• Noticias

    sábado, 24 de abril de 2021

    ¡No te detengas, sigue caminando!


    Cultura y Vida | Sandy Yanilda Fermín





    ¡No te detengas, sigue caminando!

     

    Fui aspirante a la vida religiosa cuando tuve la edad de 15 años y esos fueron momentos y encuentros mágicos en el camino de mi vida. Muchas veces tuve que cruzar montañas, atravesar ríos con algunas piedras, lanzarme de cascadas con aguas de mucha precipitación, cruzar veredas con espinas, caminar descalza sobre lava caliente, estar en desiertos con una sed insaciable, dormir bajo nubes de muchas tormentas. Atravesar valles de nieblas oscuras, cerrar los ojos ante un sol que quemaba. Escuchar ruidos de estrellas y en ocasiones oír música sin cuerdas de guitarras.

     

    Siempre estuvo caminando conmigo a paso lento, un Jesús que:

     

    Aunque que tuve que nadar en contra de la corriente, me demostró que era parte de su proyecto divino para mí y también para ti.

     

    Aunque casi me canso subiendo la montaña, me hizo mirar hacia atrás y ver cinco vidas que seguían mis pasos y dependían de mí, de mi fortaleza, de mis decisiones, de mi economía y lo más importante de mi Fe y confianza en Dios, de que todo saldría bien y como nos dice filipenses 4, 13 “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.

     

    Por eso Dios nos dice a todos y te digo a ti hoy:

     

    Aunque encuentres cascadas fuertes. No te detengas. Continúa caminando.

     

    Aunque haya montañas empinadas y te canses al subir, no te detengas. Mira bien Alto. Como las águilas, Dios nos levantará. (Isaías 40, 31).

     

    Aunque el rio que cruces esté llene de piedras y te tropieces y pienses que no podrás cruzar. No detengas.

     

    Aunque cruzando la cascada tus brazos se cansen de nadar. No te detengas. Levanta tus manos, aunque no tengas fuerzas.

     

    Aunque veas estrellas que brillen y te hagas ilusiones con su hermosura, no detengas, continúa buscando la verdadera estrella que nació en Belén.

     

    Aunque en el desierto que cruzaste tuviste tentaciones, y te cansaste en el camino, no te detengas, el espíritu Santo te acompaña y está contigo donde quieras que vayas.

     

    Aunque miraste al cielo y dormías en nubes de tormentas, no te detengas, recuerdas que el único que da paz en medio de las tormentas, es Jesús.

     

    Aunque te levantaste muchas veces sin melodías en tu vida, y tu guitarra no tenía cuerdas, no te detengas, recuerda que Jesucristo es el motivo de nuestra canción.

     

    ¡Dios preserva nuestras vidas y hay que agradecerle por despertarnos todos los dias!


    1 comentario:

    1. He estado en el valle de la muerte y he podido ver la mano de Jesús sujetar la mía y decirme: no Tema yo estoy contigo. Muchas veces creemos que estamos solos, en un callejón sin salida y es ahí donde Cristo nos confirma que El es quien nos lleva en sus brazos y si permite que veamos lo grande del problema es para que sepamos de lo que El nos libra y de la Grandeza de su poder
      Grande es Dios.. A El toda la gloria.

      ResponderEliminar

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Fe y Vida

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Lectura Orante

    Entradas populares