• Noticias

    Falleció el Cardenal Jaime Ortega

    Noticias | CEC


    Falleció el Cardenal Jaime Ortega 
    La Conferencia Episcopal de Cuba emitió un comunicado en el que informa el fallecimiento del Cardenal Jaime Ortega Alamino, ocurrido ayer viernes 26. El comunicado recuerda que el cardenal Ortega fue ordenado sacerdote en agosto de 1964 y luego Obispo de la Diócesis de Pinar del Río y en la Arquidiócesis de La Habana.
    “Al pensar hoy con cariño y gratitud en el cardenal Jaime nos anima saber que él permanecerá entre nosotros acompañándonos con el recuerdo de su amable sonrisa, su inteligencia clarividente y el testimonio de su sacerdocio entregado y en ocasiones sufrido.”, nos dice la nota.
    Cuba le rinde honores al cardenal Jaime Ortega: el gobierno ofrece funerales de Estado y luto nacional. La prensa destaca el papel que desempeñó en el acercamiento entre la Iglesia y el Estado cubano y reconoce su labor incansable de pastor y su compromiso social.
    El papa Francisco dio su pésame y ofreció sufragios por el eterno descanso del difunto, que sirvió a la Iglesia y a sus hermanos en los diferentes encargos que la Providencia le confió.
    La revista Vida Nueva resalta su mediación con el Estado y haber sido artífice de las históricas visitas de tres papas a Cuba. Los tres viajes papales: Juan Pablo II, en 1998; Benedicto XVI en 2012 y Francisco en 2015.


    COMUNICADO DE LOS OBISPOS DE CUBA:
    La Habana, 26 de julio de 2019: El fallecimiento del Cardenal Jaime Ortega Alamino, en la mañana de hoy, nos conmueve en el afecto y nos mueve a la gratitud hacia el hermano obispo que, en numerosas ocasiones y en diversas circunstancias, nos representó como Presidente de nuestra Conferencia y, posteriormente, como Cardenal ante la Santa Sede y ante otras instancias eclesiales y políticas.
    Mejor que enumerar eventos y situaciones, queremos destacar la personalidad sacerdotal del pastor bueno que puso al servicio de la Iglesia y de la evangelización sus muchos talentos humanos y cristianos.
    Es conocido cómo su fe en Jesucristo, el amor a la Iglesia y a Cuba llevó al Cardenal Jaime a asumir desafíos y tomar posturas, personales y eclesiales, procurando el bien de la Iglesia y de su pueblo.
    El recuerdo de Jaime, en el afecto fraterno y en el legado de su testimonio cristiano y sacerdotal, será inspiración y ejemplo para nuestra acción pastoral.
    ¡Descanse en paz!, nuestro hermano Jaime, a quien deseamos este disfrutando ya de la gloria de los bienaventurados, pues al morir ha podido escuchar de su Maestro y Señor: “Siervo bueno y fiel pasa al banquete de tu Señor” (cf. Mt. 25,23).
    La Habana, 26 de julio de 2019



    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...