• Noticias

    Jornada de Oración por la paz y la vida

    La Conferencia Episcopal Dominicana convoca a una Jornada de oración y ayuno por la paz y el respeto a la vida, los días 23 y 24 de septiembre.
       La Conferencia del Episcopado Dominicano llamó nuevamente la atención del gobierno y de la sociedad dominicana ante la violencia y el auge del crimen organizado, que sigue provocando muertes e inseguridad, y convocaron en todos los templos e instituciones católicas del país a una “jornada de oración y ayuno por la paz y el respeto a la vida”. La jornada iniciará el próximo 23 de septiembre y concluirá el 24, día de la Solemnidad de Nuestra Señora de las Mercedes. En un documento, los obispos recuerdan que en diversas ocasiones se han hecho eco de la preocupación de la gran mayoría de los dominicanos ante la creciente oleada de violencia, pero que la situación en vez de mejorar ha empeorado. Proponen que acciones concretas y decididas a favor de la paz y del respeto a la vida, y reconocen los esfuerzos de tantas familias pobres que han resistido con dignidad la violencia organizándose en juntas de vecinos, asociaciones y comunidades eclesiales que denuncian la situación y se esfuerzan por crear un ambiente más seguro para vivir en paz. Los obispos citan que la violencia tiene raíces profundas en el narcotráfico, las drogas y tantos vicios, la búsqueda y ambición de dinero fácil, la agresividad instintiva, el bajo nivel educativo, la pobreza frustrante de grandes segmentos populares, la desintegración familiar y la desorientaciópn a través de los medios de comunicación. “Convocamos a todos los fieles católicos, a nuestras diócesis, parroquias, sectores, comunidades y grupos apostólicos e instituciones educativas y sociales, y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a una Jornada de Oración y Ayuno por la Paz y el Respeto a la Vida, para el día 23 de septiembre del 2011, víspera de la Solemnidad de Nuestra Señora de las Mercedes”. El Episcopado explica que la Jornada de Oración y de Ayuno será vivida como un Día de Adoración Eucarística por la Paz y el Respeto a la Vida, organizada a nivel de sectores parroquiales y en todas las instituciones educativas y sociales de la Iglesia. Según la disposición, en ese día en todos los templos, casas de oración y oratorios se expondrá el Santísimo Sacramento para ser adorado por turnos durante la Jornada. También se realizará una cadena de oración a través de los medios de comunicación católicos, a partir de las 12:00 del día del 23 de septiembre. Invitaron a los fieles a participar en familia en la misa en honor del día de Las Mercedes y que la ofrezcan por la paz y el respeto a la vida. Además, el Episcopado propuso aprovechar este mes de septiembre, dedicado a la Biblia, para buscar la paz que da la palabra de Dios. Invitaron al pueblo cristiano para que en el mes de octubre, dedicado al Rosario y las Misiones, se unan en oración con María, madre de Dios, por la Vida y la Paz, para que cese la violencia verbal, intrafamiliar, la delincuencia, las muertes por ajustes de cuentas, por robos y atracos. Anunciaron para el final de octubre la celebración de una caminata por regiones para anunciar en las calles de los pueblos la Paz y el Respeto a la Vida. Pidieron a los católicos que reúnan y reflexionen sobre el problema de la violencia y elaboren planes de trabajo conjuntos con las autoridades y la sociedad civil, con sus diferentes asociaciones comunitarias y sociales, gremios, grupos empresariales, juntas de vecinos y otras instancias. Propusieron desarrollar una campaña de educación con acciones a favor de la Paz y el Respeto a la Vida en todos los centros educativos del país. UN LLAMADO CONTINUO DURANTE ÚLTIMA DÉCADA MARCHAS, MISAS Y JORNADAS CÍVICAS Durante los últimos años, el Episcopado ha sido reiterativo en sus llamados para que las autoridades correspondientes, especialmente la Justicia y la Policía Nacional, se dediquen a combatir el crimen en vez de apañarlo. Por igual, han hecho distintas propuestas y recomendaciones para que se eleven el nivel de educación entre las grandes masas desposeídas y se creen fuentes de trabajo para los jóvenes de los barrios que los mantengan lejos del vicio y la delincuencia. En múltiples ocasiones han acompañado al pueblo en marchas, misas y jornadas contra la violencia. Fuente: Ramón Urbáez, Listín Diario.

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...