• Noticias

    Modelos de Aprendizaje

    Modelos de aprendizaje y teoría de inteligencias múltiples.  Inicia un nuevo año escolar. Con él regresan las tareas, las calificaciones y los conflictos con los hijos. El retorno al plantel educativo no debe significar una fuente de stress familiar, pero siempre lo es. Dejando a un lado el aspecto económico y la selección del centro educativo en el que se inscribirán los estudiantes de nuevo ingreso, me gustaría enfocarme en el punto de la inteligencia y cómo podemos hacer más llevadero el proceso de aprendizaje. Un ejemplo de que la inteligencia no debe medirse para todos con la misma vara está el científico Alemán-Judío Albert Einstein el cual era excelente en ciencias y matemáticas pero pésimo en letras. De hecho algunos biógrafos señalan que un profesor dijo de él que “nunca llegaría a nada”. Sin embargo, fue declarado por la revista time como el «personaje del siglo XX» y el más preeminente científico. Así mismo obtuvo en el 1921 el premio Nobel de física. Sencillamente no todos aprendemos de igual manera y no todos podemos ser buenos en todo. Howard Gardner define por lo menos ocho tipos diferentes de inteligencias. De estas sólo las que tradicionalmente han sido evaluadas pueden ser calificadas en las pruebas tradicionales de Coeficiente de Inteligencia (CI) indicadores utilizados tradicionalmente para medir la capacidad de éxito e inteligencia de una persona. Entre las inteligencias definidas por Gardner encontramos: 1. Lingüística. En los niños y niñas se aprecia en su facilidad para escribir, leer, contar cuentos o hacer crucigramas. 2. Lógica-matemática. Se aprecia en los menores por su interés en patrones de medida, categorías y relaciones. Facilidad para la resolución de problemas aritméticos, juegos de estrategia y experimentos. 3. Corporal y Cinética. Facilidad para procesar el conocimiento a través de las sensaciones corporales. Deportistas, bailarines o manualidades como la costura, los trabajos en madera, etc. 4. Visual y espacial. Los niños y niñas piensan en imágenes y dibujos. Tienen facilidad para resolver rompecabezas, dedican el tiempo libre a dibujar, prefieren juegos constructivos, etc. 5. Musical. Los menores se manifiestan frecuentemente con canciones y sonidos. Identifican con facilidad los sonidos. 6. Interpersonal. Se comunican bien y son líderes en sus grupos. Entienden bien los sentimientos de los demás y proyectan con facilidad las relaciones interpersonales. 7. Intrapersonal. Relacionada con la capacidad de un sujeto de conocerse a sí mismo: sus reacciones, emociones y vida interior. 8. inteligencia naturalista o de facilidad de comunicación con la naturaleza. “Es de vital importancia conocer que nuestros niños pueden ser eficientes y eficaces en sus estudios. Pero nosotros debemos poner de nuestra parte.” Así como cada persona tiene la capacidad natural de desarrollar habilidades específicas también existen modelos específicos de aprendizaje. Al momento de realizar las tareas y de lograr que nuestros hijos sean más aplicados debemos considerar que no se trata sólo de inteligencia sino de combinar varios aspectos como son las preferencias ambientales al momento de estudiar: 1- Cuál es el mejor momento del día para el niño aprender. Cada persona tiene un horario biológico en el cuál se desenvuelve mejor. En mi caso siempre fui nocturna. Prefería llegar de la universidad y seguir estudiando y no levantarme de madrugada. Sin embargo, mi hermana siempre ha sido madrugadora. Lo cuál yo de pequeña odiaba. 2- Merienda. Algunas personas trabajan mejor si acaban de comer algo. Otras, sin embargo, le da pereza al ingerir alimentos. 3- Luz. Es importante proporcionarle al estudiante la iluminación adecuada. No la que nosotros consideramos correcta sino la que le sea más cómoda. 4- Diseño. Es difícil no poner mi ejemplo en este punto, personalmente siempre me gustó estudiar acostada. Cuando me sentaba en la mesa a estudiar me daba sueño. Pero si estaba acostada podía devorar cualquier libro y retener lo leído. Sin embargo, esto no es lo más recomendable porque por lo regular pasa lo contrario y los dormitorios están repletos de distracciones. 5- Temperatura. Cada persona tiene su propio nivel de temperatura corporal al cual se siente cómoda. Por eso lo ideal es que el estudiante esté en un ligar ventilado ni frío ni caliente. Lo único es que en nuestro país este punto dependerá de la disponibilidad de energía eléctrica. Tratemos de tener por lo menos ventanas en el espacio designado a estudiar. Por otro lado, existen las modalidades de aprendizaje. Cada persona puede memorizar de diferente forma. Existe la modalidad auditiva que es aquella en la cual las personas recuerdan mejor lo que escuchan. La modalidad visual en la cual el niño se hace una imagen en la mente de la información que recibe. La modalidad dinámica es en la que la persona necesita estar en movimiento para poder concentrarse. Los niños dinámicos aprenden más si pueden moverse. Lo que por lo general les causa problemas en su centro escolar. Por otra parte, existen los estilos cognitivos que son: analíticos y los globales. Los analíticos separan automáticamente la información para poder manejarla en componentes pequeños, mientras los globales tienen mejor capacidad para ver la situación general. Ahora bien, después de conocer estos aspectos es de vital importancia conocer que nuestros niños pueden ser eficientes y eficaces en sus estudios. Pero nosotros debemos poner de nuestra parte. Primero identificando qué los motiva, segundo manejando las excusas, tercero tratar de transformar el conflicto en cooperación y por último darles seguimiento siempre. Continuará…

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...