• Noticias

    jueves, 29 de octubre de 2020

    La Misión de Jesús en Galilea, a partir de Lucas (5)

    Rincón de la Palabra | Hna. Ángela Cabrera, mdr.

     


    La Misión de Jesús en Galilea: Una reflexión a partir del Evangelio de Lucas (Lucas 4,14-44; 5,1__9,62)

     

    EN LA MISMA MISIÓN, JESÚS CONVOCA A SUS DISCÍPULOS MISIONEROS (LUCAS 5,1-11. 27-32; 6,12-16; 8,1-3; 9,1-6).   (5)

     

    REFERENCIA A LOS TEXTOS:

    Observamos que, en Lucas, antes de llamar a los discípulos y los seguidores, Jesús ya tiene un recorrido misionero. Este recorrido, su fama, su testimonio, sirven de validez para conquistar el sí de aquellos que apuestan por su proyecto. Si el el testimonio es válido, entonces las vocaciones son fértiles. 

     

    Identidad de la persona a quien llama

    En qué momento la llama

    Palabras para la integración al discipulado

    Respuesta de la persona llamada

    Simón, Santiago, Juan (Lc 5,1-11).

    Estaban pescando en el lago de Genezaret

    No temas, desde ahora serás pescador de hombres

    Dejándolo todo, le siguieron

    El publicano Leví (Lc 5,27-28)

    Sentado en una mesa, cobrando impuestos.

    Sígueme

    Dejándolo todo, se levantó y lo siguió

    Conforma el grupo de los Doce: Simón (Pedro), Andrés, Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago, Simón (Zelota), Judas de Santiago, Judas Iscariote (56,12-16).

    Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, eligió a Doce entre ellos, a los que llamó Apóstoles.

    Elección y llamada

    Le siguieron

    Mujeres que habían sido curadas: María Magdalena, Juana, Susana, muchas otras (8,1-3)

    Habían sido curadas y sanadas

    Experiencia de Jesús

    Le acompañaban

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     








    Espiritualidad Misionera

    El maestro de los maestros llama a sus seguidores para estar con Él. Estando con Jesús es la única vía para vivir el discipulado. Con el maestro se aprende, se transforma la vida y la existencia, se nace nuevamente. Estando con Él es la única manera de crecer integralmente. Cerca de Jesús se puede conocer su manera de pensar, de hacer las cosas, de cumplir la voluntad de Dios. Pero, el seguimiento de Jesús no es un nido para encubarse, y ya, sino que es un requisito para tomar vitaminas y salir a la misión, llevando su palabra en el corazón, como una braza encendida.

    Lucas 9,1-6 narra la convocatoria de parte de Jesús a los Doce: dándoles autoridad y poder sobre los demonios, así como para curar enfermedades. También, luego de estas señales, les pide que proclamen en Reino. Observamos que primeros son los signos, luego la predicación.

    Les da esta orden: “No tomen nada para el camino: ni bastón, ni alforja, ni pan, ni plata; ni tengan dos túnicas cada uno. Cuando entren en una casa, quédense en ella hasta que se marchen de allí. Y si algunos no les acogen, salgan de aquel pueblo y sacudan el

    polvo de sus pies como testimonio contra ellos” (9,3-4).

    Puede considerarse que este llamado misionero a los Doce recoge sintéticamente todo lo que Jesús ha vivido. No le pide nada de lo que Él ha hecho antes. Y en su propia persona le concede autoridad y poder. Ellos confiaron en su Palabra y partieron conforme le había sido indicado.

    En Lucas 9,10-17 se narra el retorno de los misioneros. Vuelven felices donde Jesús para compartirles la experiencia. ¿Usted ha pensado en lo que Jesús hacía mientras los discípulos estaban de misión? El hecho es que le seguía tanta gente, que la misión no paraba. Era misión en “gerundio”, o sea, sistemáticamente. De ahí que los “cinco panes y los dos peces” multiplicados anticipan la llegada del Reino, en medio de su pueblo, hambriento de pan y de vida.

    El texto del envío misionero recuerda a una persona cristiana, pero que tenía el defecto de quejarse mucho, porque era muy pobre. Entonces, le fue recordado este pasaje, que habla sobre el despojo que necesita la persona para ser portador de Buena Noticia. Alguien dijo: “solo se llena lo que está vacío”. Jesús invita a este vacío de cosas para llenarse de Dios y su Reino, para poder llevarlo en la vasija del interior. Entonces, ese hombre quejoso de su pobreza material, se dio cuenta de que realmente estaba más adelantado que los propios ricos para ser discípulo misionero. En adelante, no se quejó más, sino que centró toda su atención en estar desocupado de asuntos materiales para acoger en su vida la Buena Noticia y llevarla a cada momento, en todos los lugares.

     

    ¿QUÉ NOS PROVOCAN LOS TEXTOS?

    Jesús integra a las personas en su proyecto misionero:

    1.      ¿Acojo a las personas para que participen de la misión?

    2.     ¿Involucro a las personas para que se sientan útiles e importantes en la misión?

    3.     ¿Les comparto autoridad y liderazgo para que emprendan, con iniciativas, el proyecto misionero?

    4.    En este sentido ¿qué estamos haciendo bien y qué debemos mejorar en nuestra comunidad cristiana?

    5.     ¿Qué necesitamos llevar a la misión? ADH 840

    Lectura Orante

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    CAMPAÑA: "NOCHES DIGNAS"