• Noticias

    lunes, 11 de enero de 2021

    Los refranes y la fe

    Cultura y Vida | Sandy Yanilda Fermín

     


    Los refranes y la fe

     

    Para este artículo tuve unos cómplices muy fenomenales y especiales para mí: mis padres. Duramos horas reconstruyendo el tema entre los tres y disfrutando de una charla muy amena. Nos surgió la inquietud: ¿quién inventó los refranes y desde cuando comenzaron a utilizarse?  ¿Cuáles libros de la biblia podríamos asociarlos y en cuales contextos lo podríamos encontrar?

     

    Nos tropezamos con que, tanto en el antiguo testamento como Jesús, utilizaron los refranes. También en la Edad Media por el rabino Sem Tob de Carrión y Don Juan Manuel. A nivel familiar, nuestros padres y abuelos transmiten los refranes de generación en generación al momento de educar a los hijos, comunicando una enseñanza y valores hermosísimos como lo aprendí yo de mis padres.

     

    Dejamos nuestra reflexión sobre algunos refranes que hemos comparado con valores y actitudes de la fe cristiana:

     

    Haz bien sin mirar a quién: ¿Se acuerdan del buen samaritano? (Lc 10, 25-37). ¿y los que ayudaron a María y a José cuando llegaron a Belén?  (Lc 2,1-7). ¿Y También se acuerdan de la viuda de Sarepta? (1Reyes, 17-8-24). Recuerdo siempre este refrán, mi madre siempre solía decirlo cuando éramos pequeños y yo se los digo hoy a mis hijos. Debemos ayudar, independientemente de quienes sean.

     

    A quien madruga, Dios lo ayuda. Este y el refrán anterior son mis favoritos. ¿Recuerdan a María Magdalena cuando se le levantó de madrugada para ir al sepulcro a visitar el cuerpo del señor? (Juan 20:1 y Mt16, 1-8). Aprendimos a levantarnos temprano por mi madre. Ella es súper responsable y puntual. Me levantaba temprano a ayudarla cuando salía a trabajar.

     

    Cuando el río suena, agua lleva. Jesús siempre ha sonado. Comenzó a sonar desde antes de nacer. Se hizo muy famoso, en su vida pública con el primer milagro de la boda de Canaán (Juan 2, 1-12). La noticia corrió por doquier. Murió, resucitó y aun resuena su voz. Hay muchos profetas que sonaron y uno de ellos, fue Daniel, “se hizo famoso en su pueblo” (Daniel 13, 64), por actuar en favor del bien.  ¿Y yo como sueno en mi comunidad? Y nosotros, ¿la gente nos quiere, o nos tiene miedo?  Vamos a sonar para bien en el nombre de Jesús y a levantar su nombre en alto.

     

    Ojo por ojo y diente por diente. En éxodo 21, 24 y en Mateo 5,38 vemos este refrán. Nosotros los cristianos debemos aprender de Jesús, quien nunca aplicó este mensaje e invitó al amor. ¿Cómo aplico la Justicia donde me desenvuelvo? ¿Cómo lo aplico en mi familia?

     

    El día más claro llueve:  Este refrán mueve a la esperanza. ¿Cuándo imaginaba Ramsés que Moisés volvería con un plan de Dios para liberar su pueblo? Por el poder de Dios, se abrió en dos el mar Rojo, el pueblo cruzó y al otro lado, le esperaba un cielo abierto, un cielo azul lleno de esplendor: La libertad. (Éxodo 5, 1-9).

     

    Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente. ¿Se acuerdan de las 10 vírgenes? ¿Las que se quedaron dormidas y las que tenían aceite para esperar al novio? Nos invita a que no sabemos el día ni la noche que llegue el señor a nuestro encuentro, debemos estar en vela, despiertos y preparados. (Mateo 25, 1-13).

     

    Si no puedes con el enemigo, únete a él.  Amen a sus enemigos, y recen por los que les persiguen. Porque, si aman a los que los aman, ¿qué mérito tendrán? (Mateo 5,43-48). Ojalá que también nosotros, escuchemos a Jesús y amemos a nuestros enemigos como lo hizo él.

     

    El pasajero se conoce por la maleta. La humidad de Jesús. En varios versículos de la biblia encontramos que se habla de la humildad, tales como: 1Pedro 5, 5 y Filipenses 2, 5-8. El mismo Jesús fue el modelo por excelencia cuando les lavó los pies a los discípulos. “Porque yo les he puesto el modelo, que, así como yo hice con ustedes, ustedes también deben hacerlo” (Juan 13, 12-15). Cuándo estoy fuera de la iglesia, ¿cómo me reconocen? ¿Cómo me comporto? ¿Mantengo la humildad?

     

    ¿Dime con quien anda y te diré quién eres? Y el que se junta con cojo, al año cojea. ¿Recuerdan la Historia de Susana, hija de Helcías quien se casó con Joaquín? Ella estaba en su casa en el jardín y dos ancianos que fueron designados jueces, la iniquidad y la prevención se apoderó de ellos y quisieron aprovecharse de Susana. Los llevan al tribunal, Daniel los interroga y descubre el embuste. Todos se dan cuenta de la falsedad de los dos viejos y la pena que ellos quisieron para Susana, la tendrán ellos ahora, por perjuros y calumniadores. Murieron apedreados. (Daniel13, 1-60).


    Recuerdo que mis padres, no querían que nos juntáramos con otros niños que podían dañar nuestros valores y podían guiarnos por mal camino y siempre les hicimos caso. Hoy día tenemos que darle muchas gracias a Dios por ello.

     

    Lo que más lejos tiene, es lo que más cerca ve. ¿Se acuerdan de Zaqueo, el cobrador de impuestos, el publicano? Jesús lo vio encima de un árbol y le dijo: “He venido a buscar y salvar lo que estaba perdido”. Que felicidad para Zaqueo cuándo Jesús lo vio y le dijo: “Date prisa, baja, hoy me quedo en tu casa. (Lucas 19, 1-10).

     

    Existen otros refranes que mencionaré y que me gustaría que asociemos con Jesús y la Biblia y lo hagamos en familia:

     

    • Él va adelante bebe agua limpia .
    • Arrópate hasta donde las sabanas te dan.
    • El que ríe último, ríe major.
    • Todo lo que brilla no es oro.
    • Agua que no has de beber, déjala corer.
    • Más vale pájaro en mano, que ver un ciento volando.
    • Crea fama y échate a dormir.

     

    Estoy segura, que cuando comiences a leer este artículo, aparecerán en tu mente muchos más refranes que recuerdan: tu infancia, tus padres y los valores que esto significó en tu vida, sobre todo, el ver como Dios actúa a través de nuestros padres y nuestros abuelos que son nuestros primeros formadores en la Fe.

     

     

     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Educando

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Lectura Orante

    Entradas populares