• Noticias

    viernes, 9 de julio de 2021

    Hacia un Pacto Educativo Global

    Actualidad Mundial | Maricruz Howley/ADH

     


    Pacto Educativo Global: Un camino para otro mundo posible


    Mauricio Oropeza, director interino del Centro de Acción Pastoral y Redes del CELAM, quien considera que la educación generalizada y todos los estamentos de la Iglesia Católica que trabajan en busca de reconstruir la sociedad y anunciar un camino para otro mundo posible destaca que desde este tiempo la Iglesia afirmaba fuerte y claro el sentido universal de la educación con peso y valor éticos innegociables por su valioso aporte a la sociedad en la construcción de ciudadanos para un mundo justo y solidario en el que se reconozca y respete la diversidad.

     

    "Toda persona tiene derecho a la educación… La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz".

     

    El Papa Francisco ha propuesto el Pacto Educativo Global – PEG como medio para dar cabida a las diferentes miradas donde la diversidad sea expresión viva del rostro pluriforme de Dios mismo y funja como mecanismo de contraposición ante los muchos proyectos de muerte diaria que pesan sobre tantos hermanos y hermanas de nuestro tiempo. Es un medio para la liberación al camino de la gracia negada a tantos hombre y mujeres de todo el mundo como consecuencia de la inequidad estructura inmisericorde que se acrecienta.

     

    El PEG nos dice el Papa es una “invitación para dialogar sobre el modo en que estamos construyendo el futuro del planeta y sobre la necesidad de invertir los talentos de todos, porque cada cambio requiere un camino educativo que haga madurar una sociedad universal y una sociedad más acogedora”.  En este Pacto en construcción, el ser humano y todo ser humano, y su inalienable dignidad como tal, debe estar inexorablemente en el centro. 

     

    Para lograr el PEG necesitamos reconocer la igualdad de dignidad de todas las personas, hacernos pequeños, servidores que podamos entender el llamado a la construcción de un mundo donde la educación no sea negada y podamos vivir como verdaderos hermanos y hermanas como lo propone la Fratelli Tutti.

     

    La educación debe superar toda actitud de superioridad o privilegio donde se escuchen las voces de todo el pueblo y que la educación se convierta en un puente, sobre todo para los más vulnerables y que puedan alcanzar una vida en abundancia. La educación conlleva solidaridad, capacidad de pensamiento integral, profunda y espiritual que busque mejores relaciones humanas.

     

    El PEG busca afirmar la expresión política que favorezca el diálogo interdisciplinario, la afirmación a la diversidad con un cambio de corazón en cada persona para una nueva comunidad que abra nuevos caminos para una reforma social que nos ayude a alcanzar el sueño que Dios tiene para toda su creación y para todos sus hijos e hijas.


    En la Declaración sobre la Educación Cristiana de la Juventud en octubre de 1965 del Concilio Vaticano II – CVII, hace más de 55 años, nos dice: “Todos los hombres, de cualquier raza, condición y edad, por poseer la dignidad de persona, tienen derecho inalienable a una educación que responda al propio fin, al propio carácter, al diferente sexo, y acomodada a la cultura y a las tradiciones patrias, y al mismo tiempo, abierta a las relaciones fraternas con otros pueblos, para fomentar en la tierra la unidad verdadera y la paz”.

      

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    La Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares