• Noticias

    El juguete adecuado

    El juguete adecuado no incita a la violencia, a la adicción ni a la discriminación.  Regalar juguetes no es un juego. Pese a que parecen inofensivos, ciertos juguetes pueden convertirse en instrumentos que contribuyan a fomentar en los niños y niñas la violencia, a la adicción y formas de discriminación, como el sexismo y el racismo. Que a una niña se le regale una muñeca de bebé, un jueguito de cocina, un planchita y juego de vasos y tazas o que al niño se le regale una pistola, un juego electrónico, un carrito, una moto o un caballo, parecería un detalle insignificante. Sin embargo, la elección de uno u otro tipo de juguetes para niños y niñas conlleva una concepción sobre los roles que históricamente las sociedades han asignado a machos y hembras, y que perpetúan la discriminación negativa contra la mujer y la positiva a favor del hombre. En el caso de los niños, además de reforzarles el papel de fuertes con el uso de juguetes de armas y otros objetos bélicos, se les pone en contacto con un instrumento que en la realidad se usa para ejercer la violencia y la agresión contra los demás. De igual manera, los rasgos de las figuras de hembras y varones en las muñecas y muñecos tienden a fortalecer la concepción de belleza caucásica o blanca, lo que resulta chocante en un país cuya población es mayoriatariamente mulata, fruto de la mezcla de sus ascendentes taínos, españoles y africanos. Lo que dicen los especialistas Los Tres Reyes Magos, según aconsejan los expertos, deben tener cuidado al momento de seleccionar un juguete para los niños y niñas que los esperan con ilusión. “El niño a través del juego ensaya la vida de adulto, entonces los juguetes que les facilitamos son un medio para que se instalen, para que se reproduzcan esas prácticas que para él son un poco parecerse a los adultos e imitar la conducta de los adultos”, explica la psicóloga Rafaela Burgos, ex directora del Instituto de la Familia. Burgos recomienda a los Reyes Magos que no dejen bajo el arbolito juguetes bélicos, si quieren evitar que el niño reproduzca patrones de violencia. Otra consideración para elegir un juguete es hacerlo desde una óptica que no discrimine ni en función del género ni en función de los rasgos físicos. Santa Mateo, asesora Nacional de Género de Plan República Dominicana, explica que muchas veces cuando se regala juguetes con un sesgo de si es una niña o un niño se limita la capacidad creativa de los pequeños o pequeñas. “El niño a través del juego ensaya la vida de adulto, entonces los juguetes que les facilitamos son un medio para que se instalen, para que se reproduzcan esas prácticas que para él son un poco parecerse a los adultos e imitar la conducta de los adultos” “Podemos regalar juegos que no necesariamente tienen que ver con el sexo, sino con esa recuperación de la personalidad, de la autonomía, que yo creo que es un punto clave, pero más que todo, de la creatividad”, sugiere la experta en el tema de género. A una niña no solo se le deben regalar exclusivamente muñecas o juegos de cocina, ni a un niño solo bates o pelotas, pone como ejemplo y en esto coincide con la doctora Burgos. “Hay niños -dice Santa Marte- que no quieren ser machistas, pero a través de los juegos van construyendo una personalidad e igual pasa con las niñas. Cuando les regalamos una muñeca a ellas o un juego de cocina o una muñeca ya estamos creando una personalidad. Esta época es un buen momento para llamar a la familia, a la escuela, que motiven a regalar juguetes diferentes, juguetes que contribuyan a la transformación social, sobre la base de la solidaridad, la equidad y la igualdad” “Regalar una muñeca, regalar un peluche son juegos que tú los puedes regalar indistintamente de que sean niños o sean niñas, pero la visión que debe tener la madre o el padre, en ese sentido, es regalar juguetes de cara a recuperar toda esa parte afectiva, esa parte humana que tienen los niños y que tienen las niñas”, expone Santa Marte. Al respecto, la doctora Rafaela Burgos dice que algunos padres se alarman cuando ven a los niños jugar con muñecas, pero que esto no debe ser motivo de sobresalto, en especial si el niño cuando juega está en un rol masculino como el de papá o de profesor. En cuanto a los videojuegos, también pueden ser portadores de mucha violencia, dice Burgos. De nada valdría no regalarles pistolas a los niños si les obsequian videojuegos en los que hay escenas o mundos de violencia. Aún cuando no sea violento, este tipo de juego, dice la especialista, deben ser dosificados, porque puede crear adicción en los niños y niñas. Un llamado a la paz Ernesto Díaz, gerente de Incidencia Política de Plan República Dominicana, precisa que los juguetes que se les regalan a los niños deben fomentar la solidaridad y el compartir de los niños. “Hay que buscar la manera de que los niños no reproduzcan, a través de los juegos, situaciones de violencia que se puedan dar en las comunidades. Por eso el no regalar juguetes bélicos que puedan llevarlo a la escuela y usarlos dentro del aula, si el maestro o maestra no se da cuenta, porque se han dado situaciones de que niños y niñas han afectado a otros y otras a través de juguetes”, aconseja. Los niños y las niñas ven el juego como oportunidades, como algo significativo para ellos, dice Díaz. Pero para usar esos juguetes necesitan guías para que no se conviertan en elementos que dañen su autoestima, su persona o sus relaciones con los demás. El especialista considera que hay esfuerzos significativos por evitar los juguetes violentos y nocivos con campañas educativas, pero sigue el reto de que los comercios tomen conciencia de que los juguetes destinados a los niños y niñas sean seguros, no fomenten la violencia, ayuden a desarrollar el pensamiento creativo y los valores para la convivencia en la comunidad y la familia. Sin embargo, considera que regalar juguetes adecuados es una responsabilidad de todos los actores: el Estado, los comerciantes, padres y familiares. No se trata, dice Ernesto Díaz, de quién regale el mejor juguete, sino de regalar los mejores y más adecuados para los niños y niñas. Lissette Rojas/Acento.com.do

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...