• Noticias

    Francisco visita Santuario de Fátima

    Viaje del Papa a Fátima


    Visita del papa Francisco a Fátima, Portugal  
    Francisco llegó al Santuario de Fátima para celebrar los 100 años de las apariciones de la Virgen y canonizar a dos videntes. Es su viaje número 19, el primero fue a Brasil, para la Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro.
    45.000 peregrinos se dirigen a pie al santuario portugués de Fátima. La cifra solo registra las peregrinaciones organizadas y comunicadas, por lo que el número podría ser mayor.
    El cardenal Ricardo Blázquez, arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), y el cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, representarán a la CEE en el viaje.
    Estará presente también Lucas, el niño brasileño curado en 2013, gracias a un milagro obrado por los dos hermanos pastores de Fátima. Su familia rezó a Nuestra Señora de Fátima para pedir la curación. El niño estaba en coma cerebral y recibió el alta a los tres días.


    La Iglesia portuguesa en cifras
    • Casi 9 de cada 10 portugueses son católicos
    • 49 obispos, 3.431 sacerdotes y 4.840 religiosos
    • 58.962 catequistas sirviendo en 4.424 parroquias
    • 847 centros educativos católicos, con 115.000 alumnos en colegios católicos

    El Papa en Fátima
    "Escuchar la voluntad de Dios"


    "Las apariciones son revelaciones privadas"
    "Aceptar los mensajes de las apariciones no pertenece a los artículos del credo"
    El teólogo Jesús Espeja, en un artículo aparecido en Religión Digital, mediante preguntas y respuestas, responde a la cuestión de las apariciones en la fe de la Iglesia.
    (Jesús Espeja op).- La visita del papa Francisco a Fátima es buena oportunidad para tocar este punto. Muchos devotos acuden al lugar de las apariciones mientras que la jerarquía eclesiástica aprueba y promueve el culto en esos lugares. Dejando a un lado en qué consisten las apariciones y la verdad de las mismas, es importante apuntar algunas claves para juzgar su valor y el sentido que pueden tener.
    El desarrollo de la Iglesia está regulado por la Palabra transmitida en la tradición viva en la realidad histórica. La comunidad cristiana se mantiene fiel a esa Palabra gracias al Espíritu que continuamente la rejuvenece. Y esa fuerza del Espíritu fructifica en distintos carismas: el institucional que garantiza la continuidad en la tradición , y el carisma profético que sacude y moviliza para que la comunidad cristiana no se duerma y no se instale mientras va de camino.
    En este ámbito profético se sitúan las apariciones. Son revelaciones privadas cuyo cometido no es definir nuevos dogmas, dirimir cuestiones doctrinales, ni ofrecer nueva moral. Sus mensajes deben ser interpretados como solicitud amorosa, llamadas de atención para que la comunidad cristiana reanime y actualice su vocación evangélica. Ya refiriéndonos a las pariciones de la Virgen María, vienen a ser expresiones de "su colaboración para restaurar la vida sobrenatural de las almas" (Vaticano II).

    ¿Qué valor tienen las apariciones?
    Teológicamente, el "Abba" revelado en la conducta histórica de Jesucristo no está en su trono del cielo e interviene sólo de cuando en cuando, arbitrariamente, para llamarla atención con fenómenos extraordinarios. Está más íntimo a nosotros mismos y a toda realidad como dándose como amor y dando vida. Luego, en las apariciones de la Virgen más importante que los fenómenos extraordinarios, es la escucha de la voluntad de Dios en su mensaje.
    Cristológicamente. El camino para nuestra realización humana o salvación es la conducta histórica de Jesucristo. Luego todas las demás revelaciones tienen que abundar en el seguimiento de Jesús: Dios amor, apuesta por la fraternidad, y compasión eficaz ante las víctimas. El mensaje de las apariciones no es aceptable como buena noticia de Dios si respira sentimientos de condena, venganza o discriminación. Es verdad que hay en la predicación de los profetas bíblicos llamadas duras de atención, incluso amenazas, pero están inspiradas en el amor. Los "ayes" de Jesús contra los arrogantes soberbios no son maldiciones sino lamentos de un amor no correspondido.
    Desde la eclesiología, aceptar los mensajes de las apariciones no pertenece a los artículos del "credo". Por lo demás cuando los obispos autorizan e incluso promueven la devoción y culto que se da en el lugar de las apariciones, no están asegurando la verdad o autenticidad de las mismas. Es una especie de "nihil obstat" que no compromete para nada la autoridad de la Iglesia. Más bien ella desde el "credo" es criterio de juicio sobre la verdad y mensaje de las apariciones.

    Canonización de Francisco y Jacinta
    Francisco canonizará hoy sábado 13 de mayo a Francisco y Jacinta, los pastorcitos de Fátima. Significa que son propuestos como modelos de vida cristiana. No son los primeros en subir a los altares, ni serán los últimos.
    La edad no es un impedimento en el Código de Derecho Canónico, que sí pide demostrar la santidad de una vida ejemplar y, posteriormente, sendos milagros, pero hay dudas entre teólogos: ¿Se puede canonizar a un niño?
    La interpretación del caso de los pastores de Fátima, la explica Jesús Bastante de la siguiente manera:
    “Sin embargo, la Iglesia, con las canonizaciones, va más allá de la santidad o de la inocencia, apuntalando un modelo de vida y aceptación de la voluntad divina. Lo cierto es que la nómina de los niños elevados es bastante amplia, aunque la práctica totalidad lo fueron siendo mártires, con lo que la canonización de Jacinta y Francisco supone una cierta novedad, en lo que supone que Dios se sirvió de ellos para obrar milagros”.
    “Y es que, más allá de la canonización de estos menores, el propósito del Papa Francisco es el de llamar la atención acerca de los pequeños que, cada día, sufren el martirio de una vida con los derechos vulnerados, azotados por el trabajo esclavo o que padecen los abusos sexuales, en algunos casos a manos de eclesiásticos. "Con los niños no se juega" ha subrayado, en más de una ocasión, Bergoglio, quien seguramente no evitará esta cuestión en la homilía de canonización”.

    Ir al artículo completo>>

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...