• Noticias

    viernes, 7 de mayo de 2021

    Nuestra Señora según el Padre Julio






    Nuestra Señora del Sagrado Corazón
    según el Padre Chevalier

     

    En este escrito y en los dos siguientes extractamos y resumimos la conferencia que la Hermana Merle Salazar, religiosa de la Congregación de Hijas de Nuestra Señora del Sagrado Corazón, en Filipinas, pronunció con motivo de la celebración de los 150 años del titulo de Nuestra Señora del Sagrado Corazón. Es una buena explicación para encuadrar en nuestro momento actual esta advocación, que queremos que conozcan nuestros lectores, aunque eso suponga fragmentarla en varias entregas, dada su extensión.

     

    ¿Qué significa hoy para nosotros estas dos devociones, la devoción al Sagrado Corazón y a Nuestra Señora del Sagrado Corazón? ¿Cuáles son las razones para hacerlas nuestras, de manera que nuestra “devoción” no se limite a prácticas piadosas, sino que sea algo que forme parte de nuestra manera de vivir y de amar, de nuestra forma de ver el mundo de hoy? ¿Cuáles son los desafíos del mundo actual y que respuestas propone esta devoción? ¿Cómo podemos poner en práctica estas respuestas?

     

    El título “Nuestra Señora del Sagrado Corazón” nació de la oración y la meditación del P. Chevalier y es por tanto a él a quien atribuimos el origen de la devoción. El titulo llevo consigo, en la iglesia en tiempos del P. Chevalier, a una mayor devoción: primero, al Sagrado Corazón de Jesús y, segundo, a María, la madre de Jesús.

     

    Es evidente que en la mente del P. Chevalier no se trataba de una débil combinación de dos devociones, sino mas bien de una fuerte unión de la que nacería una nueva devoción, cuyo objetivo era la fusión del amor entre Jesús y María. En esta relación es Jesús la fuente de todas las gracias y María, Nuestra Señora del Sagrado Corazón, la “intercesora-dispensadora” que lleva a Jesús las necesidades de la gente y dispensa por tanto los favores del Corazón de Jesús.

     

    Al P. Chevalier le gustaba utilizar utilizar la figura de un” tesorero” que sostiene esa bolsa y dispensa los favores que contiene.

     

    El P. Chevalier fue un hombre de su tiempo que usaba el lenguaje de su generación. Como sus contemporáneos, cometía algunas exageraciones, especialmente en lo que se refiere al papel de María. No obstante, vio muy claramente en Jesús la única mediación y su primacía y la de su Sagrado Corazón sobre María. Esta es precisamente la clave del título: a Nuestra Señora no se la presenta nunca sin el Sagrado Corazón. Este es lo mas importante, es el instrumento y símbolo del amor de Dios y es el del Corazón de Jesús de donde ha salido la Inmaculada Concepción.

     

    Actualmente la “espiritualidad del Corazón”, según yo la entiendo, exige una participación activa en el establecimiento del Reino de Dios aquí y ahora, a fin de lograr un mundo donde reinen la justicia y la caridad.

     

    Según señala Alloysius Pieris, el más elocuente símbolo del amor es la ACCION, principalmente por la justicia. A la luz de esto, estoy convencida que hemos de cuestionarnos nuestras ideas acerca de Nuestra Señora del Sagrado Corazón. Y creo que el hecho de verla principalmente como intercesora y dispensadora de gracias puede no animarnos a pasar a la acción. ¿Qué quiero decir? (Continuará).


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares