• Noticias

    jueves, 10 de diciembre de 2020

    ¡Laboratorio de Fraternidad!

    Educación | Pedro María Orbezua, fsc



    ¡Que la Escuela vaya bien!

    La Escuela: ¡Laboratorio de Fraternidad!

    No pudo ser el 14 de mayo del 2020, porque el Covid-19 dijo que nanay, es decir, ni hablar. Pero sí ha sido viable, aunque de manera virtual, el 15 de octubre del 2020. ¿A qué me refiero? Al evento mundial -convocado por el Papa Francisco- que ha tenido como tema: “Reconstruir el Pacto Educativo Global”.

     

    En su carta de convocatoria nos aclaraba: “Hoy más que nunca, es necesario… reconstruir el tejido de las relaciones por una HUMANIDAD MÁS FRATERNA”.

    A propósito del proverbio africano que reza: “Para educar a un niño, se necesita una aldea entera”, propone construir una “aldea de la educación” donde encontrar la convergencia global para una educación que sea portadora de una alianza entre todos los componentes de la persona: entre el estudio y la vida; entre las generaciones; entre los docentes, los estudiantes, las familias y la sociedad civil con sus expresiones intelectuales, científicas, artísticas, deportivas, políticas, económicas y solidarias. Una alianza entre los habitantes de la Tierra y la «casa común», a la que debemos cuidado y respeto. Una alianza que suscite paz, justicia y acogida entre todos los pueblos de la familia humana, como también de diálogo entre las religiones”.

     

    Parece que señalo un punto y aparte, un cambio de tema, al recordar que en diciembre celebramos la navidad, pero no es lo que parece. Tiene que ver con el recuadro de más arriba. Confíen y continúo.  Gracias. ¿Pero qué celebramos? Para nosotros, los cristianos, debería estar más que claro. Por si acaso, démosle una repasadita. Recupero, para ello, el envite del Papa Francisco: ¡Por una Humanidad más fraterna!

    La pasión de Dios -Comunión de Amor- es la Fraternidad. Y ese su proyecto está tatuado de manera indeleble en el hondón del ser humano. ¡Somos a su imagen y semejanza! Sin embargo, pareciera que la astuta serpiente del mito del paraíso se nos enrosca en el corazón y zancadillea y amenaza y trastabilla, el sueño común de la humanidad, y nos trasforma en malhadados “caínes”… Estoy convencidísimo de que lo más difícil de la existencia es ¡la convivencia! Qué paradoja: “Te extraño, te necesito, te amo, Fraternidad”. Y ahí mismo la asesinamos. ¡Ni pies ni cabeza! Así que Papi-Mami-Dios-Diosa, nos echó un cable porque, al fin y al cabo, somos sus hijos amados, sus hijas amadas. Y decidió -audacia insólita: ¡no cabe el mar en el hoyo que abrimos en la playa!- hacerse uno “de” y “como” nosotros en un bebito, Jesús, que irremediablemente tuvo que “crecer”, “construirse”, “humanizarse”… Era la manera de revelarnos -y así mató dos pájaros de un tiro- quién y cómo es Él, y quién y cómo es el auténtico ser humano en camino a la plenitud.

    El poeta francés Charles Péguy nos habla de un doble movimiento. El primero, en palabras del “Ángelus”, “El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros”. No es suficiente, requirió un segundo paso, “aprojimarse” a los otros para hacerse su “HERMANO”.

    Y nosotros, igual:  crecemos en “humanidad” en la medida que crecemos en “hermandad”.  Está escrito, y es válido para quienes hoy y ahora habitamos este planeta tierra, más allá de que nos declaremos creyentes, agnósticos, ateos: “Todos ustedes son hermanos” (Mateo 23, 8). Jesús explicita una verdad que ya anida -por recalcarlo no quede- en el paisaje purísimo, incontaminado, recóndito, de cualquier hombre y mujer.

    En Navidad se trata, pues, de que Dios en Jesús, nos llama y convoca a abrir sendas, caminos, carreteras, autopistas, para que esa “humanidad más fraterna” se haga palpable realidad. Y esa tarea la debemos llevar a cabo en la Escuela, convirtiéndola -en palabras del H. Pierre André Gautier- en “Laboratorio de fraternidad”.

    ¡Felicísima Navidad! ¡Dios en Jesús, Humano y Hermano! Nosotros también, día a día, más Humanos y más Hermanos. Haciendo de nuestras Escuelas, Escuelas de Fraternidad. ADH 851

     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Evangelización

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Lectura Orante

    Entradas populares