• Noticias

    viernes, 18 de septiembre de 2020

    Maestros apasionados, niños y jóvenes apasionados

    Educación | Pedro María Orbezua, fsc

     


    ¡Que la escuela vaya bien! Maestros apasionados, niños y jóvenes apasionados

     

    La CIEC -Confederación Interamericana de Educación Católica- propone tres Claves para la Escuela del Siglo XXI. En este artículo me fijaré en la primera: “Ayudar a los niños y jóvenes a encontrar su pasión”. Leer la exhortación de la CIEC y recordar al instante un texto de Michel Ende en su novela “La Historia Interminable” fue todo uno.

     
    “Las pasiones humanas son un misterio, y a los niños les pasa lo mismo que a los mayores. Los que se dejan llevar por ellas no pueden explicárselas, y los que no las han vivido no pueden comprenderlas. Hay hombres que se juegan la vida para subir a una montaña. Nadie, ni siquiera ellos, pueden explicar realmente el porqué. Otros se arruinan para conquistar el corazón de una persona que no quiere saber nada de ellos. Otros se destruyen a sí mismos por no saber resistir los placeres de la mesa… o de la botella. Algunos pierden cuanto tienen para ganar en un juego de azar, o lo sacrifican todo a una idea fija que jamás podrá realizarse. Unos cuantos creen que sólo serán felices en algún lugar distinto, y recorren el mundo durante toda su vida. y unos pocos no descansan hasta que consiguen ser poderosos.

     

    En resumen: Hay tantas pasiones distintas como hombres distintos hay. La pasión de Bastian Baltasar Bux eran los libros”. BBB es el niño protagonista de la historia.

     

    ¿Y qué es la “Pasión”? La respuesta nos la sirve el Padre Arrupe, quien fuera prepósito general de la Compañía de Jesús. Es un texto muy bello y lo comparto con ustedes. Tu “pasión”, Educador, Educadora, es…

     

    … Aquello de lo que estés enamorado,

    y arrebate tu imaginación,

    lo afectará todo.

    Determinará lo que te haga levantar por la mañana

    y lo que hagas con tus atardeceres;

    cómo pases los fines de semana,

    lo que leas y a quien conozcas;

    lo que te rompa el corazón

    y lo que te llene de asombro

    con alegría y agradecimiento.

    Enamórate, permanece enamorado,

    y eso lo decidirá todo.

     

    ¿Y cuál es tu “Pasión”? ¿La Educación? ¡Síiiiiiiiii! ¡Ok! ¡Debe notarse! Solo así, si vives apasionado, apasionada, conseguirás que los niños y jóvenes encuentren la suya. ¡Serás un fuego que prenda otros fuegos! Es incomprensible un Educador de tres al cuatro, desilusionado, desencantado, fofo y blandito, sin osamenta, líquido, que diría Zygmunt Bauman.

     

    El Sr. de La Salle a la “Pasión” que debe avivar al Maestro, a la Maestra, llamó: Celo”. Y le añadía, en ocasiones, un adjetivo: “ardiente”.

     

    Explicaba que es el espíritu que debe animar a los Educadores y Educadoras. Traducimos la expresión “celo ardiente” -para que se comprenda mejor- por el vocablo “entusiasmo”. Su origen, el griego: enthousiasmós”, “enzeusmado”, “arrebatado, poseído, lleno de Dios”. Interesante, ¿verdad?

    Y para terminar un relato de Eduardo Galeano, tomado de “El libro de los abrazos”.

     

    "Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo. A la vuelta contó. Dijo que había contemplado desde arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.

    -El mundo es eso -reveló- un montón de gente, un mar de fueguitos. Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tanta pasión que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca se enciende". 

     

    ¡Hermosísimo microrrelato!

     

    No me gusta la palabra, pero allá va: moraleja. Lo prioritario para “ayudar a los niños y jóvenes a encontrar su pasión” es -nos lo repetiremos las veces que hagan falta- que los Educadores y Educadoras ardan su vida con tanta pasión, que no se pueda mirarlos sin parpadear, y quienes se acerquen, los niños y los jóvenes, se enciendan”.

    ¿De acuerdo? ¡Más vale! ADH 847.

     


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Lectura Orante

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Valor del Mes: MISIÓN