• Noticias

    jueves, 1 de julio de 2021

    El valor de la Equidad


    Valor del Mes | P. Juan Tomás García, MSC




    Valor del mes: Equidad


    Lema: Traten a todos con equidad (Col 4,1)

     

    La equidad como valor se refiere a la capacidad que tenemos los humanos para tratar a los demás, y, a cada persona, con igualdad y justicia a partir del otro y su realidad. En la Comunidad Cristiana la equidad tiene que ver, bien de cerca, con las relaciones que se establecen entre sus miembros, el liderazgo y los integrantes; los integrantes entre sí y todos los que hacen vida en sus entidades. La equidad es sinónimo de igualdad, ecuanimidad, justicia, rectitud, equilibrio…

     

    En el ámbito de los valores éticos, la equidad es entendida como la capacidad que tiene un individuo o una institución de considerar a los otros de formas iguales, en miras siempre de ser justo y equilibrado en cuanto a la distribución de los derechos y oportunidades de los otros. Una persona normal practica la equidad cuando su vida no se ve marcada por excesos y, por el contrario, busca siempre conservar el equilibrio en todos los ámbitos: familia, amigos, trabajo, estudio y recreación. Este valor asociado también con la impartición de justicia puede hacer referencia hacia la actitud de una persona, con algún puesto de mando, el cual trate a sus subalternos de forma equitativa, es decir, sin ningún tipo de privilegios, y con igual respeto para todos.


    Razones para promover la Equidad en nuestras comunidades


    Tanto las personas, como las comunidades en bloque que viven en su ser el valor de la Equidad, potencian sus capacidades para discernir las realidades de manera mucho más colegiadas, sensatas y participativa, ayudando a que las decisiones tomadas produzcan paz, crecimiento e impulso. En su desempeño como padre, hermana, amigo o jefa no correrán el riesgo de caer en excesos, bien beneficiando a unos por sobre otros, o explotando a alguien. Situaciones que a la larga producirán un ser humano apreciado por sus semejantes y personas felices, con una vida equilibrada.


    Una Comunidad Cristiana en la que la mayoría de sus miembros practiquen el valor de la Equidad será una iglesia que tenderá más a la pastoral Social, pues la distribución de sus recursos y el ejercicio de los Derechos Humanos será una realidad que vivirán la mayoría de sus miembros. En este sentido, las guerras, los conflictos sociales y las guerras de clases serán algo que irán desapareciendo, pues en teoría la desaparición de marcadas diferencias sociales debería originar una sociedad armónica y pacífica, donde sus miembros vivan en Paz.


    Seremos cristianos más fieles a las enseñanzas de nuestro Maestro. Jesús nos ha dejado bien claro, el mandamiento del amor fraterno, como fundamento de las relaciones humana entre sus seguidores. Un mandamiento nuevo les doy, que se amen unos a otros como yo los he amado. Es la fraternidad la que debe regir nuestras vidas. La equidad nos hará más hermanos, más considerados los unos con los otros y más justos a la hora de emitir un juicio sobre el otros o de dirigir una acción hacia una persona.

     

    Aprendiendo a ser Equitativos

    La tarea de educar en Equidad pertenece, primeramente, al ámbito familiar. éste es un valor que debe ser inculcado y estimulado desde las primeras etapas de la infancia, a fin de formar adultos con mucha más noción de la Justicia y el equilibrio, tanto en el trato hacia los demás, como con las decisiones personales y la forma de vivir sus vidas, aspectos que gracias a este valor y otros estarán encaminados a estructurar individuos, familias y comunidades mucho más felices, satisfechos e íntegramente. No es una tarea fácil, los padres, maestros, catequista y demás agentes de pastoral pueden llegar a experimentar cierto sentimiento de impotencia y cansancio. Hay que recordar que los valores se enseñan viviéndolos con alegría y determinación, así los que nos ven lo van asimilando y compartiendo paulatinamente. Practicando la Equidad en nuestros espacios e instituciones, estaremos promoviéndola en nuestras comunidades.


    Necesitamos ir creando una consciencia crítica entorno a este valor. Se aprende, también, oyendo hablar de Equidad y, sobre todo, sobre ciertas situaciones reales que manifiestan la falta de Equidad que existe en ocasiones en el mundo moderno. De esta forma, la gente comenzará a cuestionarse su entorno con ojos críticos, socialmente hablando, creando conciencia sobre la Equidad como un valor social.


    En este sentido, también es bueno que tanto en casa como en la Escuela, en los grupos y pastorales participemos de algunos proyectos que vayan dirigidos a ayudar a aquellos más necesitados, a fin de que los niños, adolescentes y jóvenes vayan aprendiendo que aunque a veces existan situaciones que puedan tildarse de injustas, igualmente una sociedad unida, con valores como la fraternidad, la solidaridad y la Equidad puede juntar esfuerzos y activar algunos prácticas que cambien estas situaciones.


    Es necesario un cambio de paradigma en la praxis evangelizadora y una transformación de mentalidad pastoral en muchos agentes evangelizadores, donde la disminución del paternalismo asistencialista sea directamente proporcional al aumento del amor evangélico que trabaja y se desvela para buscar el bien del otro, valorando la Equidad. Este cambio es necesario ya, pues la evangelización conlleva a un proceso de transformación que comienza con los agentes de pastoral insertándose en la realidad, y siguiendo con los evangelizandos que aprenden de sus evangelizadores.


    En Aparecida se habla de “evangelizar a nuestros pueblos para descubrir el don de la creación sabiéndola contemplar y cuidar como casa de todos los seres vivos y matriz de la vida del planeta, han de ejercitar responsablemente el Dominio humano sobre la Casa Común y sus recursos, para que pueda rendir todos sus frutos en su destinación universal, educando para un estilo de vida de sobriedad y austeridad solidarias.” (DA 474.a). ADH 858.

     

    1 comentario:

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    La Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares