• Noticias

    Dismorfismo Emocional

    Para vivir mejor | Miguelina Justo, M. C.


    Dismorfismo Emocional

    El carismático cantante norteamericano, Michael Jackson, alcanzó la fama mundial siendo muy joven. Su propuesta musical atrajo a multitudes, que coreaban entusiastas sus canciones, repetían sus pasos de baile e imitaban su particular forma de vestir.  Más allá del talento incuestionable que le convirtió en un icono de la música Pop y de los escándalos que le persiguieron, su sola figura llamó la atención de muchos. Padecِía de vitiligo, una condición donde las células que dan color a la piel desaparecen, dejando la zona afectada despigmentada (Harris, 2016). Al parecer, optó por acelerar el proceso de decoloración para eliminar los parches, igualando así el tono de la piel visible. El cambio fue dramático. Se sometió a docenas de cirugías plásticas, que acabaron deformando su rostro, convirtiéndolo en un ser de apariencia androgénica e indefinible.
    La Fundación para el Trastorno Dismórfico Corporal (TDC), con asiento en el Reino Unido, cuenta a Michael Jackson entre los famosos que pudieron haber padecido esta condición. De acuerdo a la Asociación Americana de Psiquiatría (2004) la persona que padece el TDC se preocupa excesivamente por defectos o imperfecciones en el aspecto físico, las cuales resultan sin importancia para otras personas, o bien no son observables para estas.  La búsqueda por aliviar el gran sufrimiento que experimentan les podría conducir a someterse a procedimientos cosméticos, incluso cirugías plásticas, con el fin de eliminar el supuesto defecto (Bjornsson, Didie, & Phillip, 2010). Diversos procedimientos están disponibles para quien los necesite y para quien crea que lo necesite, rinoplastias, liposucción, implantes, en fin, todo se achica o se agranda según se requiera. Desafortunadamente, quien padece del TDC puede que experimente aún una mayor insatisfacción luego de haberse sometido a una cirugía.  La imagen que le devuelve el espejo no corresponde con aquella que tiene en su mente. El cuerpo ideal es esencialmente irreal, inalcanzable.  
    Penoso es reconocer que este afán de perfección desborda la esfera corporal. Al igual que aquellos que sufre por supuestos defectos físicos, hay quienes parecen estar padeciendo de un “trastorno dismórfico emocional”.  La valía personal podría entenderse como supeditada a la perfección psicológica, y siendo así, el mercado ofrece “liposucciones emocionales” para eliminar “defectos”, propone “implantes psicológicos” para disimular supuestas imperfecciones. Técnicas y métodos rápidos prometen una transformación definitiva de las estructuras responsables de la infelicidad. La tristeza se rechaza, el fracaso se disfraza, la inseguridad se ridiculiza.   Y todo esto desde el rechazo, desde el desconocimiento del funcionamiento mismo de la psique humana, ese entramado de experiencias y células que sigue siendo un misterio a descubrir.
    Tras la aplicación del método milagroso, de la “cirugía emocional”, el insatisfecho ve incrementado su sufrimiento.  Después que el humo del espectáculo se dispersa, las grietas quedan.  Y ya que el método es perfecto, la infelicidad solo confirma el grave “defecto” que lleva dentro. Se cree roto, dañado.  Sólo le queda cuestionar los mensajes que recibe, rehuir de la fábrica de seres sonrientes y firmes, completamente vacíos, al estar llenos de sí.  Los cuerpos físicos reales son imperfectos, tienen bultos, manchas y hendiduras, los cuerpos emocionales también, y aun así son dignos de la caricia y de la sonrisa. ADH 836
    Referencias
    Asociación Americana de Psiquiatría (2014), Guía de Consulta de los Criterios Diagnósticos del DSM-5.  Traducción de Burg Translation, Inc., Chicago; American Psychiatric Publishing: Washington, DC.
    Body Dysmorphic Disorder Foundation. Famous people with BDD. Reino Unido: Recuperado de:  https://bddfoundation.org/resources/famous-people-with-bdd/
    Bjornsson, A. S., Didie, E. R., & Phillips, K. A. (2010). Body dysmorphic disorder. Dialogues in
    clinical neuroscience, 12(2), 221–232.
    Harris, J. (2016). UMASS Medical School:  "Speaking of Vitiligo..."   Did Michael Jackson have vitiligo? Massachuessets, EE. UU: Recuperado de: https://umassmed.edu/vitiligo/blog/blog-posts1/2016/01/did-michael-jackson-have-vitiligo/

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...