• Noticias

    Sinestesia, variaciones de la percepción humana

    Temas de Salud | Marcia Castillo   


     

    Sinestesia, variaciones de la percepción humana

     

    Tal vez no todos los lectores o ciberlectores de esta columna sean cinéfilos, sin embargo, muchos habrán visto la película “Mi nombre es Khan”. Este filme no es una factura más, dejo una herida en la moral, la ética y una pregunta sobre ¿qué tan empáticos somos? Ahí quedo reflejado como en un prisma la falta de empatía hacia otro ser humano que sufre, pero también refleja el vínculo que rezuma del corazón en situaciones extrema, tal vez exista aquel lobo del hombre, pero también el hermano lobo que nos asusta solamente por ser un estereotipo aprendido o por ser una reminiscencia ancestral de la que no tenemos memoria consciente. Ya lo dijo una vez el escritor británico O. Goldsmith: “El mayor espectáculo es un hombre esforzado luchando contra la adversidad; pero hay otro aún más grande: ver a otro hombre lanzarse en su ayuda”.

     

    El protagonista de la citada película no solamente era empático y consciente de lo bueno y lo malo, aspectos que enrostran en un personaje con su condición de Asperger, donde la empatía y el contacto directo muy volubles, pero Khan no lo era. ¿Ficción o realidad? Bueno… Nada imita el arte mejor que la vida, Pero esto no es ni pretende ser una lección sobre los aciertos del celuloide, el tema que desarrollaremos es la Sinestesia ¿qué es eso? ¿con qué se come? y ¿por qué traemos a Khan para recrearlo? Recordemos la escena donde el protagonista esta con la que luego sería su esposa y sale huyendo despavorido cuando ve un objeto amarillo (a esto le llamamos “xantofobia”), en este caos un color genera pánico o temor   no justificado.


    ¿Qué es la sinestesia?
     Se trata de una variación no patológica de la percepción humana. Los sinestésicos experimentan de forma automática e involuntaria la activación de una vía sensorial o cognitiva adicional en respuesta a estímulos concretos. Por ejemplo, pueden ver un color cuando escuchan una nota musical, o percibir tacto en su mejilla derecha cuando saborean un alimento.

    Estas percepciones son idiosincrásicas, es decir, cada persona percibe unos colores/olores/sonidos concretos y diferentes. Aunque en algunos textos se dice que la sinestesia es una mezcla de sentidos, esto es inexacto: en la sinestesia hay especificidad sensorial, es decir, los sonidos se escuchan como sonidos, el color en el que aparecen escritas estas letras se percibe correctamente (= negro) y la sinestesia es una sensación adicional (se percibe un sonido correctamente tal y como es, y además, un color) pero día a día aparecen nuevas descripciones y aspectos que deben ser esclarecidos.
    Una población altamente propensa a la sinestesia son las personas con Trastornos del espectro Autista donde al estar subutilizados las áreas de interacción  social e interpersonal se desarrollan otras  y de ahí vemos también que son  proclives al Síndrome del sabio, el cual discutiremos en otra entrega, también  hay casos descritos  en epilépticos y  personas que han tenido daño irreversible en alguno  de sus sentido.

    Algunos casos que los expertos han podido observar en el devenir del tiempo son: tocar una superficie más suave les puede hacer sentir un sabor dulce. Estas experiencias no son meras asociaciones, sino percepciones, y los estados depresivos tienden a aumentar la intensidad de sus sensaciones.
    Otro ejemplo, asociar el color amarillo al número 7 o a la letra A. Algunos ven colores cuando escuchan música, otros pueden sentir literalmente el "sabor" de las palabras. Otras personas pueden percibir la letra A de color rojo, la S de color amarillo y la Z de color negro.

    Aunque la causa permanece idiopática, algunos científicos de la Universidad de California sostienen que sus descubrimientos apoyan la idea de que la sinestesia se debe a una activación cruzada de áreas adyacentes del cerebro que procesan diferentes informaciones sensoriales. Este cruce podría explicarse por una "falla", pero no patológico.

    En una próxima entrega daremos un diagnóstico clínico y nos adentraremos en presentar algunos casos   de sinestesias importantes de la historia. ADH 837

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...