• Noticias

    Para que los demás nos escuchen

    En Familia | Mariely Maxwell.  
    ¿Cómo hablar para que los demás nos escuchen?  
    Así como para escribir correctamente necesitamos ser ávidos lectores igual sucede cuando deseamos ser escuchados. Para ser escuchados debemos aprender a escuchar. Cuando nuestro interlocutor entiende que no le prestamos la atención que merece no escucha lo que tenemos que decirle.
    Si bien, trátese de un discurso ante una multitud o una conversación íntima entre una pareja de esposos, el primer paso es el captar la atención. Al inicio de toda comunicación se debe tener claro cómo captaremos la atención de la persona o personas que están escuchándonos.
    En este sentido, es de suma importancia tener claro lo que queremos comunicar. Como dice un refrán popular “no es lo que se dice, sino la forma”. La entonación de las palabra, la selección de las palabra y los gestos que se hacen al momento de hablar pueden marcar una gran diferencia en una comunicación.
    Por ejemplo, los padres nos quejamos de que nuestros hijos no nos escuchan. Pero por lo regular nuestras conversaciones son una letanía. Para decirles que tienen que hacer su tarea por lo regular comenzamos diciendo – Haz las tareas temprano que el tiempo no te va a alcanzar, siempre dejas todo para último- o si les pedimos que recojan el desorden que hicieron en su habitación le decimos – ¡Cuánto reguero! ¿crees que puedes ser más desordenado? ¿cuándo piensas recoger todo esto? No puedo estar en una casa con tanto desorden. Recoge tu habitación-
    Sin embargo, con los niños funciona mejor cuando usamos frases cortas y no expresamos dudas. – Es hora de hacer tareas-, simplemente es un mandato claro. – Si terminaste de jugar recoge tus juguetes, me molesta el desorden- expresar claramente lo que deseamos que los niños hagan y a la vez decirles nuestros sentimientos los ayuda a comprendernos más.
    Así mismo, hablando de los hijos, muchos padres se quejan de que sus hijos no los escuchan. En este sentido es prioritario aprender a escucharlos. Un niño que no sea escuchado nunca escuchara a sus padres. Debemos sembrar para cosechar. Conversar con los niños cuando aún son pequeños nos permitirá hablar con el adolescente el día de mañana.
    Por otro lado, tocando el tema de la conversación a nivel laboral o de hablarle a particulares, existen algunos tips o puntos clave del arte de la comunicación en los que varios autores coinciden
    Claves de la conversación:
    1. Piense antes de hablar. Tener claras las ideas de lo que desea expresar le ayudará a expresarse con claridad
    2. Fije sus objetivos para saber como alcanzarlos. Si su meta es vender piense cómo va a lograr captar la atención para que le compre.
    3. Hable de acuerdo a quien le escucha. Si la persona que está frente a usted es un niño, hable con un lenguaje sencillo. Si le corresponde hablar frente a profesionales selecciones las palabras acordes al tema que tratarán.
    4. Es importante saber cuando y dónde es el lugar oportuno para conversar. No es lo mismo regañar a un hijo en el patio del colegio que regañarlo en la casa. Comunicarle a un empleado que está despedido sentado en su oficina es más adecuado que enviarle un mail. Elegir el lugar y la forma de comunicarnos es esencial para tener buenos resultados.
    5. Recuerde que “no es lo que se dice, sino la forma”.
    6. Sea claro, trate de no crear confusión.
    7. Escuche y observe a su interlocutor, para cerciorarse de que el mensaje ha sido entendido correctamente.
    8. Muéstrele al otro que tiene interés en lo que diga. Sea flexible, adapte su expresión y estilos a la situación que se genere en el diálogo.
    9. Al concluir intente siempre cerrar la conversación con lo que considere más importante. Se ha comprobado científicamente que los seres humanos escuchan activamente los primeros 3 minutos de una comunicación y si no ha habido un captador de atención eficaz el cerebro se desconecta. Para lograr que el mensaje quede grabado es importante recalcar lo que deseamos que permanezca al finalizar la conversación.
    En conclusión, saber escuchar nos ayuda a que otros nos escuchen. Si deseamos tener una comunicación efectiva y eficaz debemos aprender a escuchar.adh 776

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...