• Noticias

    sábado, 13 de marzo de 2021

    La mujer y su independencia económica


    En Familia | Mariely Maxwell

     


    La mujer y su independencia económica
    en tiempos de COVID 19

     

    El 8 de marzo fue declarado por las Naciones Unidas, desde el año1975, con el nombre del Día Internacional de la Mujer. Ya desde el año 1911 en Alemania y otros países europeos este día era conmemorado.

     

    La razón de ser del día internacional de la mujer vio su origen en la lucha por alcanzar la igualdad entre ambos sexos. Es la búsqueda de la emancipación de la mujer. Por eso este mes de marzo quiero presentar algunos datos que ha registrado la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) en su informe del mes de febrero: “La autonomía económica de las mujeres en la recuperación sostenible y con igualdad”.

     

    “La pandemia de enfermedad por coronavirus (COVID-19) golpeó a América Latina y el Caribe en un contexto de bajo crecimiento económico y aumento de la pobreza y las desigualdades. Se prevé que los efectos económicos y sociales de la pandemia repercutirán de forma significativa en la autonomía de las mujeres”. 

     

    Así inicia el informe de 15 páginas. Realmente, hemos sido testigos de un retroceso en toda la región de Latinoamérica y el Caribe. “Según estimaciones de la CEPAL la fuerte contracción económica está afectando negativamente la ocupación y aumentando la precarización de las condiciones laborales en la región, lo que en el caso de las mujeres representa un retroceso de más de diez años en su participación en el mercado laboral. Se estima que la tasa de desocupación de las mujeres alcanzaría un 22,2% en 2020 (si se asume la misma tasa de participación del 2019), lo que implica 12,6 puntos porcentuales de variación interanual. Si se considera la representación de las mujeres en los hogares pobres, alrededor de 118 millones de mujeres latinoamericanas vivirán en situación de pobreza.”

     

    ¿Por qué la gran vulnerabilidad de la mujer? Adicional a las condiciones preexistentes de condicionar algunas posiciones sólo para hombres, con la pandemia las posiciones que tradicionalmente son ocupadas por mujeres han disminuido. Las mujeres profesionales que trabajaban fuera del hogar al trabajar en remoto y permanecer más tiempo en su residencia han disminuido la ocupación de empleadas domésticas. Lo mismo sucede en el sector hotelero por la baja ocupación.

     

    Muchos hoteles han cerrado áreas completas para disminuir la ocupación y de esa manera cumplir con las normas impuestas por los gobiernos y la OMS. El distanciamiento social, la correcta higienización y la distribución de los huéspedes sin aglomeraciones.

     

    Por otro lado, en el corto plazo, las medidas de confinamiento han obligado a muchos comercios a cerrar sus operaciones o a cambiar hacia modelos digitales. En el mediano plazo, la menor actividad económica repercutirá en los niveles de ventas y el empleo. El sector del comercio se caracteriza por concentrar una proporción importante del empleo femenino (un 21,6% de las ocupadas) y por una elevada proporción de empleo informal. Un 69,0% de estas mujeres se concentran en empresas de menos de 5 personas y un 41,1% son trabajadoras por cuenta propia. 

     

    Llevando esta información regional a la República Dominicana, vemos que el apoyo que el gobierno ha brindado con los programas quédate en casa y Fase 1 y 2, permitieron sentir menos el impacto en el país. Sin embargo, nos queda la pregunta ¿qué pasará con la mujer dominicana en el 2021 cuando estos programas sociales sean cancelados? ¿Cómo se verá afectada la micro economía?

     

    Las mujeres se caracterizan por la resiliencia. Por caer y saber levantarse. Porque en ocasiones hasta hay que aprender a caer. El 2020 se convirtió para los que antes no habíamos vivido un descalabro en la economía en un año aciago. Un terrible año para las naciones del mundo.

     

    Sin embargo, yo entiendo que la República Dominicana ha vivido en una eterna crisis. Los problemas del sector eléctrico han existido desde tiempos del inicio de la democracia moderna. Los problemas en sector salud nadie se ha dignado a solucionarlos. Los problemas en el sector educación se ha aprobado un muy buen presupuesto destinando el 4% para el sector educativo. Pero, ¿ha mejorado la educación pública? Yo me gradué en escuela y Liceo Público, pero la calidad de la educación de los años 80’s y 90’s en los pueblos podía compararse a la educación de algunos colegios. Sobre todo para los estudiantes que queríamos aprender.

     

    Ahora bien, ¿qué oportunidad tiene la mujer dominicana para salir de la pobreza extrema en el 2021? ¿Existe algún programa de inclusión laboral?

     

    El reto para toda la región de Latinoamérica y Caribe es muy grande. Es así como el informe del CEPAL señala algunas acciones que deberían tomar en cuenta los gobiernos de la región:

     

    1-      Ampliar el espacio fiscal y aumentar la progresividad de los sistemas tributarios para cautelar los recursos orientados a las políticas de igualdad de género y derechos de las mujeres.

    2-       Reactivar sectores gravemente afectados como el comercio, el turismo y los servicios, que además de redinamizar las economías tienen un potente efecto en la recuperación del empleo de las mujeres.

    3-       Promover medidas dirigidas a que el crecimiento de los sectores tecnológicos vaya acompañado por el aumento de la participación de las mujeres, prestando especial atención a la eliminación de las barreras de ingreso en estos sectores.

    4-       Contemplar estrategias de reconversión laboral para las mujeres, principalmente con miras a puestos de trabajo de la economía digital y ocupaciones que respondan a las demandas de la nueva realidad.

    5-      Prevenir la precarización de las formas de empleo atípicas y emergentes, y garantizar los derechos de las mujeres al trabajo y en el trabajo, particularmente en el empleo digital y de plataformas.

    6-       Expandir la cobertura de la protección social para abordar la situación de las mujeres en su diversidad, evitando que el acceso a prestaciones y transferencias esté sujeto a condicionalidades.

    7-       Reconocer los nuevos requerimientos para la plena participación en la educación y las demandas de infraestructura digital para el apoyo en las tareas educativas de niños, niñas y adolescentes.

    8-      Promover procesos de transformación digital incluyentes, que incorporen el acceso a tecnologías digitales (canasta básica digital), que potencien las habilidades para utilizar dichas tecnologías y que reviertan las barreras socioeconómicas, mejorando las oportunidades económicas de las mujeres.

    9-      Garantizar el acceso de las mujeres, no solo en su condición individual sino también como empresarias, a servicios y productos financieros sin que se reproduzcan sesgos de género en lo referente a evaluación de riesgo, historial crediticio, avales y garantías y tasas de interés.

     

    Entre otras acciones, todas dirigidas a lograr la inclusión de la mujer en la economía y sacarla de la pobreza extrema.



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Educando

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Lectura Orante

    Entradas populares