• Noticias

    miércoles, 26 de mayo de 2021

    Comprender el terror revolucionario


    Peregrinando A Campo Traviesa | Manuel Maza





    Comprender el terror revolucionario para no justificarlo

     

     El terror revolu­cionario siempre ocurre en una si­tuación deses­perada, real o inventada. Ya el 27 de agos­to de 1791, luego de la fraca­sada huida de la familia real, los monarcas Prusia y de Aus­tria, hermano de María Anto­nieta de Francia exigían a los revolucionarios la seguridad de la familia real. Durante el 1792, el Duque de Brunswick prometió deshacer la obra de la revolución y matar a todo opositor. En septiembre de 1792, cuando los austríacos penetraban en Francia, ban­das revolucionarias exalta­das asesinaron a la mayoría de los presos de París, entre ellos, a 300 sacerdotes nega­dos a jurar la constitución. Allí murió, el beato haitiano, antiguo jesuita, Jacques Bon­naud. El 1792 se cerraba con victorias francesas en Niza, Saboya, también a lo largo del Rín y en los Países Bajos. El 1793 abrió entre negros presagios: luego de la muer­te de Luis XVI, Holanda, Es­paña, Nápoles e Inglaterra se sumaban a los enemigos de Francia. La patria peligraba. Se reclutaron 300,000 fran­ceses.

     

    En la Convención los gi­rondinos federalistas adver­saban a los centralistas jaco­binos. Mientras tanto, desde marzo, 1793 la región de La Vendée se levantó en armas contra la Convención. Se de­clararon católicos tradiciona­les, devotos del corazón de Je­sús, monárquicos y contrarios al reclutamiento de su juven­tud para las mortales guerras revolucionarias. Ese conflicto costó 500,000 vidas.

     

    La tensión aumentó el 1 abril, cuando el General Du­morriez traicionó pasándo­se a los austríacos. Seis días después nacía el comité de Salud Pública con plenos poderes para combatir a los contrarrevolucionarios. En junio de 1793 los girondi­nos fueron apresados, más tarde un grupo será guilloti­nado. Luego del asesinato de Marat por una simpatizante de los girondinos el 13 julio, 1793, el terror se acrecen­tó, no solo contra los nobles y sacerdotes refractarios, si­no contra los enemigos per­sonales e ideológicos del ja­cobino Robespierre. Cayeron su rival Dantón y los heber­tistas, promotores de refor­mas sociales. Varias ciuda­des se levantaron contra la París jacobina, entre ellas, Lyon, la segunda ciudad de Francia, Burdeos y Marsella. La represión fue implacable. Lyon sometida por Fouché fue rebautizada “Ciudad li­berada” y una tarja avisaba: “Lyon declaró la guerra a la libertad, ya Lyon no existe”. Francia derrotó a sus enemi­gos externos. El Incorrupti­ble Robespierre logró aterro­rizar hasta sus partidarios. Evaluemos el terror.

     

    Publicado en: Listindiario.com.do

    https://listindiario.com/puntos-de-vista/2021/05/25/671948/comprender-el-terror-revolucionario-para-no-justificarlo

     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares