• Noticias

    El evangelio de Lucas

    Biblia | P. William Arias 

    El evangelio de Lucas  
    En los domingos de este nuevo año litúrgico nos corresponde la lectura del evangelio de Lucas, y sería bueno precisar algunas cosas, para tener una mayor comprensión de los textos que vamos a leer o escuchar. Primeramente señalamos que según los biblistas fue escrito probablemente en la década de los años 80 d. C., pertenece a los llamados evangelios sinópticos (Marcos y Mateo); fue escrito en el contexto de una comunidad mediterránea y  urbana y su autor, Lucas, al parecer  era  alguien que tenía cierto talante intelectual, ya que el vocabulario es muy rico, y por su lenguaje e ideas teológicas podemos deducir que era un persona con buenos conocimientos de griego, al parecer de un cristiano educado en ambientes helenistas, perteneciente a la segunda generación cristiana. 
    En la formación del evangelio según destaca el mismo autor, hay una investigación acerca de Jesús, ya que maneja varias fuentes en la que destacan: el evangelio de Marcos, la fuente Q o de sentencias y dichos de Jesús, y fuentes propias que circulaban en las comunidades de entonces. Lucas intenta hacer una biografía de Jesús, al estilo de las biografías antiguas, pero también quiere llevar una serie de catequesis entorno a la vivencia cristiana a partir de la persona de Jesús. La estructura literaria o división del evangelio es de la siguiente forma: -Prólogo: 1, 1-4; -Narrativa de la Infancia: 1,5-2,52; -Preparación para el ministerio público: 3,1-4,13; -Ministerio de Jesús en Galilea: 4,14-9,50; -Subida a Jerusalén: 9, 51-19, 46; -Actividades finales de Jesús en Jerusalén: 19, 47-23,56.: -Narrativa de la resurrección: 23, 56b-24,53. De los sinópticos, Lucas es el evangelista que más parábolas presenta, 27 en total, de las que 17 son propias de su evangelio y no aparecen en ningún otro de los evangelistas. Los milagros totalizan 22, de los cuales sólo 7 son propios de Lucas. 
    Todo el evangelio de Lucas está encaminado a presentar a Jesús como el gran amigo de los pecadores, modelo de Profeta ungido, Salvador y Señor. Pero encontramos además en Lucas una humanización de Jesús.  El Jesús lucano se hace humano mediante su dedicación a los pobres, los pecadores, y los excluidos.  La entera actividad terrena de Jesús aparece como una actividad liberadora, salvadora. Como portador del Espíritu orienta su predicación a los pobres, los ciegos, los oprimidos, a todos los necesitados; esta es “la imagen lucana” de Salvación.
     Dentro de la visión global de Iglesia de Lucas se inserta la concepción de los Doce, reserva el título de apóstol sólo para el grupo de los Doce. Jesús escogió a doce entre ellos (de un grupo mayor) a los que llamó apóstoles. Los apóstoles son los testigos de la vida y de la actuación de Jesús, dan testimonio de la resurrección; están capacitados para la continuidad entre el tiempo de Jesús y el tiempo de la Iglesia. Asumen funciones de dirección de la comunidad.
    El evangelista Lucas educa a su comunidad señalando que Jesús vino para ellos y les trajo la justicia y la liberación. No para que ellos se acomoden en la sociedad, sino para que construyan una nueva sociedad y una nueva historia, de modo que todos puedan tener acceso a la libertad y la vida. Una comunidad donde se hagan sentir las fuertes temáticas del evangelio que son: los pobres y el reino, la misericordia y el perdón, la oración y el Espíritu Santo y la alegría. Esperamos en este año que el evangelio de san Lucas este destinado a guiarnos dentro de nuestra vida como creyentes, mensajeros y misioneros de Jesucristo. ADH 830

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...