• Noticias

    miércoles, 10 de marzo de 2021

    La Creación de Dios en Evolución


    Espiritualidad del Corazón| Hans Kwakman, MSC

     


    Espiritualidad del Corazón y la Creación de Dios en Evolución

     

    "Todo el universo material es una expresión del amor de Dios, de su inconmensurable bondad para con nosotros" (LS 84). El universo con su vasta variedad de criaturas proviene del amoroso corazón de Dios. Dios es amor y todo lo que se creó, desde el principio, hace miles de millones de años, hasta el momento presente; la galaxia más lejana y nuestro planeta Tierra, el insecto más pequeño y cada ser humano individual, todo es un regalo del amor creador de Dios. Cada criatura debe cada momento de su existencia a Dios y Dios permite que cada criatura se desarrolle de acuerdo con las leyes naturales, las suyas.

     

    El Papa Francisco escribe: “Dios está presente en lo más íntimo de cada ser, sin afectar la autonomía de su criatura, y esto da lugar a la legítima autonomía de las realidades terrenales. Esta presencia divina, que asegura la permanencia y el crecimiento de cada ser, es la continuación de la acción creadora” (LS 80). Por eso podemos encontrarnos con Dios en todas las cosas. Dios llena el universo completamente con su presencia y el universo se desarrolla en Dios. "Podemos descubrir el misterio de la presencia de Dios en cada hoja, en un camino de montaña, en una gota de rocío o en el rostro de un pobre", declara el Papa (LS 233).


    Toda la belleza que experimentamos en la naturaleza y en el arte, pero también cada expresión de amor y perdón, fidelidad y solidaridad, paz y justicia, nos muestra la belleza y el atractivo de Dios. “El Espíritu de Dios ha llenado el universo de posibilidades y por eso, desde el corazón mismo de las cosas, siempre puede brotar algo nuevo”, afirma el Papa (LS 80).


    El Papa prosigue: “La naturaleza no es más que un cierto tipo de arte, es decir, el arte de Dios, impreso en las cosas, por el que esas cosas se mueven hacia un fin determinado” (LS 80). Compara el Espíritu de Dios con un misterioso constructor de barcos, que es capaz de dotar a la madera de la fuerza necesaria para darse a sí misma la forma del barco (LS 8). Donde las ciencias naturales hablan de evolución, vemos con los ojos de la fe la fuerza impulsora del Espíritu de Dios en acción.

     

    REFLEXIÓN

     

    "La Iglesia enseña claramente que

    la teoría de la evolución científica,

    si se entiende correctamente,

    es totalmente compatible

    con la fe en Dios como creador.

     

    El Catecismo dice:

    "La pregunta sobre los orígenes del mundo y de la humanidad

    es objeto de numerosos estudios científicos.

    Nuestro conocimiento de la época

    y las dimensiones del cosmos,

    así como del desarrollo de formas de vida

    y la aparición de la humanidad,

    se ha enriquecido mucho.

     

    Estos descubrimientos nos despiertan

     aún más admiración

    por la grandeza del Creador”.

    (El Catecismo de la Iglesia Católica, 283)

     

    Pero la pregunta del significado

    del origen de la creación;

    si el universo está gobernado

    por casualidad o por Dios.

    La pregunta de por qué existe el mal y así sucesivamente…

    estas no son preguntas que la ciencia

    pueda de todos modos responder.

    La ciencia puede decirnos

    CÓMO llegan a existir las cosas en el universo,

    pero no POR QUÉ”.

     

    (David Cloutier, leer, rezar, vivir

    Laudato Sì del Papa Francisco.

    Prensa litúrgica. Versión Kindle).



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Educando

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Lectura Orante

    Entradas populares