• Noticias

    jueves, 22 de octubre de 2020

    Aquí estoy, mándame: compartir la misión de Jesús

    Espiritualidad del Corazón / Mons. Valentín Reynoso (Plinio)



    Aquí estoy, mándame: compartir la misión de Jesús

    Octubre misionero nos invita siempre a fijarnos en la misión. Con la cita bíblica “Aquí estoy, mándame” (Is 6,8), el papa Francisco comparte su mensaje para la Jornada Mundial para las Misiones. Repasemos la misión de Jesús, que él nos invita a compartirla hoy.

    1.     Visión de la Misión de Jesús

    La misión del Mesías es un anuncio profético de lo que sería la Misión de Jesús.Ya en el A. T. se indica claramente cuál sería la misión del Mesías. El profeta Isaías describe la misión del Mesías esperado, que vendría con la fuerza del Espíritu del Señor que lo ha ungido, "para anunciar la buena nueva a los pobres, liberar a los cautivos y a proclamar el año de gracia del Señor" (cf Is. 61,lss). San Pablo confirma que "al llegar la plenitud de los tiempos, Dios envió a su Hijo al mundo, nacido de mujer, para que rescatase a los que estaban sometidos a la ley" (Gal. 4,8). El bautismo de Jesús y su vida pública marcan la trayectoria y las características de la misión de Jesús de la cual hace partícipes a sus discípulos.

    El Bautismo de Jesús

    Con el Bautismo en el Jordán, Jesús da inicio a la misión que el Padre le había confiado. El evangelio de Lucas nos recuerda que:

    ·   Un día, con el pueblo que venía a bautizarse, se bautizó también Jesús; mientras estaban orando, se abrieron los cielos, el Espíritu Santo bajó sobre El y se manifestó exteriormente en forma de paloma, y desde el cielo se oyó una voz que decía: "Tú eres mi Hijo, el Amado, mi Elegido". (Le 3,21-22).

    ·   Fijando la atención en el texto, destacan seis hechos que configuran este acontecimiento:

    ·        Jesús acude al Jordán para bautizarse

    ·        Forma fila con los pecadores que aceptan ser bautizados

    ·        Mientras Jesús oraba se abrieron los cielos

    ·        Se oyó una voz de lo alto

    ·        El Espíritu descendió sobre Jesús en forma de paloma

    ·        Todos oyeron una voz que decía "Tú eres mi hijo, el amado, en quien me he complacido". (Le 9,35).

    Consideraciones:   

    ·        Con el pueblo se bautizó también Jesús.

    ·   Jesús no necesitaba bautizarse, porque nunca cometió pecado, siempre vivió según la voluntad de su Padre.

    ·        Jesús se bautizó porque quería compartir la vida de su pueblo; por eso se mezcla con los que buscan a Dios, dando los mismos pasos que ellos.

    ·        El bautismo de Juan era signo de un cambio de vida, de conversión, para emprender un nuevo camino hacia Dios.

    ·     En el bautismo de Jesús, se revela que El es el único camino para ir al Padre.

    ·        Jesús recibe la misión de anunciar la Buena Noticia de la Salvación.

    Como Jesús, también nosotros hemos sido bautizados para vivir como hijos de Dios, en comunión fraterna con nuestros hermanos, formando parte de la familia de Dios y siguiendo el camino de Jesús. Algunos aspectos del itinerario misionero de Jesús que conviene recordar:

    ·     Al llegar la plenitud de los tiempos, Dios Padre envió a su propio Hijo, para realizar su proyecto de amor y redimir a toda la humanidad del pecado y de la muerte (cf. Gal. 4,4).

    ·       También nosotros hemos sido bautizados con el agua y el Espíritu, para continuar la misión de Jesús.

    ·        Nuestra misión consiste en:

    ·        Llevar la Buena Nueva a los pobres.

    ·      Romper las cadenas a todos los oprimidos para que caminen, libres de sus esclavitudes.

    ·        Devolver la vista a los ciegos para que vean el mundo, a sus hermanos y a Dios, en la belleza de la creación.

    ·        Anunciar y compartir el Perdón y la Misericordia del Corazón del Padre"

    ·        Ser buena noticia para nuestros hermanos.

    Inicio de la vida pública de Jesús

    Al volver del desierto, donde había pasado 40 días en ayuno y oración, fortaleciendo su espíritu para la misión, Jesús inicia su vida pública con una llamada a la conversión del corazón y decía:

    "El plazo está cumplido y el reino de Dios está cerca, conviértanse y crean en el evangelio" (Me 1,15). Este anuncio de la Buena Noticia de la llegada del Reino es el contenido del programa de su predicación y de sus obras proféticas. Jesús centra su mensaje en la proclamación del Reino que se hace presente en su propia persona, ante la mirada de quienes le acompañan. En Lucas 4,14-17 Jesús proclama su misión. Al llegar a la Sinagoga de Nazaret le entregan el libro de la Escritura y abriéndolo encuentra el pasaje de Isaías que define cuál es su misión como Mesías:

    "El Espíritu del Señor está sobre mí, él me ha ungido para llevar la buena noticia a los pobres, para anunciar la libertad a los cautivos, devolver la vista a los ciegos, para despedir libres a los oprimidos y anunciar el año de gracia del Señor" (Le. 4,18-19, cf.Is 61, lss).

    Al escuchar su declaración, la gente quedó a la expectativa; luego Jesús se sentó y dijo: "Hoy se cumple este pasaje de la Escritura que acaban de escuchar" (Lc.4,20-21).

    Pistas para la reflexión:

    ·  Jesús realiza su misión con obras, con palabras y con gestos que manifiestan el amor, la misericordia, la ternura y la compasión de su corazón, reflejo del Corazón de su Padre.

    ·      El Catecismo de la Iglesia Católica en el No. 547, nos recuerda, que Jesús acompañó sus palabras con numerosos milagros, prodigios y gestos (Hc.2, 22), que manifiestan la presencia del reino y atestiguan que Jesús es el Mesías (Lc.7,18-23).

    ·      Durante su vida pública Jesús camina como peregrino, acude a los lugares donde está la gente, visita las sinagogas y va haciendo el bien a su paso por los campos, pueblos y comarcas, anunciando el reino de su Padre con gestos de misericordia. ADH 847

    Lectura Orante

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    CAMPAÑA: "NOCHES DIGNAS"