• Noticias

    sábado, 3 de julio de 2021

    A ustedes, maestras y maestros


    Actualidad | Melania Emeterio Rondón




    A ustedes, maestras y maestros

     

    El calendario dominicano contiene varias fechas declaradas no laborables para que de este modo se sienta con mayor fuerza la significación que poseen. El 30 de junio aunque es día laborable, tiene el peso de la grandiosidad y el mérito que corresponde al Día del maestro y de la maestra. Esta fecha la considero honorable en su significado más entrañable, pues alude a un colectivo de mujeres y de hombres que a nivel nacional asumen la digna tarea de enseñar y / o acompañar el proceso de aprendizaje de la población estudiantil pública y privada. Este ejército no hace un acto grandioso en particular, sino que grandioso es su quehacer todo el año, sin hacer alarde ni exposición pública de nada.

     

    Por segunda vez, y en forma consecutiva, el Día del Maestro y de la Maestra ha sido permeado por un escenario nacional e internacional marcado por el virus Covid 19, tan mortífero como expansivo. Fruto de este virus han fallecido muchos docentes. El quehacer educativo ha recibido un fuerte revés al ser interrumpida la presencialidad, soporte del ejercicio interactivo, donde maestras / os establecen nexos de compenetración y seguimiento no solo a los contenidos curriculares, sino en ese empeño humano / sensible para que nadie, en el aula, se quede atrás. Ahora la docencia ha tenido que montarse en el carruaje de lo virtual o la semipresencialidad como respuesta a lo que manda la hora.

     

    Porque se viven tiempos difíciles es que percibo la importancia de que en tiempos así, maestras y maestros, valorizando su quehacer, tomen la sabia decisión de ir al depósito luminoso legado por nuestros antepasados, y recibir de allí la luz y la sabiduría para visualizar buenas nuevas en perspectiva. Otro recurso motivacional es recordar hechos importantes en el desempeño. El Día del Maestro y de la Maestra del pasado año, con la intención de elevar la autoestima del sector magisterial, hicimos un recuento de logros adquiridos por el magisterio bajo las directrices de su organización sindical (A D P) que contribuyó, en gran manera, a que al docente se le respetara y valorara un poco más. Recuérdese que esa lucha, y sus resultados, fueron ejemplos que quisieron seguir otros gremios.

     

    Hoy, siguiendo la misma línea de fortalecer la autoestima del y la docente, en este tiempo de pandemia generadora de depresión, pereza mental, distanciamiento social, y enfermedad, hay que colocarse por encima de las circunstancias utilizando los recursos adecuados. Les invito a buscar las historias de grandes personajes de la educación dominicana que nos han dejado una extraordinaria herencia no solo con su labor educativa dentro de las aulas sino, asumiendo iniciativas y posturas que vigorizaron su ejercicio de ciudadanía.

     

    Salomé Ureña, por ejemplo, no solo elevó la educación de la mujer, sino que fue la gran poeta que plasmó en sus versos un sentido de identidad nacional, dolor por la patria, amor a la naturaleza, al progreso, y una línea de pensamiento que no morirá jamás: la fe en el porvenir. Ella también regaló a la República Dominicana y al mundo hispanohablante uno de los más extraordinarios hombres de las letras y las humanidades: el universal Pedro Henríquez Ureña.

     

    Posterior a Salomé Ureña, y tocada por su luz y sentido del progreso, el país parió a la maestra Petronila Angélica Gómez, una feminista que organizó a las mujeres de su provincia, San Pedro de Macorís, en procura de sus derechos civiles y sociales. Fue de ella la expresión de que “La mujer es, por su sensible condición espiritual, la más llamada a señalar a la generación que se levanta en medio de esta desoladora condición política social que atraviesa nuestra patria, el derrotero salvador”. Petronila fue la creadora de la revista “Fémina”, y Junto a otras mujeres/ maestras, organizó actividades de repudio a la Primera Intervención Norteamericana a nuestro país.

     

    Siempre que aflore el 30 de junio debe estar presente la invitación a beber de la fuente de una maestra como Emilia Abigail Mejía, pionera del feminismo dominicano, creadora de la organización El “Club Nosotras”. Abigail se desarrolló en el campo de las letras, y escribió novelas, cuentos, ensayos, crítica literaria, y un ideario feminista. Se destaca su actitud de polemizar contra todos aquellos que hacían críticas negativas contra el feminismo, los derechos de la mujer, y muy especialmente contra las promotoras de esos derechos. Otras maestras de grandes méritos, y a cuyas fuentes debemos acudir para poblar de grandeza el imaginario, son Ozema Pellerano, Consuelo Nivar, Socorro Sánchez, Leonor Feltz, Ercilia Pepín, y otras.

     

    Finalmente, maestra, maestro, celebrando la llegada de su día, pongo punto final a esta entrega que a ustedes dedico, haciendo mención de otra mujer que al ser contactada por ustedes, seguramente sentirán la fuerza de esa herencia, y la invitación a serle fiel. Se trata de Carmen Natalia Martinez Bonilla, mujer valiente y aguerrida. Ha sido considerada como una líder del exilio dominicano en Puerto Rico contra el gobierno tirano de Rafael Trujillo. Su anhelo de libertad le condujo a vivir, sin echar para atrás en permanente riesgo. Además de su ferviente patriotismo, esta honorable desarrolló una destacada labor literaria que se plasmó en la escritura de tres poemarios, dos novelas, himnos, cuentos infantiles, y obras para el teatro.

     

    Maestras y maestros, a ustedes que han sabido dar, dedicarles quiero solo dos estrofas del poema de Carmen Natalia cuyo título es “La Mano Que Da”.

     

    Tiéndese la mano con ternura inmensa/ palpitante y llena de dulce bondad,

    tiéndese y ofrece su caricia blanda/ Es mano que da.

    Señor, yo te pido que a mis pobres manos/ huérfanas de olores y de suavidad,

    les des la bendita gracia con que ungiste/ la mano callada del que sabe Dar…!

     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    La Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares