• Noticias

    Cuaresma 2019

    Reflexiones | Mons. Telésforo A. Isaac, Obispo Emérito Iglesia Episcopal / Anglicana 

    Cuaresma 2019
    La Cuaresma, es un lapso de tiempo en que los cristianos se dedican a la observancia de retiros, ejercicios espirituales, ayuno y oración, emulando en algo el tiempo de Jesús en el desierto de las tentaciones.
    Atendiendo al dicho del predicador, en el libro de Eclesiastés: “todo tiene su tiempo”. Debemos tomar el tiempo de la Cuaresma para hacer introspección de nuestras almas, examinar la conciencia, ordenar la mente, escudriñar las acciones del pasado y decidir las normativas que regirán la conducta del presente, con el compromiso de seguir adelante, cimentando lo bueno y purificando las virtudes.
    La estación litúrgica de la Cuaresma comienza el Miércoles de Ceniza y termina el jueves de la Semana Santa. Esta estación es propicia para cultivar formas de alcanzar el estado más elevado de espiritualidad; cómo lograr los deseos y metas para satisfacer mejor la virtud de amar y servir a Dios, al prójimo y a uno mismo.
    Este período de acercamiento a Dios y de introspección, nos faculta para hacer diagnóstico del procedimiento efectivo de la inteligencia emocional y las posibles consecuencias del cumplimiento puntual de las virtudes de la fe, la esperanza y el amor.
    Es recomendable comenzar los ejercicios espirituales con actos devocionales; y para esto, se puede usar el Salmo 51, que es considerado como la plegaria penitencial por excelencia.  Su autoría se atribuye al Rey David, por su contrición, arrepentimiento, confesión y búsqueda de reconciliación con Dios, por haber cometido adulterio con Betsabé, y por usar abusivamente su poder para tratar de engañar y tramar la muerte del esposo, Urías. (II Samuel, capítulos 11 y 12).
    Esta plegaria penitencial es el lamento individual de un alma agobiada por “rebeliones contra Dios y hechos malos delante de los ojos de la Divinidad”; al mismo tiempo, el penitente expresa: “que ha sido malo desde su nacimiento, y pecador desde el vientre de su madre”. (Salmo 51:6).
    El penitente se sintió azotado y alienado de Dios por sus pecados; el flagelo de sus hechos le causaba dolor y agonía, por lo que elevó oración como señal de arrepentimiento, confesión, perdón y búsqueda de reconciliación.
    En el caso del Rey David, el autor acepta su culpabilidad y expresa con profundo sentimiento el dolor que le compunge, pide a Dios oír su súplica, que engendre en él un nuevo corazón y un espíritu renovado.
    Así como el salmista implora a Dios mediante éstas palabras que expresan su pena, usted puede manifestar su desconsuelo ante Dios para examinar y mejorar su condición de vida. Usted debe hacerlo con frecuencia, por la estación de la Cuaresma y proponerse practicarlo.
    Dios, en su infinita misericordia, y conforme a su propósito de redimir y rescatar al caído género humano: “en su gran poder y gratuitamente, declara libre de culpa a la humanidad mediante Jesucristo, el Verbo Encarnado”. (Romanos 5:17b).  Esta es la promesa de Dios a todo corazón que le invoca suplicando perdón y renovación. ADH 832

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    REFLEXIONES

    REFLEXIONES

    QUIENES SOMOS

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    AMIGO DEL HOGAR

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    PANEL SOBRE EL TEMA:

    PANEL SOBRE EL TEMA:

    IMPRENTA - EDITORA - REVISTA

    IMPRENTA - EDITORA - REVISTA