• Noticias

    miércoles, 11 de noviembre de 2020

    “Tú eres parte del milagro”

    Educación | Hno. Pedro María Orbezua, fsc



    ¡Que la Escuela vaya bien!

    “Tú eres parte del milagro”

    ¡El dos de noviembre, tras unas larguísimas vacaciones para alumnos y alumnas y unos acelerados talleres de “re-imaginación personal y re-ingeniería tecnológica” para Maestros y Maestras, arrancó el año académico 2020-2021! ¿A trancas y barrancas? Dependerá de escuelas y colegios, pero que el actual curso escolar se las trae, se las trae, vaya que sí se las trae...

    Ya que nos ha tocado caminar cuesta arriba y, de seguro, con la lengua fuera, quiero compartir con ustedes el lema que los lasallistas traemos para esta situación. Ojalá les acomode. Creo que es muy apropiado y oportuno para nuestras Escuelas, Liceos, Colegios…  “Tú eres parte del milagro”.

    La pregunta surge por sí sola: ¿Qué milagro?

    Antes de proponer algunas respuestas, nos ponemos en contexto: ¡La Pandemia sigue haciendo de las suyas! Escribe Edgard Morin, sociólogo y filósofo francés (en el 2021 cumplirá 100 años) en su artículo “Festival de incertidumbres”: “… un minúsculo virus en una ciudad ignorada de China ha disparado el trastocamiento de un mundo”.

    No hay vuelta de hoja: el desalmado Covid 19 nos ha trastocado, perturbado y alterado, nuestra vida personal, familiar, laboral… y, cómo no, nos ha dado tal “pela” que, hoy por hoy, “la educación está gravemente afectada”.

    Ante este panorama, no podemos quedarnos de brazos cruzados y en actitud de “ahí me las den todas”. Precisamos reaccionar y abrir caminos; ya estamos, en verdad, vigilantes y en guardia para el primer asalto, pero no basta saltar al ring con brincos y golpes al aire, sino resistir los doce rounds, es decir, los nueve benditos meses que asoman por delante.

    Dice la Declaración sobre la misión educativa lasallista: “Asistimos a la pérdida del sentido de que la historia es una sola, interconectada y común, y que la suerte de la humanidad está en peligro”.

    El semáforo está encendido en rojo. Vuelvo a la carga: Ni nos hemos sentido ni hemos actuado como un solo planeta y una sola humanidad. Desde marzo, por poner una fecha a ojo de buen cubero, hemos optado por el “sálvese quien pueda” y el “acaso soy yo el guardián de mi hermano”. ¡Qué lamentable! ¡Qué pena, penita, pena!

    En fin, necesitamos un milagro. Sépanlo -y el que avisa no es traidor-: Dios no es quien va a provocar el milagro. Desengáñense. Y dejen esa carita de sorpresa o, quizás, indignación. Tampoco llegarán los héroes de Marvel a salvarnos, y desistan de buscar un “macho cabrío” para que cargue con nuestras culpas. Precisamos un milagro. ¿Ok? Y ese milagro lo producimos nosotros. Es nuestra responsabilidad.

    Nos inspira el ícono de la multiplicación de los 5 panes y los dos peces: “Comieron todos, quedaron satisfechos, recogieron las sobras y llenaron doce canastos. Los que comieron eran cinco mil hombres, sin contar mujeres y niños”. ¿Por qué se hizo el milagro? ¡Porque compartieron! Obremos del mismo modo también nosotros, para que el pan de la enseñanza alcance a todos los niños y los jóvenes del país.

    UNIDOS, ahora más que nunca, para que la “Escuela vaya bien”. A pesar de tantos pesares, va a ser posible la educación -sea presencial, híbrida o en línea- y una educación de calidad. No podrá estar a la altura de las circunstancias normales, pero en “la nueva normalidad” -¡No entiendo todavía tal expresión!- los niños y los jóvenes van a aprender, van a educarse, van a seguir creciendo…

    En resumen: ¡El curso escolar 2020-2021 se presenta “color de hormiga”! Requerimos, pues un milagro. Y nosotros detonamos el primer milagro: Unida la Comunidad Educativa, con un idéntico “deseo, determinación y disciplina”, obrará un segundo milagro: la Escuela, a pesar de la Pandemia, va a ir bien. ¡Compartamos nuestros panes y peces! ADH 850

     


    Lectura Orante

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    CAMPAÑA: "NOCHES DIGNAS"