• Noticias

    martes, 4 de mayo de 2021

    Qué nos revela la Resurrección


    La Resurrección | Amigo del Hogar





    Qué nos revela la Resurrección

     

    ¿Qué significación puede y debe conocerse a la resurrección del Crucificado a la luz de la fe cristiana?, se preguntaba el teólogo Julio Lois. Considerando que a la resurrección hay que darle un carácter de acontecimiento revelatorio, interesa “explicar el contenido significativo de la revelación que se nos da en ese acontecimiento.

     

    Los teólogos coinciden en conceder a la resurrección una densa significación teológica, una especial capacidad de cualificar la revelación que se nos dio en la totalidad del mensaje y la vida de Jesús, concluida históricamente en la muerte de la cruz. Karl Barth llega a decir -desde su concepción marcadamente dialéctica- que la resurrección de Jesús de entre los muertos “equivale a una reescritura de la palabra de Dios”. Otros teólogos – menos dialécticos y más partidarios de subrayar la “continuidad” entre el Crucificado y el Resucitado no suscribirían la afirmación del gran teólogo suizo, pero no dejarían de reconocer la densidad significativa de la resurrección.

     

    La resurrección afecta la totalidad

    Entre las múltiples significaciones de la Resurrección de Jesús, podríamos destacar la estrictamente teológica (la revelación de Dios en Jesús), la cristológica (Cristo), la pneumatológica (el Espíritu Santo), la antropológico- soteriológica (el ser humano y la salvación), la eclesiológica (Iglesia) y también la cosmológica (afecta la totalidad del cosmos).


    Es conveniente hablar del Crucificado más que simplemente de la cruz o de la sangre derramada y más del Resucitado que simplemente de la resurrección


    Al intentar explicitar las múltiples significaciones del acontecimiento pascual el autor da por supuesto en todo momento que la muerte de Jesús, no puede entenderse si no se relaciona “hacia atrás” con toda su vida, necesita igualmente para ser bien interpretada conectarse “hacia delante” con su resurrección.

     

    En efecto, sigue diciendo, la muerte de Jesús fue, por una parte, una “muerte anunciada” es decir, no fue fruto del azar sino el resultado de su forma de vivir. Y fue, por otra parte, una muerte que condujo a la vida definitiva en la casa del Padre. El Crucificado es el Resucitado.

     

    Pero, a su vez, tampoco la resurrección puede entenderse si no se relaciona con toda su vida concluida en la muerte de la cruz. Resucitó el Jesús que vivió como vivió y murió como murió. El Resucitado es el Crucificado.

     

    La circularidad vida, muerte y resurrección

    Sin esa relación de circularidad entre vida, muerte y resurrección se hace difícil descubrir la verdadera significación del acontecimiento pascual. Ch. Duquoc advierte que, a la hora, por ejemplo, de desentrañar su significación salvífica, sino se tiene en cuenta la circularidad referida, fácilmente se caerá en explicaciones meramente “puntualitas”-es decir centradas con exclusividad en la vida, en la cruz o en la resurrección-, siempre muy unilaterales y radicalmente insuficientes.

     

    Son precisamente esas explicaciones puntualistas las que han conducido a elaborar sobre la salvación redentora de Jesús teorías como la de la satisfacción vicaria, sustitución penal, precio pagado por el rescate…, que, en algunas de sus formulaciones históricas, pueden considerarse incluso aberrantes. Es por eso que el teólogo dominico francés recomienda que es conveniente hablar del Crucificado más que simplemente de la cruz o de la sangre derramada y más del Resucitado que simplemente de la resurrección, para evitar así explicaciones “doloristas” o “falsamente gloriosas” del acontecimiento pascual.

     

    Lois se propuso también recordar la perspectiva hermenéutica que quiere informar especialmente la reflexión sobre la significación teológica del acontecimiento en su totalidad. Me refiero a la perspectiva que ofrece la solidaridad con la esperanza de las víctimas de la injusticia, del olvido o del desprecio. Esta es una perspectiva que califica el amor fraterno, interpersonal y social. Reivindicadora desde Dios.

     

     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    La Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares