• Noticias

    La enseñanza del anciano Eleazar

    Biblia | P. William Arias 


    La enseñanza del anciano Eleazar  

    En el segundo libro de los Macabeos 6,16ss, encontramos la historia del anciano Eleazar, un hombre judío de probada virtud, a quien a sus noventa años le invitan a hacer lo prohibido para perdonarle la vida y algunos amigos quieren inventar una simulación de lo prohibido para que se salve, a lo cual, ni a uno, ni a otro acepta el venerable anciano, para así dar buen ejemplo a la juventud y mantenerse noble hasta el final, y fiel a la Ley de Dios.

    Para entender mejor este mensaje de este hombre reconocido incluso por la Iglesia como un mártir del Antiguo Testamento, debemos ver primero el libro en que viene esta historia, que es Segundo de Macabeos que junto al primero y a otros dos considerados apócrifos, fueron escritos en Alejandría, como obras de resistencia contra las persecuciones sufridas por los judíos. Ambos no figuran en la Biblia Protestante y se incluyen dentro de los libros deuterocanónicos. Las historias que se narran contienen la guerra de Matatías y sus hijos contra los reyes Seléucidas dominadores de Palestina, hasta que los judíos consiguen su independencia política. La Palabra Macabeo significa ´´Martillo´´, y al parecer el nombre le viene por la lucha que libran los hijos de Matatías, llamados así y principales personajes de la historia.

    La historia que nos ocupa, la del anciano Eleazar, hay que ubicarla en el contexto histórico con el Rey Antíoco IV Epifanes, en el siglo II a.c., quien con  el objeto de recabar fondos para pagar los impuestos a los romanos decide otorgar el sumo sacerdocio de Jerusalén al mejor postor, luego saquea el templo y forza una helenización, es decir, que la cultura griega se superponga a la cultura y las tradiciones judías y es ahí donde encuentra la fuerte resistencia de los macabeos y de algunos personajes, que como el anciano Eleazar se resisten a tal proyecto.

    El asunto está en que al anciano le piden comer carne prohibida por la ley de Moisés: carne de puerco, cuya prohibición encontramos en el libro del Levítico 11,7-8, parece que desde el principio de la llegada a la tierra de Canaán, el pueblo de Israel prohibió la comida de este tipo de carne y de otras, ya que los pueblos vecinos ofrecían sacrificios a sus dioses con los sacrificios de estos animales e Israel siempre quiso distinguirse de sus pueblos más cercanos. Retomando la historia,  el anciano prefiere la muerte antes que dar un mal ejemplo, sobre todo a la juventud, dice: ´´Porque a nuestra edad no es digno fingir, no sea que muchos jóvenes, creyendo que Eleazar, a sus noventas años, se ha pasado a las costumbres paganas, también ellos por mi simulación y apego a este breve resto de vida, se desvíen por mi culpa y yo atraiga mancha y deshonra a mi vejez´´. En sus palabras está el convencimiento de que la fidelidad a la ley de Dios es el valor supremo en la vida del hombre, él es consciente de los males que socialmente puede acarrear una conducta que produzca escándalos y  refleja la consciencia firme  de que existe un juicio tras la muerte superior al humano.

    Hoy tenemos una juventud que anda a tientas e inventando lo que no debe y cantando lo indebido: ¿Acaso no habremos colaborado  los más adultos en eso? Esa inversión de valores que se vive en la sociedad de hoy y se refleja en los jóvenes, ¿es posible qué eso haya sido obra de los hoy mayores de la sociedad? No hemos sabido transmitir con nuestra conducta la nobleza y fidelidad que conllevan una vida digna y basada en la fe en nuestro Dios. Lamentamos el caso de muchos que llegando al momento culminante de su existencia, a la etapa de la cosecha moral de sus vidas, han pensado en el momento presente y no en el antes y después de sus vidas, escandalizando toda una familia y una sociedad, y dejando en el aire a toda una generación juvenil, que solo va y viene al soplar de los vientos malsanos de la atmosfera que vivimos hoy. Necesitamos testimonios, necesitamos ejemplos, necesitamos muchos Eleazar para nuestra gente joven y el mundo de hoy. Adh 817

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...