• Noticias

    Tras la Resurrección hay que volver a Galilea

    Biblia | P. William Arias


    Tras la Resurrección hay que volver a Galilea  

    Una de las tradiciones sobre Jesús más comunes en los evangelios es la relativa a la resurrección, todos narran al final que él resucitó, que las primeras en advertirlo fueron las mujeres y que luego se apareció a los discípulos, ese marco común se presenta de diferente formas y con diversos matices según la intencionalidad y la comunidad a la que va dirigido el evangelio.

    Tomando a Marcos el evangelio más antiguo (60-70 d.c.), en la narración sobre la resurrección (16,1-10), al final en el 16,7, el mensajero divino que anuncia la resurrección a las mujeres le dice, que vayan a los discípulos y le digan que él, Jesús,  va delante de ellos a Galilea, y que allí le verán. Mateo en 28, 1-8 narra este acontecimiento, tomado por él del mismo Marcos, y en el versículo 7, le repite  lo mismo a las mujeres; Lucas 24, 1-10 cuenta el mismo acontecimiento, también tomado de Marcos, pero en el versículo 6, no habla de ir a Galilea, sino que el mensajero divino le dice que recuerden lo dicho por Jesús en Galilea, sobre su muerte y resurrección; y el evangelio de Juan, que es el que más amplifica la tradición sobre la resurrección, no alude a nada de ir a Galilea, aunque algunos de sus relatos entorno al resucitado se ubican a orillas del lago Tiberíades o mar de Galilea. Entonces tenemos que los evangelios tras la resurrección, retoman de nuevo el contexto y espacio geográfico de Galilea y dos de ellos hablan explícitamente de ir y encontrarse con Jesús en Galilea.

    Tal vez más que coordenadas históricas tras la resurrección, estamos ante unos indicadores de lo que debe ser el primer paso para adentrarnos en la espiritualidad cristiana, que tiene como base la experiencia en el resucitado. Recordemos que tras la resurrección es que los discípulos entienden en verdad lo que es Jesús, en esto el relato de Lucas de los discípulos de Emaus (Lc 24,13-35), es ejemplar y típico, se comienza a hacer una especie de retrospectiva de lo que dijo e hizo Jesús a partir del hecho de la resurrección, de ahí la importancia del ir a Galilea, de volver no solo al lugar, sino a lo que allí sucedió previo a los hechos acaecidos en Jerusalén, donde Jesús muere y resucita.

    En Galilea Jesús habló y realizó unas series de señales milagrosas para la época , que fueron vistas como extraordinaria, se mantuvo andando y predicando por las aldeas y pueblos de la región, diciendo que el Reino había llegado, al parecer no se apersonó a las grandes ciudades que habían en el entorno como Seforis, Tiberíades y otras. Hoy día muchos especulan que aquella experiencia no fue de tres años como hasta ahora se ha dicho, sino de uno, es la experiencia conocida como del Jesús histórico, acontecimientos que algunos atestiguan hasta fuera de la Biblia y han repercutido en la historia del mundo y de muchos hombres y mujeres que han querido seguir muy de cerca la vida de Jesús; todo esto aconteció en Galilea, por eso volver a Galilea es volver a ese Jesús histórico, a la predicación sencilla acerca de la llegada del Reino, a dar señales de que el Reino no es una idea utópica, sino que es realizable a través de signos que ayuden a superar las necesidades de los hombres, incluso las básicas. La resurrección es el punto de arranque de nuestra fe en Jesús, para historizarlo en nuestra vida; porque lo se dio en Galilea llevó a Jesús a la resurrección, y ahora corresponde al discípulos, a nosotros, partir del hecho del resucitado, para hacerle presente en nuestra vida y en el mundo haciendo lo que él hizo en Galilea. ADH 813

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...