• Noticias

    Multiplicación de los panes y modelo gerencial

    Humanismo Integral | Ignacio Miranda 


    La multiplicación de los panes como fuente de modelo gerencial
    De entrada, quiero destacar que esto lo escribo en primera persona. Cada vez lo hago con mayor frecuencia, por dos razones: primera, lo que escribo finca su raíz más profunda en mi experiencia personal; segunda razón, me disgustan mucho los plagios.
    Creo que el plagiario comete, por lo menos, tres errores: a) moralmente es un ladrón, b) revela falta de esfuerzo por la superación, c) si el verdadero autor cometió algún error, quien lo plagia, asume el yerro.
    La consulta, orientada metodológicamente por la investigación, no es plagio, sino enriquecimiento del criterio personal.
    Me parece conveniente, al hacer una cita, identificar el autor y la obra, de manera tal que no quede duda del origen de lo citado. Y, al argumentarla, tomar en cuenta el tiempo, el espacio, la cultura, y a quien va dirigida la comunicación. En tal sentido, comparto el siguiente juicio del eminente humanista Jacques Maritain, tomado de  su libro “La Educación en este Momento Crucial:
    “Una razón que recibe los conocimientos de manera servil, realmente no conoce y queda como aplastada por un conocimiento que no es suyo, sino de otros. En cambio, una razón que recibe los conocimientos asimilándoselos vitalmente, de manera libre y liberadora, conoce realmente y queda realzada en su propia actividad por ese conocimiento que en adelante es suyo. En este caso la razón se enseñorea en verdad de las cosas aprendidas”.

    Concibo la gerencia como la conducción de recursos humanos y físicos para producir bienes y servicios útiles a la satisfacción de las necesidades reales de las personas.
    De su parte, el gerente debe encarnar eficaz y eficientemente la función que dirige, trabajar en equipo, identificar los recursos con que se cuenta, usarlos con austeridad, planificar las acciones.

    Entiendo por utilidad la capacidad de servir que tienen las cosas. Y por necesidad real, las carencias que deben ser superadas para elevar la calidad de vida de los seres humanos, mientras se rechazan los anhelos por posesiones inútiles o degradantes.  

    Creo que un gerente eficaz es el que conduce sabiamente los recursos para obtener los objetivos personales e institucionales para la que se ha creado una función; y, es eficiente, en la medida en que guía la entidad hacia resultados cuantitativos satisfactorios.

    La eficacia tiene primacía sobre la eficiencia. Más aún, la eficiencia es una variable de la eficacia. La eficacia representa al bien común, a la institución; la eficiencia responde, especialmente, a los intereses particulares. Tal comportamiento animado por la solidaridad y el humanismo.

    La solidaridad es un valor que capacita al gerente para mantener la unidad a lo interno, y a lo externo, atraer a los usuarios que consumen los bienes y servicios que ofrece, de manera sostenible,  

    El humanismo, que consiste en valorar a las personas sobre las cosas, es un don que el gerente que lo encarna, no requiere de esfuerzo para practicar la solidaridad porque vive en él, es real, no virtual, no fingido.
    Trabajar en equipo suscita la cooperación, que significa esfuerzo personal para alcanzar el bien común, delegando en cada persona la función para la cual puede servir mejor y está dispuesta a hacerlo con el mayor sentido de laboriosidad.  

    La austeridad como clave del éxito general
    Algunos confunden austeridad con tacañería. Nada más apartado de la identidad de este concepto. AUSTERIDAD es el uso racional de recursos útiles a todo ser viviente, a partir de la persona humana. Y, por tanto, el eje central toda función económica. Es la fuente legítima para ahorrar, invertir, crear empleo, producir, incrementar el mercado interno, exportar, y, en definitiva, dinamizar la economía.
    Ahorrar es una expresión de uso popular, totalmente equivocado. Mientras la publicidad subjetiva anuncia: “Ahorre comprando a mitad de precio”; consumidores afirman: “me ahorré con los especiales del viernes negro”.

    Ahorrar es posponer el uso de una parte de los ingresos. Es un valor efectivo, una propiedad disponible.
    Invertir es usar recursos para crear bienes y servicios. El ahorro, como expresión de autofinanciamiento o como incremento externo de capital, es la fuente más racional de la inversión porque disminuye el costo de producción y tiene la capacidad para incrementar la productividad y la competitividad.
    Capacidad integral de la gerencia
    Toda capacidad integral se fundamenta en el saber profundo que trasciende nuestros sentidos. Es el fundamento de la espiritualidad. Sin embargo, vivimos una época caracterizada por la superficialidad.

    Septiembre se ha designado como Mes de la Biblia, que es fuente de la espiritualidad cristiana, en la que creo, y la concibo como estilo de vida de Jesucristo, con quien todo cristiano debe comprometerse radicalmente, seguirlo como maestro; estudiar, practicar, enseñar y difundir su doctrina de la cual es depositaria la Escuela o Iglesia fundada por él.
    La Biblia contiene la palabra de Dios. En sus diversos libros encontraremos fuentes de conocimiento para el ejerció sabio de la gerencia. En esta ocasión he escogido la parábola de la multiplicación de los panes por considerarla de gran utilidad para la solución de los problemas gerenciales de nuestro país.
    En la “multiplicación de los panes” expresada en el Evangelio, capítulo 14 según San Mateo,  6 según San Marcos, 9 según San Lucas y 6 según San Juan,  se nos enseñan, palabras más palabras menos, frases comunes que me parecen  excelentes como  fuente de formación gerencial:
    “Denles ustedes de comer… Aquí no tenemos más que cinco panes y dos pescados…tomó los cinco panes y los dos pescados, alzó la vista al cielo, dio gracias, partió el pan y se lo dio a los discípulos; ellos se lo dieron a la multitud…Comieron todos, quedaron satisfechos, se recogieron las sobras… vengan ustedes solo, a un paraje despoblado, a descansar un rato… vio a un gran gentío y se compadeció de ellos”.
    San Juan agrega una frasecita que me parece esencial para comprender la austeridad: “que no se desaproveche nada”. Creo que esta expresión la debe encarnar todo ser humano, y, especialmente, los gerentes de todos los grupos sociales, desde la familia hasta llegar a los más altos niveles de la sociedad que representan, en el orden social, el Estado y, en el orden trascendente, las religiones.  
    Si cotejamos las cualidades gerenciales que atribuimos a un gerente eficaz con los mensajes bíblicos, no solo encontraremos la coincidencia sino la fortaleza que contiene la Palabra de Dios para elevar la excelencia gerencial. Estas razones son más poderosas para un conductor dominicano, dada nuestra identidad nacional de inspiración cristiana.
    La Fundación Humanismo Integral (FHI) se ha dedicado, durante un cuarto de siglo, a formar educadores en gerencia política y en economía solidaria, dotados de excelencia e integralidad para instruir a conductores  de funciones públicas y empresariales.
    Nos satisface que estos programas hayan sido asumidos por la Fundación Kolping Dominicana, asesorada por el Reverendo Padre y Educador, Francisco Jiménez (Cualo); conducida por un equipo comprometido con el humanismo cristiano presidido por el Doctor Eugenio De Jesús Jiménez y dirigido por Ana Yudy García.

    EN RESUMEN
    Las universidades y centros educativos de inspiración cristiana harían un gran servicio al Estado, las instituciones políticas y la empresa, ofreciendo diplomados en gerencia política y economía solidaria. Adh 815

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    QUIENES SOMOS

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    AMIGO DEL HOGAR N. 817 NOVIEMBRE 2017

    AMIGO DEL HOGAR N. 817 NOVIEMBRE 2017

    PUBLICIDAD

    PUBLICIDAD

    AMIGO DEL HOGAR

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).