• Noticias

    miércoles, 11 de noviembre de 2020

    La familia y la educación integral

    Humanismo Integral | Ignacio Miranda



    La familia y la educación integral

    En noviembre se celebra el mes de la familia. Buena ocasión para reflexionar sobre el valor de la educación integral a partir de la comunidad familiar.

    La Sociología es la madre de todas ciencias sociales: Economía, Política, Historia, Pedagogía y otras disciplinas humanísticas.

    Existe un consenso entre los estudiosos de la sociología en concebir a la familia como el grupo primario por excelencia; o la célula vital de la sociedad. Y el hogar como la estructura orgánica que alberga a la familia.

    La cultura como estilo de vida personal, comunitaria y social, contiene pautas de comportamientos a todos los niveles. En la comunidad familiar, todo ser humano nace condicionado por el patrón cultural creatura-creador. Vale decir: encuentra una serie de comportamientos que lo limitan; y, al mismo tiempo, su capacidad potencial para modificar algunas de esas aptitudes.

    En la medida en que el niño va creciendo, el entorno en que se desenvuelve:  familia amplia, vecindad, escuela; y, hoy día, las redes sociales y otros medios de comunicación, influyen en la conducta personal.

    La madurez física, emocional y espiritual, producen en los seres humanos un incremento en valores que encontraron en la comunidad familiar, adquiriendo una mayor identidad personal.

    Educación integral

    Creo que la integralidad debe concebirse como la totalidad de variables que convergen en un ser ideal, físico, humano o espiritual.

    La educación integral, es el conjunto de los valores culturales que encarnan los seres humanos: identidad nacional, buenas costumbres, instrucción, actualización, defensa de la vida, espiritualidad, etc...

    Nuestra cultura se fundamenta en el humanismo cristiano, en la que encontramos una serie de valores esenciales para la convivencia social. La Biblia contiene la fuente original de nuestra cultura. De ella escojo algunos valores que considero de la mayor utilidad para satisfacer nuestras necesidades reales del presente, y dotados de sostenibilidad para el porvenir, como dignidad humana, indisolubilidad matrimonial, justicia, fidelidad, verdad, libertad, bien común, economía solidaria, laboriosidad, unidad, prudencia:

    Génesis 1: “Creó, pues, Dios al ser humano a imagen suya… macho y hembra los creó. Y los bendijo Dios con estas palabras: Sean fecundos, multiplíquense”.

    Mateo 8 y 9: “Quien escucha estas palabras mías y las pone en práctica se parece a un hombre prudente que construyó su casa sobre roca”.  “…abandona un hombre a su padre y a su madre, se une a su mujer y los dos se hacen una sola carne… lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre”.

    Lucas 24: “Felices los que tienen hambre y sed de Justica, porque serán saciados”.

    Evangelio de Juan, 8: “Si se mantienen fieles a mi palabra, serán realmente discípulos míos, conocerán la verdad y la verdad los hará libres”.

    De los Hechos de los Apóstoles, 4 y 20: “La multitud de los creyentes tenía una sola alma y un solo corazón. Nadie consideraba sus bienes como propios, sino que todo lo tenían en común… “No he deseado dinero, oro ni ropa de nadie; saben por experiencia que estas manos han ganado lo necesario para mí y mis compañeros”.

    San Pablo, ICor 11: “…en cristiano ni hay mujer sin el hombre ni hombre sin la mujer, pues lo mismo que la mujer salió del hombre, también el hombre nace por la mujer, y todo viene de Dios”

    Nuestros valores culturales, a partir de la identidad nacional, sufren hoy día un profundo deterioro, que ponen en peligro la existencia familiar, a causa del aborto y el homosexualismo, promovido por el neomalthusianismo, novedad de la teoría malthusiana de la población, según la cual el crecimiento poblacional tiende a moverse en progresión geométrica; mientras los bienes para alimentarla, lo hacen en progresión aritmética. Teoría que careció de base científica porque ignoró la productividad.

    EN RESUMEN:

    El aborto, el homosexualismo, promovido por el neomaltusianismo, no disminuyen el incremento poblacional; y sí constituyen un atentado contra la existencia de la raza humana, puesto que los muertos no resucitan, ni de dos seres del mismo sexo se obtiene una nueva vida.

    En cambio, la integralidad de los valores: educación, equidad, ecología, humanismo, enraizados en la comunidad familiar, representan el progreso de la humanidad.

    Es un deber de todos los comunicadores: padres y madres de familia, maestros, directores de programas de tv, radio, redes sociales, sacerdotes, pastores, participar de la educación integral. ADH 850

    Lectura Orante

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    CAMPAÑA: "NOCHES DIGNAS"