otra cosa que amar y esperar el nacimiento de las criaturas que engendramos los humanos, para continuar la creación divina y sin causales.

     

    En los resultados de un estudio publicado por el Instituto Cato, de los Estados Unidos, nuestro país hubiese recibido una puntuación más elevada y nos hubiese ubicado en una posición mejor que la número 57 que logramos, entre unos 162 países, a no ser por la pobrísima calificación de nuestro sistema judicial y el poco respeto que tenemos de nuestras leyes. Ejemplo de este irrespeto es el desconocimiento de la norma constitucional de la vida desde el momento de la concepción.  Hay que observar eso de “practicar la justicia y el derecho”.

     

    La vida es un don de Dios y debe ser sagrado, respetado por todos e inviolable. No se le puede sujetar a determinados causales que pueden conducir a un total relajamiento de la norma y del mandamiento. Las madres deben pensar, cuando tienen a una criatura en sus entrañas, que ellas son el medio, jamás la fuente y nunca el fin. El origen es Dios, por aquello de que “Me has tejido en el vientre de mi madre”, y el fin es la nueva vida que ya está en camino. Otro ser humano con todos sus derechos.

     

    La paz solo podemos garantizarla si todos respetamos las normas, las leyes y los mandamientos, acordándonos siempre de lo que dijo Benito Juárez de que el respeto al derecho ajeno es la garantía de la paz verdadera. Y que mis derechos terminan donde comienzan los del prójimo. Tenemos que comenzar por respetar el derecho de las criaturas engendradas y en el seno de sus madres, para poder asegurarnos una sociedad verdadera de derecho, justicia y bienestar para todos.

     

    La comunión de todos, en familia, con amor, justicia y la Gracia de Dios es el camino de la Paz. ADH 855.


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    La Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares