• Noticias

    “Mami, qué rápido se fue este año, ya vuelve diciembre”

    En Familia | Zahira Maxwell


    “Mami, qué rápido se fue este año, ya vuelve diciembre”

    La frase que me dijo mi Niño de 10 años me hizo reflexionar. A su edad, yo sentía que el tiempo pasaba muy lento. Durar 4 horas en un vehículo para llegar desde mi pueblo natal Sánchez hasta la ciudad de Santo Domingo, no resultaba difícil de soportar.

    “Ma, estoy desesperada, ya quiero que sean las 7 de la noche para ver el capítulo de la novela. No me gusta ver series en las que tengo que esperar para ver el siguiente capítulo. Me gusta ver las que tienen la temporada completa”. ¿Qué creen? Mi jovencita de 14 años me dice que le desespera, no tener el control de poder ver todos los capítulos de sus series en el momento que lo desea. Eso me hizo recordar, y así le dije, cuando yo tenía su edad, debíamos esperar cada día un episodio o hasta una vez a la semana. Hasta hace poco no existían las plataformas que te permiten ver series completas con todas las temporadas.

    Estamos despidiendo el año 2019 y recibiendo con los brazos abiertos el año 2020. Y deseo plantearles algunas reflexiones.

    ¿Qué estamos haciendo con nuestro tiempo? ¿Por qué los días nos resultan tan cortos? ¿Por qué nuestros jóvenes viven en un mundo de inmediatez? ¿Cuándo cultivaremos el valor de vivir cada momento con intencionalidad?

    1.     Administrar el tiempo: dice en Eclesiastés 3:
    1.Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.
    1-    Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado;
    2-    tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar;
    3-    tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar;
    4-     tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar;
    5-    tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar;
    6-     tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar;
    7-    tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz.
    8-     ¿Qué provecho tiene el que trabaja, de aquello en que se afana?
    9-    Yo he visto el trabajo que Dios ha dado a los hijos de los hombres para que se ocupen en él.
    10-                   Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.

    ¡Wao! Este pasaje de la Biblia lo dice todo sobre la administración del tiempo. Debemos administrar nuestro tiempo, saber que existe un tiempo para todo. Un ejemplo: en el tiempo de comer, no es el tiempo de chatear por WhatsApp. En el tiempo de trabajar, no es el tiempo de estar en Facebook. En el tiempo de ejercitarnos, no es el tiempo de descansar. Es muy importante aprender a compartir y vivir el momento con los que tenemos cerca. Desconectarnos del mundo virtual y vivir en el mundo real. Mientras sea posible.

    2.     El cuarto mandamiento: “Honrarás a tus padres, y tus días se alargarán en la tierra”. El único mandamiento con una promesa es el de honrar a nuestro padre y nuestra madre. ¿Por qué la promesa de que nuestros días se alargarán? Los días con el trajín se sienten cada vez más cortos. No logramos completar todas las tareas que nos proponemos. Por eso, la promesa de que nuestros días serán de gran provecho y serán lo suficientemente largos como para alcanzar a realizar todo lo que necesitamos, resulta una promesa de muy alto valor. Es una promesa eterna. Pero, ¿qué significa honrar a nuestros padres? Significa amarlos, sin importar si han sido buenos o no. Si fueron padres presentes o ausentes. Es amarlos y apoyarlos en los momentos que así ellos lo requieran. Estar para ellos como ellos estuvieron contigo y en el caso de que no estuvieran demostrarles en amor que tú si estás para ella hoy.

    3.  La inmediatez, una cultura de la juventud actual: para los jóvenes esperar para alcanzar sus objetivos resulta frustrante. Han aprendido a obtener todo con mucha facilidad y así lo quieren todo. Pasar horas frente a dispositivos electrónicos jugando, viendo videos o hasta realizando sus tareas, les hace ver la vida desde una perspectiva diferente. Todo se quiere para ayer. Y esto es peligroso. Esta es la cultura que permite crecer los anti valores. Creer que todo es posible con poco esfuerzo. Pensar que entrar en negocios fraudulentos es una salida. Trabajar con tesón, despacio pero continuo. Ese es el valor que debemos enseñarle a la nueva generación. ¿Cómo lo hacemos cuando para ir a la discoteca de moda hay que pagar 20 mil pesos como derecho a sentarse en una mesa? Pagar 20 mil pesos sólo para sentarse. Este valor no incluye ni un refresco o botella de agua. ¿Cómo decirles a los jóvenes que se alejen de la corrupción? ¿Quiénes que trabajen honradamente pueden todos los fines de semana asistir a la discoteca de moda?
    Este es el tipo de inmediatez que debemos tratar de manejar en nuestros jóvenes. Enseñarles que todo tiene su tiempo, y qué hay un tiempo para ir a la discoteca, un tiempo para ir a la iglesia y un tiempo de trabajar.

    4. Vivir intencionalmente: hace un año me certifiqué con el John Maxwell Team, hoy quiero dejarles un par de preguntas para que en el nuevo año 2020, decidan vivir su vida intencionalmente.

    • ¿Puede ser el mejor del mundo en lo que hace?
    • ¿Está apasionado por lo que hace?
    • ¿Tiene los recursos para cambiar su mundo?

    John C. Maxwell en su libro vivir intencionalmente nos plantea estas tres preguntas como la base de cambiar y hacernos los gestores de nuestra vida. Nosotros somos los que podemos hacer posible nuestros sueños. Dios pone en nosotros el querer, pero el hacer nos toca a cada uno.

    Ahora bien, puedo ilustrar esto con el programa que los miércoles se ha convertido en un toque de queda. Dominicana Got Talent, cada semana vemos el talento de todos los que se atrevieron a participar en el programa. Muchos con un gran talento y otros que no trascienden. Sin embargo, los que se atreven a ir rompiendo la barrera del temor a fallar están contando y creando su historia. Millones de personas están viendo su presentación, sea excelente, como la de mi amigo el Mago Francis, o no tan buena como la del “humorista” Frekk Alexis, quien ha sido visto por más de 5 mil personas con lo peor de DGT.

    Este año 2020 te reto a que aprendas a vivir intencionalmente, comienza a hacer lo que deseas, no busques excusas para tu crecimiento profesional, personal, espiritual y verás que al lograr crecer en estos aspectos también en lo económico lo lograrás.

    En conclusión, les deseo una muy feliz Navidad y un Nuevo Año lleno de metas, prosperidad y salud. ¡Hasta el 2020! ADH 840

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...